La cara oculta de Medjugorje (I)

Virgen mía, ¿¡qué están haciendo contigo!? (De la homilía del obispo Zanic, homilía con ocasión de la Confirmación en la parroquia de Medjugorje, 25 07 1987)

Creo que me encuentro entre los que pueden hablar sobre este tema. Durante treinta años he apoyado la “causa” de Medjugorje, de una manera más o menos explícita. Es verdad que me basaba solamente en unos cuantos puntos, oración, conversión, vida sacramental, Escritura, penitencia. Otras cosas no me interesaban y pasaba de entrar en los temas que consideraba superficiales. Pero precisamente hace un par de semanas, con ocasión de mirar un libro recientemente escrito sobre este fenómeno, cuyo autor defiende por completo la autenticidad de las apariciones, y que data sobre muchos acontecimientos de los primeros años de estos sucesos, que de alguna manera yo también viví con mucha intensidad, me puse a reflexionar a fondo sobre este tema. Entonces, por fin consulte el libro Ogledalo Pravde (Espejo de Justicia) editado por la diócesis de Mostar (de la que depende Medjugorje), y que me regaló el actual obispo de Mostar, mons. Ratko Peric, en el transcurso de una entrevista realizada por otros motivos. De eso hace ya unos ocho o nueve años. Lo curioso es en todo eso, que debido a mi convicción a priori sobre este fenómeno, y conociendo la postura (pero no los argumentos) del obispo Peric, yo sencillamente no leí ni una página de ese libro. (Eso es también una muestra de la capacidad que tiene la convicción, o si se quiere ideología, en anular los argumentos de la razón, y como luego veremos, también de fe.) Sin embargo, ese libro contiene precisamente los argumentos que motivaron al entonces obispo de Mostar, Pave Zanic, en tomar postura contraria respecto a la autenticidad de las apariciones. Debe constar también que al principio el obispo Zanic estaba reservado respecto a las apariciones, sin tomar una postura definida, pero eso no le impedía realizar decidida defensa de los videntes y el clero implicado frente a las persecuciones injustas de autoridades comunistas de entonces. Ogledalo Pravde contiene también la información actualizada respecto a este fenómeno hasta el año 2001, es decir, el período en el cual se hace referencia a la postura y argumentos del actual obispo de Mostar (nombrado obispo en el 1992).

Necesitaré bastante post sobre este tema. Es muy importante. Toda su importancia la comprenderéis una vez publicados todos los post (¿20?, no lo sé). Debo advertir una cosa antes de empezar. A veces se utilizan argumentos en contra realmente irracionales, debido a la pasión que suscita este tema. Eso es indigno. Los argumentos existen, y se deben publicar. Pero no falacias. Como por ejemplo una supuesta matanza de más de cien personas por el tema de alojamiento de peregrinos. Todas esas cosas no sirven a la verdad. Yo me basaré fundamentalmente en el diario de las apariciones recogido por el guía espiritual de los videntes en los primeros años, fra Tomislav Vlasic (ya ex – fra ) y entregadas al obispo, crónicas cuya copia por supuesto está en posesión de la diócesis de Mostar, y cuyos extractos están publicados en Ogledalo Pravde. Y por supuesto, en otros documentos auténticos. Además, lo publicado en estos post será comunicado al obispo Peric y a un miembro de la Comisión actual, Cardenal Puljic.

Por último, a los católicos de Bosnia-Herzegovina, el pueblo constituyente más perjudicado en este país, y camino de ser una minoría, les vienen bien ingresos por el turismo, también religioso. Pero este turismo se debe basar en la verdad, y si venís por Medjugorje, os invito a que lo hagáis desde la fe de la Iglesia, no dando valor que no tienen a las supuestas apariciones de la Virgen. Me alegra que con vuestro gasto ayudéis a este pobre país, seguid viniendo, pero no hagáis daño a la fe de la Iglesia, ni a vuestra propia, que debe ser la misma.
Empezamos.

Caso de fra Ivica Vego y fra Ivan Prusina

(Vídeo en el que aparecen fra Ivica y la vidente Vicka)
Quizás se trata de los casos más sangrantes de todo el fenómeno. Es un caso que hizo saltar la alarma al obispo Zanic. ¿De qué se trata? El decreto Romanibus Pontificibus de 1975 sobre la división de las parroquias en Herzegovina, dado por el Papa Pablo VI, se encontró con la resistencia de varios franciscanos. Entre ellos se encontraban los franciscanos mencionados. Recuerdo perfectamente una homilía del año 1980, en la que fra Ivica Vego azuzaba en contra del obispo por este tema. El obispo le ordena abandonar Mostar, le exige ir a otra parroquia de Herzegovina. El fraile no acepta y el obispo le retira la licencia para celebrar la misa y confesar. Sin embargo, seguía celebrando misa en alguna capilla en la periferia de Mostar.

¿Dónde está la gracia? En el hecho de que, una vez empezadas las apariciones, fra Ivica le pide a una vidente, Vicka Ivankovic, a que pregunte a la Virgen si debe obedecer al obispo. ¿Tiene gracia el asunto, verdad? Nada más por el hecho de preguntar algo así, te mueres de risa… y de pena. ¿Pero qué espiritualidad tenían los que acompañaban a los videntes en esos momentos? Cero patatero. ¿Es que somos una Iglesia de las apariciones, de videntes, de oráculos, de qué…? Para flipar.

Bien, la gracia sigue. Vicka le hace la pregunta a la Virgen, una, dos, tres,… he oído hasta ¡17 veces! durante los primeros años (traduciré algunos casos de esos, debidamente documentados). La respuesta, en resumen: que os quedéis. Eso no supera el más mínimo examen de espiritualidad mística. Lo que tendría que decir en esos momentos el director espiritual de Vicka, es que le diga a esa aparición: “¡Apártate Satanás!”

Pero nuestro fra Ivica hace caso al oráculo,… se queda en Mostar. Adelantaré algo, el post empieza a ser muy largo. Adelantaré como terminó fra Ivica. Siguió en Mostar, haciendo frecuentes viajes a Medjugorje. Allí se ponía a vender los recuerdos de Medjugorje en los espacios parroquiales. Muchas veces al lado de una novicia, que era considerada como una persona muy espiritual. Esta aspirante a la vida religiosa se quedaba en el recogimiento después de la misa de una manera ejemplar, a mis amigos le llamaba atención su delicada y ejemplar personalidad y espiritualidad. Pues bien, un poco de empatía, alguna sonrisa, una cerveza como él mismo reconoció (en Herzegovina se servían sobre todo en ese tiempo en los envases de medio litro)… y la religiosa se quedo embarazada. Dejaron definitivamente sus órdenes religiosas, se casaron al cabo de un tiempo. Viven actualmente en Italia, creo que tienen cinco hijos.
To be continued.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s