Política como ajedrez

“Pero el valor de la democracia se mantiene o cae con los valores que encarna y promueve…” Juan Pablo II, Evangelium Vitae, 70
“‘Hermanos, permaneced fieles a la tierra’, ése es el grito lanzado por Nietzche en nuestro siglo, y la gran corriente marxista nos ha machacado la cabeza con la idea de que no tenemos que perder tiempo por el cielo. El cielo se lo dejamos a los gorriones, dice Bert Brecht. Nosotros nos ocupamos de la tierra la hacemos confortable.” Ratzinger, Verdad, Valores, Poder.

El sistema democrático, no limitado por leyes superiores a las determinadas por los parlamentos en cuestiones básicas – pudiendo de esa manera defender eficazmente algo tan básico como es la vida o la familia, evitar el tráfico de las personas humanas, etc., es malo en sí.
¿Por qué es malo? Por dos cuestiones principales:
1) El voto del dueño de eufemísticamente llamado club de alterne, de un narcotraficante no pillando in fraganti, de cualquier calaña que se pueda uno imaginar, vale lo mismo que el de una persona honrada que en su vida se haya quedado con un céntimo de nadie, por poner un ejemplo. El voto de un experto y de un ignorante, de un altruista y un egoísta, ¡valen lo mismo!
2) El hombre por la naturaleza tiende a la comodidad, no al sacrificio, a lo suyo, no a la entrega a los demás. Los católicos decimos que el hombre sufre por la presión de la concupiscencia, de la inclinación al mal. De allí que es muy fácil que la mayoría opte por lo objetivamente peor.
3) Y no olvidemos una derivación inmediata de este sistema. Todos quieren ganar. Los “buenos”, o no tan malos, cuando pierden, se resignan. Los malos evitan a toda costa perder, sirviéndose para tal fin de lo que haga falta. Ellos son los que deben gobernar y ese es el único límite.

Con esto tenemos suficiente. Con razón los más insignes pensadores han prevenido sobre los fallos y dificultades del gobierno de la ciudad terrena, desde Platón en adelante.
Pero recordaré a un filósofo escocés, Sir Alexander Fraser Tytler (1747 -1813), porque su contundente análisis es más reciente y muy plástico:

“Una democracia no puede existir como forma permanente de gobierno. Solo puede existir hasta que los votantes descubren que con su voto pueden concederse a ellos mismos generosas asignaciones del tesoro público. A partir de ese momento, la mayoría siempre vota por los candidatos que les prometen los mayores beneficios, con el resultado que una democracia siempre acaba colapsando por la política fiscal relajada, y siempre sigue una dictadura… La edad media de las civilizaciones mundiales más grandes desde el comienzo de la historia, ha sido de unos 200 años. Durante esos años, estas naciones siempre progresaron siguiendo esta secuencia: de la esclavitud al coraje; del coraje a la libertad; de la libertad a la abundancia; de la abundancia al egoísmo; del egoísmo a la complacencia; de la complacencia a la apatía; de la apatía a la dependencia; de la dependencia de nuevo a la tiranía.”

Me parece que en Europa nos tocan ahora los dos últimos pasos, dándose la tiranía en forma encubierta.

“En efecto, en los mismos regímenes participativos la regulación de los intereses se produce con frecuencia en beneficio de los más fuertes, que tienen mayor capacidad para maniobrar no sólo las palancas del poder, sino incluso la formación del consenso. En una situación así, la democracia se convierte fácilmente en una palabra vacía.”
Evangelium Vitae, punto 70

¿Y Kensel? ¡Hay Kensel como te descubres!

