Los argumentos de “arguments”

Dios es aquello que tiene (San Agustín, La ciudad de Dios, XI, 1)
O sea, no solamente es bueno, es la Bondad, y lo mismo pasa con la Justicia, el Amor, y con otros atributos que lo describen.
En otras palabras, el cómo define en él el qué. El modo define la esencia.
Con el hombre no ocurre lo mismo, es la criatura, pero también nos es natural que el modo de su actuar hable de su ser.
Por eso considero que el modo en el que se transmite un mensaje, llega a formar parte de alguna manera de su esencia.
La sociedad de hoy está abrumada, saturada, aburrida con los mensajes anticristianos, con los mensajes en los que es el vicio y la podredumbre lo que se propone. Pocos, pocos son los testimonios contrarios, sea porque no hay muchos que los vivan, sea porque no se les permite estar presente en los medios de comunicación.
Un grupo de jóvenes que trabaja en una excelente, de tantas páginas muy buenas que hay, web de contenidos cristianos “arguments”, se ha propuesto llegar a sus coetáneos su forma de el mundo, de vivir en cristiano simplemente, de la mejor manera que lo supieron hacer. Y creo que lo hicieron bastante bien, tanto que lo recomiendo a los padres, catequistas, educadores, como ejemplos de “ganchos” de cuestiones siempre actuales, de las que se habla por activa y por pasiva, para que les pueda servir en el tratamiento de las cuestiones tan importantes para jóvenes y no tan jóvenes, como es el por qué creer, celibato, moral sexual, etc.
Como se dice en un vídeo, la doctrina católica se encuentra en el Catecismo, pero la cuestión es: ¿y qué dice usted? O, ¿cómo lo dice, a ver qué tal?
En una conferencia reciente sobre la comunicación, Juan Manuel Mora, vicerrector de la Un. de Navarra subrayaba: “Tomás de Aquino afirma que hay dos tipos de comunicación: la locutio, un fluir de palabras que no interesan en absoluto a quienes escuchan; y la illuminatio, que consiste en decir algo que ilustra la mente y el corazón de los interlocutores sobre algún aspecto que realmente les afecta.”
Me decían hace poco unos padres, no muy cristianos, al menos no “practicantes” por mucho que me moleste utilizar esa palabra, que en estas JMJ ellos vieron algo diferente en estos jóvenes, veían la ilusión, ganas de hacer cosas, veían su alegría no fingida. Y decían que querían eso para su hija, así de simple.
La naturalidad y la alegría no se pueden fingir, se traslucen con bastante facilidad. Como decía el Cardenal Ratzinger: : “La fuerza con que la verdad se impone tiene que ser la alegría, que es su expresión más clara. Por ella deberían apostar los cristianos y en ella deberían darse a conocer al mundo”. Creo que precisamente esa es la fuerza de estos vídeos, creo que lo pueden entender aquellos a los que está destinado el mensaje.
La gente no es tonta, o, por lo menos, no es tan tonta. No es tan difícil ver dónde hay autenticidad, dónde hay “gancho” y el interés.
Dios siempre sorprende, los que aburren somos nosotros. No es verdad que los jóvenes ya no oyen a Dios, que ya no son capaces de seguirlo. Si las cosas se hacen bien, no faltarán en la viña del Señor. Aquí tenéis algunos, que Dios los proteja y bendiga.

Más vídeos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s