¿Se hundirán las islas griegas en el Mar Egeo?

El siguiente vídeo, tomado de la página demonocracy.info, es una muestra plástica de lo impagable de la deuda de un país. En concreto de los EE. UU., y por ende, de todos los demás. Todos los billetes son de cien dólares y el monto total representa su deuda total desde distintos aspectos:

¿Se puede pagar esto? Imposible. Entonces, ¿qué es lo que está pasando? ¿Por qué a unos se deja endeudar, y a otros no? (La deuda de los EE. UU. es la segunda mayor del mundo, después de la de Japón, unos 315% de su PIB). ¿Quién es entonces, el que decide quién y cuándo se puede endeudar, y hasta cuándo? La respuesta es muy simple, como aterradora: los que lo deciden y hacen posible son las entidades financieras privadas, no públicas, no de ningún estado. Es el gran secreto del que nunca se habla, pero no por ello es real.

El mecanismo es muy simple: todo el dinero que se presta, se da con un interés. Luego, si queremos devolverlo, reuniendo todo el dinero de nuestros bolsillos y cuentas habidas y por haber, podemos reunir solamente el capital, nunca el capital “prestado” más intereses. Por lo tanto, para devolver las cantidades “prestadas”, solamente se puede hacer incurriendo en nuevas deudas.

O “exportando” productos que van a comprar otros países y saldar nuestra deuda. Uno de esos “productos” son bombas y balas que se cobran de los países en guerra, o por el pago de las indemnizaciones que se le van a imponer, o por medio de la hegemonía conseguida.

Todos esos cuentos sobre la deuda son una simple y borde mentira. Mejor dicho, la deuda sí es real, mientras que lo endeudado es virtual. Ese dinero prestado jamás existió; fue contabilizado como una simple cifra debido a la autoridad adquirida para emitir el dinero a las espaldas del estado que por buenas o por malas cedió a su soberanía.

Que lo prestado es virtual, basta darse cuenta que circula en efectivo solamente la décima parte del dinero contabilizado; que tan solamente la décima o vigésima o incluso trigésima parte del dinero prestado realmente se encuentra en los depósitos. Es decir, se trata de ingeniería financiera, así la llaman y es una mentira, que presta lo que no tiene debido a la autoridad que se ha autoasignado para tal cometido. Es decir, el Estado ha sido privado de uno de sus poderes fundamentales: el de crear la moneda.

En otras palabras, son los estados los que tendrían que emitir la cantidad de moneda necesaria para el funcionamiento de su  economía, en función de la producción de cada país concreto, lo cual es tarea de las instituciones encargadas de estadística nacional. Mucho dinero emitido produce la inflación; escaso, ahogamiento de la economía. Depende de la seriedad de un estado y de su administración qué cantidad de moneda va a dejar en funcionamiento. Así de simple y efectivo, porque decir que no existe dinero para la economía, es como decir que no se pueden construir carreteras sin kilómetros. Es absurdo, los kilómetros simplemente miden el trabajo realizado. Esa es una de las principales funciones de la moneda.

¿Cuándo empezaron a apropiarse de las soberanías nacionales? Repasemos algunos momentos históricos recientes que son la clave para entender esta cuestión:

rotchild

«En 1815, después de haber financiado la batalla de Waterloo contra Napoleón, Nathan Rothschild obtuvo una enorme fortuna, en la Bolsa de Londres, por haber sabido anticipadamente el resultado de la batalla que habría podido marcar para siempre el destino económico de su familia. Como agradecimiento y en reparación de los daños de guerra, Nathan Rothschild concedió un préstamo de 18 millones de libras esterlinas a Inglaterra y 5 millones a Prusia. Además, cuando murió en 1836, Nathan Rothschild había completado el control de la Banca de Inglaterra y de la Deuda Pública inglesa que, después del derramamiento de sangre de 1815, había reunido la astronómica cifra de 885 millones de libras esterlinas».