“La pregunta de Pilato es, a su juicio, expresión del necesario escepticismo del político. De ahí que sea de algún modo también una respuesta: la verdad es inalcanzable. Para percibir que Pilato la entiende así, basta con reparar en que no espera respuesta. En lugar de eso se dirige a la multitud. Así quedaría sometida, según Kelsen, la decisión del asunto en litigio al voto popular. Kelsen opina que Pilato obra como perfecto demócrata. [Las negritas siempre son mías]

En cierto momento Kelsen llegó a decir que habría que imponer esta certeza relativista con sangre y lágrimas si fuera preciso. Tendríamos que estar tan seguros de ellas como Jesús lo estaba de su verdad.” Ratzinger, Verdad, Valores, Poder.

De forma que, para resumir al margen de lo trágico de este pensamiento, la masa crítica de los votantes, manipulable como ella sola, ha producido semejante resultado:

cuyos efectos, en cuanto a la humanidad le toca, se pueden describir mediante las siguientes imágenes, que indican la situación de la que también es harto difícil salir:

Sigamos. Una vez que nos hemos situado en el problema, es más fácil entender y colocar en el lugar adecuado a la decepción que invade a muchos al ver que en el gobierno se colocan los ineptos o personas que no inspiran confianza alguna en el bien. Fallan en la mayor: confían en el sistema, y el sistema es intrínsecamente malo, no tiene arreglo, no puede generar el bien, o al menos lo hace con suma dificultad, cuando por lo que sea es posible menguar los factores 1 y 2 mencionados al principio. O, cuando a la democracia se le ha puesto un límite superior.
Pero no es el caso. Así que, olvidad el cuento de ser libres, como ciudadanos no somos libres, somos esclavos casi todos, menos unos cuantos dueños. Eres libre con suerte en el espíritu, y punto.
Eres, tú y yo, un esclavo al que venden en la plaza.

¿A qué puede aspirar un esclavo? A muy poco, por ejemplo, puede preferir a un dueño menos cruel, asimilando previamente el hecho de que por el momento debe seguir viviendo como un esclavo – la vida es sagrada, no se la debe quitar a sí mismo. Y, debo asumir mi situación. San Pablo me lo dice, aun pudiendo ser libre, sigue siendo esclavo. O sea, asume la realidad en la que estás y actúa desde ella, libre en el espíritu.

El próximo 20 de noviembre, yo, esclavo, saldré a votar. Sé que soy un esclavo, no me engaño. En el espíritu soy libre, pero en esta ciudad son esclavo.

Veamos una de las cuestiones que más nos interesa y que en este portal ha producido muchos debates. La del aborto.

Arranco con una declaración de la CDF que me parece como la que más explícitamente habla sobre el tema que nos interesa (Congregación para la Doctrina de la Fe, Declaración sobre el aborto procurado (18 noviembre 1974), 22: AAS 66 (1974), 744.):

“22. En todo caso debe quedar bien claro que un cristiano no puede jamás conformarse a una ley inmoral en sí misma; tal es el caso de la ley que admitiera en principio la licitud del aborto. Un cristiano no puede ni participar en una campaña de opinión en favor de semejante ley, ni darle su voto, ni colaborar en su aplicación. Es, por ejemplo, inadmisible que médicos o enfermeros se vean en la obligación de prestar cooperación inmediata a los abortos y tengan que elegir entre la ley cristiana y su situación profesional.”

Esta frase está recordada por el Beato Juan Pablo II en la EV. Justo después sigue el párrafo (del punto 73):

“Un problema concreto de conciencia podría darse en los casos en que un voto parlamentario resultase determinante para favorecer una ley más restrictiva, es decir, dirigida a restringir el número de abortos autorizados, como alternativa a otra ley más permisiva ya en vigor o en fase de votación. No son raros semejantes casos. En efecto, se constata el dato de que mientras en algunas partes del mundo continúan las campañas para la introducción de leyes a favor del aborto, apoyadas no pocas veces por poderosos organismos internacionales, en otras Naciones —particularmente aquéllas que han tenido ya la experiencia amarga de tales legislaciones permisivas— van apareciendo señales de revisión. En el caso expuesto, cuando no sea posible evitar o abrogar completamente una ley abortista, un parlamentario, cuya absoluta oposición personal al aborto sea clara y notoria a todos, puede lícitamente ofrecer su apoyo a propuestas encaminadas a limitar los daños de esa ley y disminuir así los efectos negativos en el ámbito de la cultura y de la moralidad pública. En efecto, obrando de este modo no se presta una colaboración ilícita a una ley injusta; antes bien se realiza un intento legítimo y obligado de limitar sus aspectos inicuos.”

