La obra de María Valtorta

A mis manos llegó por primera vez un libro de María Valtorta allá por el 1983. Desde entonces somos unos amigos inseparables. Eso en cuanto a mi afinidad personal. Antes que nada, reproduzco aquí un artículo sobre el mismo tema realizado por el Padre Jordi Rivero, con el que coincido plenamente.

María Valtorta nació en Italia en 1897 y murió en 1961 sin haber jamás visitado la Tierra Santa ni cursado estudios teológicos. Sin embargo, entre los años 1943 y 1950, escribió extensamente sobre temas de religión. Su mas conocida obra, El Poema del Hombre Dios, de 5 volúmenes, relata la vida de Jesús y de María Santísima. Es, sin embargo, objeto de controversia y se deben leer con cautela.
El Cardenal Ratzinger, del 17 de abril de 1993 (Prot. N. 144/58i) : “Las “visiones” y “dictados” referidos en el trabajo, El Poema del Hombre-Dios, son simplemente la forma literaria utilizada por el autor para narrar en su propia forma la vida de Jesús. No pueden ser consideradas de origen sobrenatural”.

Argumentos favorables
Testimonio desde la ciencia: Dr. Vittorio Tredici, geólogo y mineralogista, Italia (1952)
“Quiero subrayar la precisión inexplicable del conocimiento del autor en cuanto a Palestina en sus aspectos panorámicos, topográficos, geológicos y mineralógicos.”
Testimonio desde la historia: Jean Aulagnier, reconocido especialista en calendarios de la antigüedad escribió en 1995 un libro sobre la obra de Valtorta: “Habiendo establecido una cronología científica de todos los eventos y ocurrencias en la obra de María Valtorta, Yo solo puedo decir que continúa siendo inexplicable de otra forma fuera de intervención divina”.
Testimonios desde la teología y la Biblia:
Arzobispo Alfonso Carinci, Secretario de la Congregación de Ritos Sagrados (1946): “No hay nada contrario al Evangelio. Mas bien, este trabajo es un buen complemento al Evangelio, contribuye a una mejor comprensión de su significado”.
Padre Agostino Bea S.J., rector del Instituto Bíblico Pontificio y consejero al Santo Oficio, 1952 (después fue Cardenal), director espiritual del Papa Pio XII: “He leido en manuscrito mecanografiado muchos de los libros escritos por María Valtorta… En cuanto a exegesis, no encontré ningún error en las partes que yo examiné”.
Padre Gabriel Allegre, ofm, reconocido traductor de la Biblia al Chino, Macao/Hong-Kong (1970).
“El dedo de Dios está aquí”. En cuanto a justificación teológica para un libro tan convincente, tan carismático, tan extraordinario, aun desde el punto de vista meramente humano, como lo es El Poema del Hombre Dios de Maria Valtorta, encuéntrelo en La Primera Epístola de San Pablo a los Corintios 14,6″