En este mismo siglo, Lincoln intentó recuperar la soberanía monetaria. Fue eso lo que le costó la vida:

diez dolares

Billete de 10 dólares con la leyenda: United States, hecha imprimir por el presidente americano Abrahám Lincoln. Lincoln, a un refiriéndose a la Constitución americana

que explícitamente declara ser tarea del Gobierno americano la impresión de la moneda, pagó con su vida su decisión de desafiar a los banqueros internacionales en cuyo vértice estaba la familia Rothschild. La ejecución “ritual” del presidente Lincoln se hizo con un tiro de pistola en la cabeza, mientras asistía a una representación teatral.

linc teatro

John Wilkes Booth, masón del 33° grado R.E.A.A. y miembro de la “Joven América” de Giuseppe Mazzini, asesinó Abrahám Lincoln, el 14 de abril de 1865, 5 días después del final de la Guerra de Secesión americana. Booth pertenecía también a la Logia de los “Caballeros del Círculo de Oro” que, en diciembre de 1865, Albert Pike modificó en “Caballeros del Ku Klux Klan”. Desde 1836 al 1865, el Jefe Supremo de la Orden de los Illuminati de Baviera fue el Primer ministro inglés, Lord Palmerston, bajo el cual fue organizado el asesinato del presidente Lincoln. En 1870, Albert Pike y Giuseppe Mazzini se convirtieron en jefes del Nuevo Rito Paládico Reformado, la organización de los Illuminati de Baviera.

Un siglo más tarde, Kennedy intenta en esencia hacer lo mismo. Otra vez el mismo intento, y el mismo resultado:

cinco dolares

Dos billetes de 5 dólares: el primero, con la leyenda: Federal Reserve Note; el segundo, United States Note, esta última querida por J.F. Kennedy con su Orden ejecutiva n. 11.110 del 4 de junio de 1963.

kennedy proyecto

7 días antes de morir, J.F. Kennedy declaró: «Existe un complot en este país para esclavizar a los hombres, mujeres y niños. Antes de dejar este alto y noble oficio,

yo intento desenmascarar a este complot». El complot era el de los Illuminati de Baviera de diezmar la población mundial y controlar a cada individuo reducido al nivel de esclavo.

kennedy autops

Foto de la autopsia de J.F. Kennedy.

Como sucedió con el presidente Abrahám Lincoln, Kennedy fue asesinado con el ritual del tiro a la cabeza, el 22 de noviembre de 1963, el día más significativo para la fundación de la Reserva Federal americana. Entre los objetivos de Kennedy, antes de su muerte, estaba el de retomar el control de la moneda, quitándola de las manos de la Banca de la Reserva Federal (creada esta, como sabemos, ya en 1913).

 reserva federal

Los principales artífices de la Federal Reserve Bank fueron: los banqueros de Wall Street J.P. Morgan, Jacob Schiff y, Paul Warburg, Teddy Roosevelt y el Coronel Mandel House, que detrás de la escena, dirigía a los presidentes W. Wilson y F.D. Roosevelt, y cuyas poderosas relaciones con los banqueros internacionales se explicaban con el hecho de que era hijo de Jeroboam Rothschild (alias Mandel House), el jefe de la Casa parisina de los Rothschild. El 23 de diciembre de 1913, en el período de las vacaciones de navidad, aprovechando la ausencia de los congresistas contrarios, la Ley sobre la banca central fue aprobada bajo el nombre de “Federal Reserve Act of 1913”, y fue firmada por el presidente W. Wilson. La decepción respecto de la verdadera actividad y finalidad de la Federal Reserve fue puesta a la luz por las estadísticas: durante los primeros cuarenta años de actividad de la Federal Reserve, cerca de 14.000 bancos americanos fracasaron y millones y millones de ahorristas vieron desvanecers us ahorros ganados con esfuerzo. Al describir las operaciones de la Federal Reserve, el congresista

Louis T. McFadden, el 10 de junio de 1932, ante el Congreso dijo: «Señor Presidente, nosotros tenemos en este País una de las más corruptas instituciones que el mundo haya conocido jamás. Me refiero a la “Federal Reserve Board” y a la “Federal Reserve Bank” que han sustraído al Gobierno y a la población de los Estados Unidos sumas de dinero suficientes para pagar muchas veces la deuda nacional. Esta malvada institución ha empobrecido y mandado a la ruina al pueblo de los Estados Unidos; ha quedado ella misma en bancarota, arrastrando consigo al Gobierno». Pero hay algo mucho más grave acerca de esta institución: «los controladores del a Federal Reserve System, en colaboración con las filiales bancarias europeas, pusieron a sus hombres, en América y en Europa, en puestos desde los cuales llegaron a provocar y dirigir la Primera Guerra Mundial».