Atendiendo a la literalidad del texto dado por la CDF, se podría pensar que un cristiano jamás puede votar a un partido que no se oponga totalmente al aborto, como es el caso concreto español de las próximas elecciones.

Sin embargo, a un diputado, cuya oposición al aborto es notoria (es decir, pertenece a un partido que se opone al aborto, o es un diputado que abiertamente se manifiesta en contra del mismo), se le permite votar una propuesta encaminada a limitar daños de otras leyes más inicuas.

Entonces, ¿no puede un esclavo votante votar una propuesta parlamentaria que limita una ley inicua? ¿Eso es moralmente lícito?

La vida es muy complicada a veces, muchas veces. Con tintes trágicos. Y muchas veces se hace lo que se puede. La vida real, aquella que trae consecuencias mucho más reales que emitir una opinión gratuita, es mucho más complicada. En la segunda guerra mundial pasó una unidad de guerrilla comunista por el pueblo de mi madre. Se llevaron, a combatir con ellos, a un hermano suyo. Si no lo hubiera hecho, una opción real sería que los comunistas mataran a toda la familia por traidores. Mi tío no era comunista, pero se fue con ellos por la razón que creo que muchos entienden y por la que otros tantos harían exactamente lo mismo. Más tarde o más temprano, pasaron los ustashas y se llevaron a otros dos hermanos. Murió uno de ellos, igual que el que se fue con la guerrilla. Daba igual que fue nombrado héroe nacional con el título póstumo, después de la guerra el hermano ustasha que sobrevivió fue buscado para ser ejecutado, tal y como ocurrió al final. Ninguno de ellos fue ni guerrillero ni ustasha, la vida es más complicada de lo que parece, que ya lo parece. Joven Joseph Ratzinger no fue nazi por haberle sido dado el uniforme de nazi. Si uno tiene que pagar con monedas con signos masónicos, no quiere decir que sea masón. Milenko a los 18 años fue a la mili comunista, llevando una gorra con una estrella roja con cinco puntas. Rechacé ser comunista, mi fe me lo prohíbe, pero fui un soldado ejemplar (me limité a hacer las cosas mejor que pude) al que premiaron con unas vacaciones. ¿Eso es malo? Tantas veces, casi siempre, se hace lo que se puede, y es normal que sea así. No puedes cambiar este sistema de la noche a la mañana, no puedes.
Te toca mover una ficha, solamente eso. Eso es de lo poco que puedes hacer desde tu situación de esclavo.

El 20 – N, en Murcia, por la mañana me pondré esta vez mi traje de demócrata, el que toca ahora, yo católico no demócrata, y votaré al PP. Esta es la ficha que moveré ahora. Con frialdad y cálculo. Delante mía está Saruman,

como yo veo a Alfredo, le llamaré Alfredo, mi enemigo Alfredo, porque yo como católico le molesto a él. Soy, yo católico, un sujeto pasivo de su acción de enemistad. El Evangelio me manda amar a mis enemigos, pero no decir que mis enemigos son mis amigos. Pienso que debo parar, con la ayuda de mi voto, con mi pequeña fuerza de esclavo, a los uruc-hai que está preparando para el remache.

