Adivina de qué ciudad se trata

No es capital de Yemen, es Marsella, la segunda ciudad de Francia. Y el francés es el segundo idioma materno, detrás del árabe.

Es la muestra plástica del resultado de una tendencia de hace décadas. Experimentos de interculturalidad, integración, relativismo, fracasados deliberadamente.

Prohibido pensar sobre ello. Prohibido cuestionar la política de inmigración, con el fin de que sea más sensata, más comedida, más natural, con más posibilidad de una convivencia real.

Y cuando uno piensa que François dijo hace pocos días,

en pleno escándalo por su amorío, que si hace falta que Francia sola ataque a Siria, lo hacen. Céntrate François, céntrate, tienes muchas cosas que arreglar en tu país. ¡Si el 20% de los combatientes extranjeros islámicos allí provienen de Europa! Y Sarko, tan vehemente que se ganó la popularidad por su contundencia al reprimir disturbios en los suburbios parisinos hace años, ¿qué hace Sarko ahora?

Quinientos kilos le ofrecieron los de Qatar a no sé qué. ¿Eso es política? ¿Eso es servir al interés general? Que Messi juegue para Qatar, es otra cosa,

¡pero presidentes de ayer!, en fin.

Porque las personas que se ven en estas imágenes, no son señaladas como “malas”, sino en unas condiciones y en una situación que promete muchas dificultades. No todo el mundo es el nuevo cura de Ars de Marsella,

que en medio de todo esto, con las armas de siempre, o sea, su sotana, su confesionario, la belleza restaurada del sagrario y del templo, siempre abierto para que conozcan a Dios verdadero, y sus recetas: Cómo quiere que se crea que Cristo vive en un lugar si todo no está impecable, es imposible”, “Le doy un trato especial a la celebración de la Misa paramostrar el significado del sacrificio eucarístico y la realidad de la Presencia”. “La vida espiritual no se concibe sin la adoración del Santísimo Sacramento y sin un ardiente amor a María” por lo que introdujo la adoración y el rezo diario del Rosario dirigido por estudiantes y jóvenes; advierte contra la falsa doctrina de que “todos vamos a ir al cielo”, etc. Y las cosas funcionan, la gente vuelve a la iglesia, mejor dicho, la llegan a conocer.

Pero esto no es lo normal ni lo frecuente, por desgracia. Dios ayuda, suscita santos, pero nosotros debemos arrimar el hombre. La gracia presupone la naturaleza. El orden natural de las cosas no se puede obviar. ¿Alguien puede explicar que digan que se necesiten millones de inmigrantes cuando hay ya millones de parados en la UE? Eso no tiene explicación, o mejor dicho es esta: prefieren pagar un subsidio a un parado, que obligarlo a realizar un trabajo. En ese caso su contratación debería ser legal, y en unas condiciones que un inmigrante no podría exigir. Que luego se tiren por la ventana los desahuciados porque no tienen con qué pagar la renta, o que esos mismos inmigrantes sean expuestos a todo tipo de situaciones extremas, desde violencia hasta prostitución, da igual. Que se tiren al mar como sea, cruzando desierto quién sabe cómo para llegar hasta aquí, muriendo por el camino una buena parte de ellos, ¿qué más da?, es el daño colateral.

Con lo sencillo que es favorecer la maternidad, proteger la infancia y la vida, cooperar a nivel internacional para que disminuya la causa del flujo migratorio. El mejor inmigrante es el que no tiene necesidad de serlo, de allí que la inmigración debería ser en primer lugar posibilidad para los perseguidos por razones de conciencia, fundamentalmente cristianos que son el grupo más perseguido en el mundo.

Los hombres están al servicio del mercado, los valores se han invertido, y se siguen invirtiendo a la fuerza. No puedes protestar, no puedes opinar, no puedes hacer oír tu voz de forma efectiva. Es un sinsentido lo que vemos, y si abres la boca serás homófobo, xenófobo, o lo que sea. No existe espacio en lo público para más nimia de las críticas cuando lo que ves te saca los ojos con la evidencia. Te enfrentas a absurdo tras absurdo, dicen que los inmigrantes son necesarios para asegurar la jubilación a la población local. No es cierto, a los pocos años los inmigrantes llegar a ser usuarios del sistema de protección social (faltaría más) por lo que se convierten en un nuevo gasto, visto económicamente. Hay que hospitalizarles, dar educación a sus hijos, etc, como tiene que ser, por supuesto, no son esclavos ni deben serlo, pero no digan que eso es la solución. A los pocos años surge la necesidad de nueva “mano de obra”, y otra vez tambores tocan: ¡venid, venid como sea! Crucen el desierto, láncense al mar, que algunos llegarán después de meses de travesía.

Así llegó el Padre Keneth, un chico nigeriano tras innumerables peripecias, consiguiendo sobrevivir. En este caso hubo un final feliz, consiguió llegar a España, incluso recibió la vocación al sacerdocio. Ahora atiende una parroquia en la Región de Murcia.

Atrás quedaron cadáveres de hombres asesinados o muertos por el hambre, los accidentes o crueldad humana. O el honor de mujeres prostituidas más de una seducida por el sugestivo: ¡venid!