 

Para la guerra hacen falta dos bandos, y sin dinero, no hay ninguno:

jacobo

El banquero de Wall Street, Jacob Schiff, amigo de los Rothschild, fue el máximo financiador de la Revolución Rusa de 1917.

¿Y quién es el que controla todo esto y para qué? Hay una única conspiración, la conspiración del mal contra el bien, simbolizada en la reunión secreta del Sanedrín, realizada con el fin de dar muerte a Jesucristo. Es la lucha del mal contra el bien, del príncipe de este mundo contra Dios y su Ungido. Está escondida en el principio Cabalístico, es decir, contrario del bíblico, del sometimiento de todo el mundo, de todas las naciones a la de Israel.

[En este punto es interesante observar una estrategia similar desde otra perspectiva, en palabras de un judío americano convertido a un monje cristiano oriental, Brather Nathanael:]

Es un principio invertido del genuino sentido bíblico, es la obra del mono de Dios que da la vuelta al querer de Dios, porque Israel debe servir a todo el mundo dándole a conocer a Mesías, el Cristo. Para eso era el pueblo elegido, no para que los demás sirvan a su pasión incontenible por el poder, por lo demás absurda y ciega.

Esta voluntad ciega del odio y desafío a Dios está plasmada en las organizaciones controladas por este poder:

com tril

EL GRAN SELLO

DE LA COMISIÓN TRILATERAL

En el centro del Sello, aparece una Bestia con 7 cabezas, como la “Bestia venida del mar”, descripta en el Apocalipsis de S. Juan. La Bestia envuelve un Dodecaedro, es decir un cuerpo con 12 caras que representa al Mundo.

La Bestia, entonces, simboliza al Emperador del Mundo, es decir la Cabeza del Poder temporal que, con Lucifer y el Patriarca del Mundo, forman la blasfema y satánica Santísima e Indivisible Trinidad, la Tercera Trinidad masónica.

El Dodecaedro, compuesto por dos pirámides de base cuadrada puesta sobre y debajo de un paralelepípedo de base cuadrada, con sus 6 vértices visibles, indica la Estrella de 6 puntas, trazada en el cuerpo geométrico.

La Estrella de 6 puntas es el símbolo de la familia Rothschild y, antiguamente, los sacerdotes Druidas, la usaban para simbolizar los sacrificios humanos.

Sobre la Bestia y el Dodecaedro, hay 3 Estrellas de 6 puntas.

Como esta Estrella representa los números 6 (sus vértices) y 18 (los segmentos que la componen), el significado de las 3 Estrellas es:

3 veces 6 = 666 = el Anticristo y la Marca de la Bestia;

3 veces 18 = 3 veces 666 = declaración de Guerra a Dios.

Sobre las 3 Estrellas de 6 puntas, está la inscripción: NOSTER ORDO SECLORUM compuesta por 18 letras, que simbolizan el 18° grado del Caballero Rosa-Cruz de la Masonería R.E.A.A. que tiene el objetivo de eliminar el Sacrificio de Cristo en la Cruz de la faz de la tierra.

Debajo de la Bestia está la inscripción: EGO TERMINATIO EGO FIDES EGO SCEPTRUM, compuesta por 32 letras, que simboliza los tres poderes de Lucifer y de la Santísima e Indivisible Trinidad masónica.

El Rayo manifiesta la voluntad divina y la omnipotencia del “dios supremo”. Los dos Rayos, entre las garras de la Bestia, simbolizan el doble poder de destrucción y creación del “dios supremo” de la Masonería.

El Sello está limitado por una sucesión de arcos triples, de los cuáles son visibles 31 a la derecha y 31 a la izquierda. Este número indica el 31° grado de la Masonería R.E.A.A., el grado de la SAPIENTIA masónica, es decir el arte de “atar las manos y los pies de los usurpadores de los derechos de los hombres” (es decir los católicos).