Padre Dreyfus, de la Escuela Francesa de Biblia y Arqueología, Jerusalén (1986) .
“Yo estuve grandemente impresionado al encontrar en la obra de María Valtorta los nombres de seis o siete pueblos que están ausentes del Antiguo y Nuevo Testamento. Estos nombres solo son conocidos por unos pocos especialistas, y por medio de fuentes fuera de la Biblia… […] Ahora, ¿como pudo ella saber esos nombres, si no por las revelaciones que ella dijo tener?
Padre Gabriel M. Roschini, OSM. Profesor del instituto pontificio “Marianum” de Roma, mariólogo altamente reconocido por la Iglesia, escribió La Virgen María en los Escritos de María Valtorta, disponible en castellano del Centro Editoriale Valtortiano. La edición contiene un agradecimiento del Papa Pablo VI. Según Roschini “…los escritos, editados y por editar, de María Valtorta han sido para mí una auténtica revelación. Ningún otro escrito mariano ni siquiera la totalidad de los escritos marianos leídos y estudiados por mí fueron capaces de darme de la Obra Maestra de Dios (la Virgen) una idea tan clara, tan viva, tan completa, tan luminosa y fascinante: lo sencillo junto a los sublime”.
Padre Corrado Berti, OSM. (1911-1980+), profesor de dogmática y teología sacramental del instituto pontificio “Marianum” de Rome, consultor en el Concilio Vat II. El Padre Berti supervisó la segunda edición crítica en italiano del Poema del Hombre Dios. También contribuyó con extensas anotaciones para dicha edición, la cual es la base para todas las traducciones de la obra.
Ver también: Sitio dedicado a los escritos de Valtorta con el imprimatur del obispo Roman Danylak.
Argumentos contrarios
Estos escritos, como muchas otras revelaciones privadas, suscitan diferentes opiniones. Recordemos que NO se trata de revelaciones necesarias para la fe. Pastores de mucho peso tienen opiniones muy variadas sobre los libros de Valtorta.
1- Acusan a Valtorta de añadir a las Sagradas Escrituras.
Este argumento solo sería válido si se tomase el Poema del Hombre Dios como Revelación Divina. Muchos escritos de santos y beatos relatan sobre la vida de Jesús sin por eso pretender suplantar a las Sagradas Escrituras. (Ej: Beata Ana Maria Taigi yAna Catalina Emmerick)
2- Los libros de Valtorta fueron puestos en el Indice de libros prohibidos, publicado el 6 de enero de 1960 en L’Osservatore Romano.
Es cierto que estuvieron en el índice de libros prohibidos. Sin embargo, este índice fue suprimido por Pablo VI en 1966. El 15 de Junio del mismo año, L’Osservatore Romano dijo que “El índice retiene su fuerza moral a pesar de su disolución”. Me parece entonces que se deben evitar dos extremos: 1: abrir las puertas a todo libro que fue prohibido (esta posición no respetaría la fuerza moral de las pasadas prohibiciones), 2: cerrar las puertas en perpetuidad a todos los libros que hayan sido condenados, no permitiendo una re-evaluación (esta posición trataría al índice como si fuese una proclamación doctrinal y además no respetaría la decisión papal de suprimir el índice). El Diario de Santa Faustina fue prohibido en la misma época y en la actualidad goza de la mas alta aprobación eclesial.
La Iglesia ofrece criterios para discernir la validez de los mensajes de las revelaciones privadas pero respeta la libertad de los fieles para investigar y formar su opinión. La caridad exige que no se hagan acusaciones que no nos corresponden.
El Cardenal Ratzinger, del 17 de abril de 1993 (Prot. N. 144/58i) : “Las “visiones” y “dictados” referidos en el trabajo, El Poema del Hombre-Dios, son simplemente la forma literaria utilizada por el autor para narrar en su propia forma la vida de Jesús. No pueden ser consideradas de origen sobrenatural”
Por otro lado El Obispo Roman Danylak, en carta a EWTN, declara: “Tanto el Cardenal Ratzinger, en respuesta al obispo de Birmingham, Alabama in 1993; como las declaraciones de la Conferencia de Obispos Italianos de los últimos años, reconocen que no hay nada contra la fe y la moral en el Poema del Hombre Dios y los otros escritos de María Valtorta. Ellos además reconocen que la legislación actual de la Iglesia Católica en el Código de Ley Canónica, no requiere más el nihil obstat de autoridades eclesiásticas para escritos de supuestos mensajes o revelaciones. (CIC cann. 823-4, 830, 832)”
En cuanto al motivo de la prohibición que existió, esta no fue por motivo de herejía o errores en los escritos sino por considerarse que fueron publicados en desobediencia, según lo explica L’Osservatore Romano de ese mismo día. Esta desobediencia se refería a que en 1949 el Santo Oficio (Monseñor Giovanni Pepe y el Padre Berruti, O.P.) había prohibido su publicación. El Santo Oficio, sin embargo, no sabía que el año anterior (26 de febrero de 1948), el Papa Pío XII había recibido en audiencia al Padre Corrado Berti y el Papa había dicho literalmente: “Publica este trabajo tal como está; quien lo lea comprenderá” y añadió: “Uno oye hablar de tantas visiones y revelaciones”. Yo no digo que sean todas verdad; pero algunas pueden ser verdad. (En inglés más detalles sobre esto).
Mas aun, en caso que existiera desobediencia, no se le puede imputar a María Valtorta a no ser que hubiesen pruebas que ella fue la causante de la desobediencia.
3-Una de las acusaciones contra María Valtorta ha sido que ella se describió a si misma como “secretaria” de Jesús y María. Santa Faustina también se describe como “secretaria” de la Divina Misericordia. Ser secretaria de Dios no significa que ella pretenda añadir a la Biblia.
4- El Padre Pacwa se molesta porque en los libros de Valtorta Jesús habla mucho y la Virgen presenta una mariología moderna. Estas objeciones son cuestión de opinión personal y no se refieren a errores doctrinales y mucho menos dan pie para que se acuse a Valtorta de hereje.
Declaraciones favorables de la jerarquía e imprimatur.
-El obispo de Malayalam, India, Mon. Sooser Pakiam concedió el Imprimatur, al Poema del Hombre Dios, el 17 de marzo de 1993.
-En febrero del 2002, el obispo Roman Danylak aprobó y recomendó El Poema del Hombre Dios de Valtorta, dándole el Nihil Obstat y el Imprimatur a un web que se dedica a publicarlos >>>. En su propia página Mon. Danylak defendió las obras de Valtorta y dijo: “Valtorta es una de las manifestaciones mas extraordinarias del carisma profético en nuestros tiempos. Muchos consideran que es una de las místicas mas grandes en la historia de la Iglesia”.
Mas información:
Maria Valtorta Research Center, (CEDIVAL INC), 31 King St. West, 212; Sherbrooke, QC; J1H 1N5; Canada.
Me someto plenamente al juicio de la Santa Madre Iglesia.
Padre Jordi Rivero

