Mons. Novell, muy pocas independencias son sin sangre

“¿Por qué no deberíais denunciar lo que otros no se sonrojan en hacer?”

S. Jerónimo

A estas alturas deberíamos saber todos que es muy difícil encontrar una independencia que no cueste sangre. Ni mil y una historia real de los Balcanes, ni ahora Ucrania, ni Ruanda y otros cuarenta estados africanos, etc. Bueno, tuvimos una a la vista más o menos, la de Eslovaquia cuando la misma República Checa les dijo despectivamente hasta en ese momento, “¿Os queréis marchar esta misma tarde, que lo firmamos ya si hace falta?” Esto último muy condicionado por el hecho de que el pobre se va del rico, y este no necesita a aquel plasta. Como si Andalucía pidiera independencia a Cataluña, pues más o menos eso.

El 9N en Cataluña puede haber un lío muy feo. Es muy fácil que tenga lugar un conflicto armado que pronto desemboque en un enfrentamiento de mayor alcance. Ojalá quede, como mucho y ni eso, en tiros esporádicos entre Mossos d’Esquadra y Guardia Civil; pero no lo sabemos. Los conflictos empiezan con un tiro, uno solo. Luego se extienden de forma incontrolada por el combustible ideológico presente en la sociedad. Qué niveles va a alcanzar este conflicto, que de facto ya se da, no lo sabemos, pero él ya existe. Esta presente en el odio y la intolerancia nacional que se palpita. Está azuzado por los líderes nacionalistas irresponsables, eso es evidente. Y las cosas no salen gratis. No se puede jugar eternamente. Los nacionalistas catalanes tienen un objetivo muy marcado: la independencia de Cataluña. España o se la deja, o se la impide, una de dos, no existe una tercera opción. Los nacionalistas o ceden, o siguen. España o cede, o defiende su unidad.

Cuando la cosa en Croacia se puso fea después de su declaración unilateral de independencia y empezaron los tiros y los bombardeos por tierra, mar y aire, y los muertos empezaron a contares por centenares y miles, y desplazados a decenas de millar, el presidente de Croacia, Franjo Tudman, dijo a la nación: “¡Cada independencia cuesta sangre!” Vale, de acuerdo, pero… ¿y por qué no lo dijo antes si ya lo sabía? Porque entonces posiblemente no podría convencer tanto con su política.

Cuando desde noviembre pasado los sacerdotes católicos tomaron parte en las manifestaciones a favor del acercamiento de Ucrania a la UE, yo vi a kilómetros de distancia que si la cosa salga mal, van a pagar los platos rotos. Van a ser situados bajo un paraguas político y bajo una visión ideológica, por mucho que dijeran luego “es que yo quise otra cosa”. No, tú te has situado, y luego si te ponen en el mismo saco con los demás, eso es lo que tienes. Luego, por la fuerza de la gravedad si cierran las iglesias católicas o expulsen sus obispos, eso es lo que toca, haber pensado antes. Ahora rectificar tiene su tiempo, no va a ser cuando tú digas o quieras. Por desgracia no. Véanlo pastores y católicos catalanes, véanlo mientras hay tiempo, no solamente para que la Historia no os ponga un suspenso, sino Dios.

Eso de estar al margen de la política, no existe. No existe, si hablas el lenguaje político por muy cura u obispo que seas. Si tu lenguaje es ambiguo, ocurre lo mismo, porque no es claro. Y al no ser claro, te sitúas en un bando. Todo el mundo sabe y entiende cuando se hablan las palabras de Cristo, palabras de un amor verdadero, fe sólida, compromiso serio, hechas por personas de una pieza. Todo el mundo lo entiende, y cuando un pastor habla así, se le entiende. Puede hablar, y no será afectado porpolítica, y su discurso no será, en definitiva, político.

Nosotros –declaraba San Justino al emperador Antonino Pío- os reconocemos como emperador y gobernador de todos los hombres; y rogamos, no solamente para que seáis mantenido en posesión de vuestro Imperio, sino también para que seáis sabiamente prudente”.

oramos en todo momento por los emperadores –escribía Tertuliano- para que vivan largos años, y pedimos un gobierno pacífico, la seguridad de su casa, un ejército valeroso, un Senado fiel, un pueblo honrado, la paz del mundo y todo cuanto súbditos y emperadores puedan desear”.

en la mejor forma en que nos es posible –precisaba San Justino- pagamos los impuestos y censos a quiénes habéis dado esta concesión, porque así nos lo ha enseñado Jesucristo”.

Tertuliano: “porque si el Imperio es sacudido violentamente, también toca sufrir el mal a los súbditos, y en consecuencia a nosotros, aunque se nos eche en cara que nos segregamos de la masa popular del Estado”.

Lo que es el alma en el cuerpo, eso son los cristianos en el mundo”, leemos aún en la carta de Diogneto.

Y Orígenes, en su refutación a Celso, exponía esta misma idea, haciendo hincapié en el benéfico influjo social del Cristianismo: “porque los hombres de Dios son la sal que mantiene unidas sobre la tierra a todas las sociedades; y las sociedades de la tierra no se disgregan mientras esta sal no pierda su valor”.

¿Verdad que se le entiende a estos Padres, todas y cada una de sus palabras? Son palabras eternas aunque no sean la Palabra de Dios, pero es tan claro y tan nítido lo que dicen que parece que estás mirando las piedrecitas del fondo de un riachuelo cristalino.

Mons. Novell, Usted se ha aliado, lo quiera o no, con lo más extremo de la sociedad catalana. Con estos,

y con “Sor” Forcades y los suyos,

de la que no entiendo, por tantas cosas que dijo en su momento, por qué no es excomulgada. Todos ellos irían unidos, por otro lado y por el otro extremo de la misma causa,con el padre moderno del nacionalismo catalán, Jordi Puyol, si no fuera por lo que es.

Pero lo peor es el argumento: el derecho a decidir. ¿Qué derecho? ¿De dónde proviene ese derecho? ¿Y los demás qué tienen que decir al respecto? ¿No le vamos a consultar nada? Hasta humanamente es un despecho, y la Iglesia lo que menos puede hacer en este asunto es no poner alguna gota de aceite a la hoguera que se aproxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s