Ahora mismo en Murcia, a mi juicio, no me queda otra ficha para mover. El que quiera votar en blanco (formalmente apoya al partido ganador), o nulo (formalmente apoya – junto con los que se quedan en su casa – a los más pequeños más cercanos a la entrada a las instituciones, verdes o antitaurinos, o algo así), lo respeto. Esos votos también representan el rechazo a lo que hay, y lo respeto. Lo voto porque la alternativa está peor, mucho peor. Y porque en el PP sí que hay gente que intenta hacer un bien. El que taxativamente señala que votar al PP es malo en sí, se aplica prerrogativas de enseñanza moral que no tiene. Me solidarizo con este político que así expresó su molestia en la Hispanidad por esta misma cuestión (con ocasión de las últimas elecciones municipales):

Un católico sí puede votar al PP
Sr. Director:
Leo con interés su confidencial desde hace tiempo. He sido afiliado de UPN 20 años, ahora lo soy del PP y en estas elecciones me presento como candidato en Bera-Vera de Bidasoa (Navarra) por el PPN.

Hispanidad, viernes, 20 de mayo de 2011
Suscribo todo lo que pone la nota de los obispos de Madrid, y rezo a diario para que así sea.
Por favor, lea lo que proponemos desde el Partido Popular en Navarra y valore si puede hacer afirmaciones tan taxativas como “un católico no puede votar al PP”.
Somos muchos los que intentamos cambiar las cosas, y hacerlo desde el PP es claramente una de ellas. No la única, quién sabe si la mejor, pero desde luego válida.
Yo también he votado en blanco u otras opciones en algunas ocasiones como castigo a la incongruencia o falta de compromiso de mi partido, pero jamás se me ha ocurrido pensar que esa es la única opción para un católico. Creo que se equivoca y nos falta al respeto a decenas de miles de Navarros, a millones de españoles que pensamos que el PP es la mejor forma de acercarse el máximo posible a lo que pone esa nota o a que nos alejemos lo menos posible de ella.
Por cierto: mis contrincantes políticos en Vera de Bidasoa son Bildu, Nabai, PNV y UPN. El alcalde hasta ahora ha sido de ANV, tratando de estrangular al único colegio católico que queda entre Pamplona y Hendaya (antes había 11). Por primera vez en 35 años de democracia alguien da el paso de presentarse, ya que hasta ahora sólo ha habido Partidos Nacionalistas o Agrupaciones locales (que llevan 12 años sin presentarse…). El párroco se ha alegrado y me ha animado a seguir.
¿Qué recomiendo a mis votantes? ¿Qué no me voten porque no es católico votar al PP? ¡Por favor!
Eduardo Gutiérrez de Cabiedes

Bueno, ahora Bildu se llevará cuatro ayuntamientos en Navarra porque no se presenta nadie en esos ayuntamientos. De mi parte espero que haya políticos valientes en Navarra y que no dejen a Bildu a sus anchas. Lo mejor para la Derecha Navarra y Española, espero que se consolide como una opción política real.

La segunda ficha que moveré, Dios mediante, desde una política realista no idealista, es colaborar con AES, si me quieren, de cara a las próximas municipales. En Murcia no llegamos a veinte dispuestos, me parece, y sin militantes no hay nada. Es fácil hablar sobre la política, pero cuando hay que venir a una reunión a ver a quién encuentras. Entonces hay que bajarse los humos y ver el mundo con los colores que lleva.

Nuevos horizontes

Como decía aquel profe anticuado de la película Los chicos del coro, “acción – reacción”, pues eso. La historia de la humanidad es así: acción – reacción. Decían los bizantinos, “mejor la media luna que la mitra del papa”. Así les fue. “Su sangre sobre nosotros y nuestros hijos”, ya antes se les pidió y se les advertía “Jerusalén, Jerusalén,…” y Cristo lloró por la suerte de su pueblo. La dispersión fue atroz. Así por una causa o por otra, suceden hechos y vaivenes en la historia, con los ejemplos de todo tipo. Dios perdona, si uno se arrepiente, pero los hechos no se pueden cambiar y traen sus consecuencias. Una chica se puede arrepentir de su relación “sentimental”, pero se queda con el hijo. Como dicen, en el pecado va la penitencia.
Ahora Europa niega de Cristo. Cuentas rendirá a los seguidores de Mahoma, así aprenderá.