Aparte de los testimonios favorables citados por el Padre Jordi Rivera, cito otros recogidos también en el googlesites desde el cual se pueden descargar la mayoría de las obras de Valtorta en el formato pdf:

Monseñor Ugo Lattanzi, deán de fa Facultad de Teología de la Universidad Pontifica Lateranense, abogado del Santo Oficio (1951): “La autora no podría haber escrito tan abundante cantidad de material sin estar bajo la influencia de un poder sobrenatural”
Monseñor Pea Qua la Macchi, secretario personal del Papa Pablo VI, a Fr. C.M. Berti OSM en unas declaraciones efectuadas dentro de una larga entrevista de una hora de duración (1963): “Cuando Su Santidad Pablo VI era Arzobispo de Milán, leyó uno de los volúmenes del Poema del Hombre-Dios. Me dijo lo mucho que lo apreciaba y me encomendó que la Obra entera se enviara a la Biblioteca del Seminario diocesano”
Hermana Mónica Foltier, Cincinnati, Ohio (USA) (1987): “Es fantástico. Difícilmente podría desprenderme de él. Después de que acabé de leerlo, inmediatamente comencé a leerlo de nuevo. Va a tener un terrible impacto en todos aquellos que deseen vivir una vida más religiosa”
Obispo Roman Danylak en el Nihil Obstat e Imprimatur al “Evangelio como me ha sido revelado” también llamado “Poema de El Hombre Dios”: “Digo que no hay nada objetable en el Poema de El hombre- Dios y en todos los demás escritos de Valtorta en lo que respecta a la fe y la moral”. Roma, 13 Febrero de 2002.

Podríamos seguir con las declaraciones de simpatía o aprobación, así como lo contrario. Es cierto que este tema le interesa a muchas personas y buscan la respuesta adecuada. Como ejemplo cito esta pregunta hecha a Antonio González en su web:

Pregunta: ¿sabes donde podría conseguir el libro “El evangelio como me ha sido revelado” de María Valtorta? ¿se puede bajar en algún sitio de internet? gracias
Respuesta: Yo no lo tengo y no sabría decirte dónde conseguirlo.
Ya se ve que es un tema polémico del que no sé mucho, pero te pongo un extracto que he encontrado:
El Cardenal Ratzinger, del 17 de abril de 1993 (Prot. N. 144/58i) : “Las “visiones” y “dictados” referidos en el trabajo, El Poema del Hombre-Dios, son simplemente la forma literaria utilizada por el autor para narrar en su propia forma la vida de Jesús. No pueden ser consideradas de origen sobrenatural”
Por otro lado El Obispo Roman Danylak, en carta a EWTN, declara: “Tanto el Cardenal Ratzinger, en respuesta al obispo de Birmingham, Alabama in 1993; como las declaraciones de la Conferencia de Obispos Italianos de los últimos años, reconocen que no hay nada contra la fe y la moral en el Poema del Hombre Dios y los otros escritos de María Valtorta. Ellos además reconocen que la legislación actual de la Iglesia Católica en el Código de Ley Canónica, no requiere mas el nihil obstat de autoridades eclesiásticas para escritos de supuestos mensajes o revelaciones. (CIC cann. 823-4, 830, 832)”
En cuanto al motivo de la prohibición que existió, esta no fue por motivo de herejía o errores en los escritos sino por considerarse que fueron publicados en desobediencia, según lo explica L’Osservatore Romano de ese mismo día. Esta desobediencia se refería a que en 1949 el Santo Oficio (Monseñor Giovanni Pepe y el Padre Berruti, O.P.) había prohibido su publicación. El Santo Oficio, sin embargo, no sabía que el año anterior (26 de febrero de 1948), el Papa Pío XII había recibido en audiencia al Padre Corrado Berti y el Papa había dicho literalmente: “Publica este trabajo tal como está; quien lo lea comprenderá” y añadió: “Uno oye hablar de tantas visiones y revelaciones”. Yo no digo que sean todas verdad; pero algunas pueden ser verdad.”

