Ucrania, la guerra invisible que sigue y en aumento

Los acontecimientos en Ucrania han desaparecido de las pantallas de TV. Con razón, esto es lo que hay:

En el este de Ucrania se suceden crímenes de guerra uno tras otro.

En Odessa incendiaron un edificio matando a cincuenta civiles.

No hay reacción

El ejército bombardea el centro de las ciudades, con artillería pesada y aviones de combate.

Los que no luchan de los civiles, en los sótanos, sin agua ni luz, cortados por el gobierno. Mandan a los más débiles a un lugar seguro en Crimea.

Lo que está ocurriendo no tiene nombre.

Nosotros, representados en los gobiernos serviles del que quiere ser y actúa como amo del mundo, estamos en el bando de los malos.

Este invierno, el bando de los malos manda a sus representantes a incitar la rebelión contra el gobierno de Yanukovich.

Este cometió el pecado mortal de no firmar el acuerdo de asociación con la UE. Los manifestantes, desafiando el poder legítimo a un año de las elecciones previstas, salieron a la calle, especialmente a la plaza Maidán de Kiev, al cual convirtieron en una especie del ”bastión de la democracia.”

Los manifestantes “espontáneos” contrataron a sicarios para disparar y matar a algunos de los suyos y echar la culpa al gobierno. Teníamos toda una muestra de ternura hacia los manifestantes, así como rechazo  a la política criminal del gobierno “carga contra su propio pueblo” (pues nada, a aplicarse el cuento si Podemos toma la calle), como decía un representante de la UE en visita a Kiev,

consternado por su brutalidad y negándose rotundamente a dialogar con un presidente criminal.

Ahora EE. UU. y UE tienen nuevos aliados hechos a su imagen y semejanza.

Hasta la Iglesia “comprendió” el deseo del pueblo. Estaban con ellos en las manifestaciones,

Invitando a la paz y rezando. Conmovedor. No los veo ahora delante de Donetsk, Slaviansk, Lugansk,… pidiendo a los aviones no tirar bombas a las ciudades.

Hace unos meses obispos ucranianos pedían al “mundo” que les ayude a liberarse de Putin. ¿Estarán contentos ahora? Había deserciones de muchachos  buenos y valientes del ejército ucraniano que no quisieron usar armas contra civiles y conciudadanos suyos del este, ni participar en cruel y despiadada guerra. Para zanjar la discusión, los “extremistas” del ejercito ucraniano ejecutaron a una decena de desertores y se acabó.

Hace semanas ganaron chiitas en unas tales elecciones en Irak. De allí la ofensiva de los suníes en el norte, ganando terreno por días con el dinero que no puede proceder de otra forma sino de alianza suní liderada por nuestros aliados de Arabia Saudí y de la órbita de Qatar Fundation, Dubai, Qatar, y todos los demás amigos nuestros que quieren borrar los herejes chiitas de Siria, Irán e Irak de la faz de la tierra.

Este es nuestro bando y nuestro mundo, que hará que caiga el castigo divino sobre todos nosotros, digan algunos lo que digan. Cuanto antes caigan estos malos colaboradores de los malos, mejor. Parece que vamos hacia la sinarquía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s