El horizonte va a cambiar radicalmente en las próximas décadas, no más de dos. Y el nuevo horizonte a muchos ayudará a ver. Como ejemplo pongo la siguiente intervención de así llamada Leona catalana, en el blog Eurabia dedicado a los temas islámicos, respecto a la polémica si el partido de Anglada es xenófobo y racista. He aquí toda una metamorfosis desde el comunismo:

Leona catalana dijo…
Es falso que Plataforma per Catalunya sea una formación ultraderechista, el pasado de Josep Anglada se usa muy alegremente.

Yo soy el nº 5 de la lista de L’Hospitalet de Llobregat y mi pasado juvenil es comunista, ¿a que esto no lo dicen?

Nuestra pretensión es defender nuestras costumbres, nuestra cultura, nuestros derechos ciudadanos, nuestra integridad física incluso.

No somos racistas, el nº 2 de Sant Vicens dels Horts es un joven negro, perfectamente integrado en nuestra sociedad.
A quienes queremos echar es a los ilegales que viven a nuestra costa y que aterrorizan las poblaciones con violencia, robos, violaciones y asesinatos.

Y nos negamos a las mezquitas, por supuesto. Son nidos de terroristas, en ellas se recluta a jóvenes que son enviados a instruirse, además de ser centros de recaudación económica para financiar el terrorismo.
El movimiento salafista está firmemente asentado en Cataluña gracias a la labor de Joan Saura (ICV) y de ahí ya está pasando al resto de España.

Flaco favor hacéis usando la calumnia contra nosotros como nuestros enemigos.
5/24/2011

Y entonces, he aquí la sorpresa. Aparece el partido España y Libertad, estrechamente vinculado con Wilders, que defiende sus puntos de vista, y también que Europa solamente puede sobrevivir si se ancla en sus raíces cristianas. He aquí los principios de España y Libertad:

Al firmar este documento desde España y Libertad queremos manifestar nuestro común acuerdo en la defensa de los siguientes valores “no negociables”:
1. Vida
La persona es sagrada e inviolable, desde la concepción hasta la muerte natural.
2. Familia
La familia nace del compromiso conyugal. El matrimonio es un voto, en el que un hombre y una mujer hacen donación de sí mismos y se comprometen a la procreación y el cuidado de los hijos.
3. Libertad de enseñanza
Los padres tienen el derecho y el deber de educar a sus hijos. Son ellos -no el Estado, ni los empresarios educativos, ni los profesores- los titulares de ese derecho.
4. Bien común
El Estado está al servicio de la sociedad y no al revés. El papel de la autoridad es ordenar la comunidad política no según la voluntad del partido mayoritario sino atendiendo a los fines de la misma, buscando la perfección de cada persona, aplicando el principio de subsidiariedad y protegiendo al más débil del más fuerte”
Estos principios básicos para la actuación coherente del cristiano en política han sido denominados “no negociables” por el Papa Benedicto XVI y enumerados de esta manera: “…el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural; la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer; la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas”

Pero estos no son aburridos. Como han dado en el clavo respecto al futuro de Europa, son una propuesta seria que aceptan hasta los no creyentes de ayer.

Una vez más, tenemos que estar frente a los límites para aprender. Han pasado un poco más de los 200 años desde que colocaron una prostituta en el altar de Notre Dame, haciendo el incienso como a la diosa razón. Ya estamos con la diosa sinrazón, han pasado 200 años de los concedidos a cualquier imperio, según Tytler, y ahora toca la caída del imperio democrático.

Nosotros esperamos el Reino de los Cielos, mientras debemos pasar por aquí haciendo el bien, como nos enseñó nuestro Maestro. Hagamos que esta caída sea lo menos dolorosa y que haya más redimidos posibles que finalmente dirán: “Bendito el que viene en el nombre del Señor”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s