Es curioso el siguiente argumento en contra (lo cual me reafirma aún más en mi postura) tomado de un blog al parecer sedevacantista que critica a la obra de Valtorta por “encontrarse en ella las herejías del Concilio Vaticano II):

La obra María Valtorta presenta tantas irregularidades que es difícil entender como es que ha podido tener aceptación en los medios católicos, aún tradicionalistas, al parecer. En general, por las herejías que sustenta- y otras cuestiones negativas adyacentes- no comprendemos como pudo ser aceptada por sacerdotes de formación antigua, como un Romualdo Miglirini asistente espiritual de Valtorta, y un Fray Juan de Escobar, avalador de las ediciones de la obra, por lo menos de 1976.
O bien no leyeron éstos detenidamente los escritos de María Valtorta –lo cual es difícil de suponer, dada la seriedad de la cuestión-, o actuaron – y actúa como Escobar- como cómplices de la propagación de una obra que presenta gravísimos errores en materia de fe. Sea como fuere. En la obra de Valtorta hay un misterio de complejidad con la herejía, que envuelve en particular últimamente a los “comentaristas” de la obra que evidentemente son postconciliares, y que en notas al calce de las páginas insertan comentarios haciendo notar la coincidencia de muchas doctrinas de María Valtorta con los errores del Vaticano II.

Ciertamente, un fan de las obras de Valtorta se alegra sobremanera por la introducción de la causa de la beatificación de esta fiel católica, una alegría compartida por tantos otros afines a su obra:

Pero naturalmente esto no quiere decir que automáticamente considere todo lo dicho por Valtorta como verdad suprema. Entiendo esta obra como una ayuda para la comprensión de la única Revelación ya realizada y terminada, algo así como puede hacerlo una buena teología. En definitiva, en el sentido señalado por el CIC en el número 67 referente a las “revelaciones privadas”

A lo largo de los siglos ha habido revelaciones llamadas “privadas”, algunas de las cuales han sido reconocidas por la autoridad de la Iglesia. Estas, sin embargo, no pertenecen al depósito de la fe. Su función no es la de “mejorar” o “completar” la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en una cierta época de la historia. Guiado por el Magisterio de la Iglesia, el sentir de los fieles (sensus fidelium) sabe discernir y acoger lo que en estas revelaciones constituye una llamada auténtica de Cristo o de sus santos a la Iglesia.

La fe cristiana no puede aceptar “revelaciones” que pretenden superar o corregir la Revelación de la que Cristo es la plenitud. Es el caso de ciertas religiones no cristianas y también de ciertas sectas recientes que se fundan en semejantes “revelaciones”.

Es cierto también que a estas “revelaciones”, según el conocido criterio de Benedicto XIV, no se puede prestar una fe más que humana, y creo que es la razón de advertencia del cardenal Ratzinger hecha en el momento mencionado.
También debo subrayar otra advertencia del cardenal Ratzinger, a saber, que hay que vigilar que no se vea perjudicada la fe de los católicos por esta obra.
Una advertencia que considero plenamente válida, de la cual deduzco que las personas interesadas en esta lectura deben contar con un director espiritual experimentado y de buena doctrina. Y si me apuran, leer incluso la Escritura misma, si no se lee desde la Iglesia, puede provocar errores y daños a la fe, lo cual es bien sabido. “El espíritu propio es mal consejero”, nos lo recuerda el libro de Sabiduría. Pablo consulto con Pedro lo que estaba predicando, por si estaba en el error. La dirección espiritual es la práctica cristiana que hecha sus raíces en la misma fundación de la Iglesia, y es prefigurada en las escuelas y discípulos de los profetas del Antiguo Testamento. Saúl pierde el reino por no obedecer al profeta Samuel.
Tomadas pues las debidas precauciones, me gustaría penetrar en los detalles de esta maravillosa obra de forma intermitente en este blog. La amistad con las mismas de casi tres décadas me ha permitido conocerla bastante bien. He leído y releído páginas y páginas de esta obra, las he utilizado muchas veces en mi oración personal y como una lectura complementaria. La misma obra ha despertado un vivo interés y amor por la Escritura y por las obras del Magisterio. Creo que me ha ayudado mucho en mi fe. Todo lo cual me gustaría compartir con los lectores.
Al mismo tiempo considero que en este tiempo esta lectura puede hacer el mar de bien. Empecé a plantearme escribir sobre este tema al ser entregado premio de teología a Olegario, al ver los libros sobre Jesús de diversos autores. Ver obras que de facto ponen patas arriba el Credo niceno-constantinopolitano pensé: ¿puede el Cielo ayudarnos a esquivar estos ataques? Al conocer la obra de María Valtorta, creo que sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s