Uno tras uno víctima de un sistema materialista, de mercaderes que ponen el mercado, dios dinero, en el primer lugar. Pero no es cierto que debemos trabajar diez horas en vez de ocho para ser más productivos. Terminaremos trabajando doce y catorce. Debemos trabajar seis o cinco para que el trabajo se reparta entre todos. Esto llevará a que los más ricos, que han visto aumentada su fortuna con la crisis, tengan menos, pero van a tener, no se van a quedar sin nada. Traen cosas y mercancías del fin del mundo, cuando se pueden producir aquí perfectamente. Y luego hablarán de ecología, gastando ingentes cantidades de combustible contaminando la tierra, el mar y el aire.

Veinte millones de parados en la UE y dicen que necesitan veinte millones de inmigrantes. ¿Qué sentido tiene esto? Dicen hace un mes: “Para el secretario general de ECRE, sin embargo, “solo hay que echar un ojo a la demografía para darse cuenta que el envejecimiento de la población obliga a Europa a abrir sus puertas a la inmigración para rellenar los huecos de muchos trabajos que deberán cubrirse en próximas décadas y siempre será mejor legislar en bloque como Unión que seguir con políticas desiguales por países”.” No es cierto que no hay dinero. Lo utilizan para construir trenes de alta velocidad en la que no va la gente a trabajar a diario, salvo muy contadas excepciones, y en esos casos el precio del billete es ínfimo respecto al coste de inversión. Un sinsentido. Pero todo eso luego lo tienen que pagar los demás, y no con su patrimonio los que lo han mandado hacer. Es un juego irresponsable, un atentado contra el bien común que resulta una carga insoportable para la gente de a pie. No puedes ir al trabajo con un transporte público modesto pero eficaz, que encima deja dinero y es rentable, y tienes aves que como tantos otros absurdos hacen inviable la economía.

En los últimos seis años, 47.000 inmigrantes han muerto en México intentado alcanzar la frontera de EE. UU. Víctimas de secuestros, abusos, atracos, violaciones y finalmente asesinatos. Me dijo un franciscano mexicano que en la ciudad fronteriza de Juárez en poco tiempo (un par de años, si no uno), desaparecieron siete mil mujeres por el tráfico de órganos. Lo llaman holocausto moderno. ¿Cómo se puede justificar esta supuesta necesidad de inmigración? Si una sociedad no es lo suficientemente sana como para tener su propio relevo generacional, es que es una sociedad enferma, va hacia su destrucción emprendas el camino que emprendas. Y en vez de favorecer la maternidad dentro de la familia natural, promueven todo tipo de experimentos contrarios y antinaturales. Otro día vi en la televisión de pasada un videoclip que me dejó asombrado. Una verdadera apología de la homosexualidad, pero al mismo tiempo una acusación frontal hacia la sociedad que no comprende, será que no es suficiente iluminada y es lo que hay que hacer. La familia tradicional es moralista, la cruz si aparece es de Ku Klux Klan o de religiosos intransigentes. El matrimonio homosexual presentado como amor eterno y tierno, verdaderamente humano y fiel. Toda la maquinaria de Holywood al servicio de un proyecto incomprensible, pero real:

Mentiroso es su lenguaje y totalitarismo es su sistema. Oponte a ellos y serás duramente castigado, proscrito, como en cualquier totalitarismo que se mantiene a base de miedo y amenaza. Si levantas la voz, el palo recibirás y así aprenderás. Es el mismo sistema. Fabrican hombres alienados que acumulan miedo y deseo de revancha. Luego los que maman ese trato responden con reacciones incontrolables, rencorosas, llenas de desconfianza en el ser humano y la sociedad.

¿Hacia dónde llevan a Europa ahora? ¿Hacia dónde a América del Sur? Antes, cuando todavía existía el Muro, en Europa Occidental se desarrolló y favoreció un estado de bienestar como en pocos lugares del mundo. Era necesario mostrar que el capitalismo es mejor que el comunismo y provocar por ende hastío en la gente atrapada en el bloque soviético y acelerar su caída. Si detrás del muro la semana laboral era de cinco días, pues aquí no puede ser menos. Si yo, quinto hijo de una viuda pude estudiar una carrera universitaria gratis, pues también aquí, etc. Una vez caído el muro, se abre el camino imparable hacia la esclavitud. El estado de bienestar ya no es necesario, no existe un enemigo externo y poco a poco nos iremos acostumbrando a la roña, es el destino decidido para la plebe. ¿Qué nos espera ahora? En Europa serias dificultades con la cuestión islámica (¿o nos hacemos todos musulmanes para poder vivir en paz?), como estadísticamente [ver por ejemplo el informe de Open Doors, 41 de los 50 países (82%) en los que más se persigue a los cristianos son islámicos, algunos ni siquiera tienen la mayoría musulmana y sin embargo los cristianos son perseguidos; según otra lista el 90% de las persecuciones extremas de los cristianos en el mundo son realizados por los musulmanes] se puede comprobar y deducir de lo que es la realidad en todo el mundo en circunstancias similares, en Sudamérica la guerra civil contra el crimen organizado (¿o colaborar con los narcos?), contra el poder privado que se ha apoderado del estado y sus funciones.

Eso es lo que nos espera. Motivos fuertes para rezar. Y para tenerlo muy en cuenta para decirlo alto donde proceda, elecciones incluidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s