En este grado, el masón jura obediencia ciega a la Santísima e Indivisible Trinidad masónica.

En este grado, el masón es absuelto de toda obligación con respecto a juramentos hechos, en el pasado, a otras Autoridades.

El Lema del 31° grado es: “Justicia y equidad”.

 

 

COMETARIOS RESPECTO AL REFERÉNDUM GRIEGO

No era el objetivo de este artículo ninguna defensa del gobierno griego, ni mucho menos de Syriza, sino dar una perspectiva básica de los mecanismos de sometimiento de países, los cuales sí son reales.

Lo que sí es cierto es que Syriza no ha generado toda aquella deuda, heredada de los gobiernos pasados principalmente, y que esta no se puede pagar.

Sea el gobierno que sea, este realmente será sometido a una verdadera tortura tanto por el sí, como por el no del referéndum (pero especialmente por el no). No pueden mostrar que exista otra alternativa.

Un par de diferencias: Syriza no es como Podemos, a pesar del apoyo electoral de Iglesias a esta formación. La degeneración como la de Podemos, hay muy poca en Europa.

Los simpatizantes de Syriza serán capaces de gritar: ¡Viva Grecia!, envueltos en la bandera griega (Syriza formó gobierno en coalición con Patriotas Griegos)… jamás los de Pablo Iglesias dirán ¡Viva España!, ni se envolverán en otra bandera, como no sea la de arcoíris:

iglesias gabilondo orgullo

Este paleto ignorante, un agitador resabiado de la izquierda, dirá elogios sobre la Reserva Federal

Con lo que cité allá arriba, está claro para qué gobierno trabaja Pablo Iglesias.

Por último, el asomo de Rusia, es otro elemento de disgusto europeo. Pero Rusia también pedirá lo suyo, materias primas, relación política de cooperación, gaseoducto… todo lo cual a la espera de la salida griega del euro. Lo cual no es tan fácil que se produzca… porque los EE. UU. no permitirá de buen grado que los agentes rusos estén a un paso de las bases de la OTAN. Otra inestabilidad en Europa, no prevista sin duda, con graves tensiones a la vista. Otro jugada potencial de Rusia que no gustará nada en el occidente. Los que lo gobiernan castigan con dureza intentos de la recuperación de la soberanía, tanto en individuos, como en los estados.

La situación parece interesante, pero más bien es preocupante. Y por los que menos lo es, es por los votos griegos.

Anuncios

3 thoughts on “¿Se hundirán las islas griegas en el Mar Egeo?

  1. Entiendo que el planteo es totalmente correcto: la Deuda Internacional se maneja como factor de dominación por determinados poderes y en determinadas circunstancias. Se usa al modo de una Espada de Damocles. Acá la Justicia no pinta nada, ya que si no se les cobra a los principales deudores, ¿conqué derecho se lo pretende hacer con los minoritarios?

    Desconocía que Japón estaba más endeudado -en unidades de PIB- que los EEUU. He ahí en la nipona a otra “economía artificial”, creada gracias a chorros y chorros de dólares regados con absoluta generosidad, pero que ahora dejan a esa “poderosa” economía a discreción de los Señores del Dinero.

    Me gusta

  2. También aciertas, en la distinción que haces entre Iglesias y Tsipras. El primero es un liberalote del NOM que busca terminar de hundir a lo que queda de España, mientras que el griego encarna la reacción de todo un pueblo al borde de la desesperación. Ambos enrolados en la “izquierda” formal dentro de lo que permite el actual juego de la Democracia, pero apuntando a objetivos enfrentados.

    Acá se debe prender una luz roja contra la empresa periodístia “Russia Today” (RT), que apoya abiertamente a Podemos.

    Me gusta

  3. Lo que comenté: EE. UU. no quiere a Grecia fuera de Europa; están en juego sus intereses. Es una zona estratégica como para dejarla a un paso de los rusos que se van creciendo.

    ABC refiere: Grecia no da propuestas a un Eurogrupo que pide reformas a cambio de las ayudas
    http://www.abc.es/internacional/20150705/abci-alminuto-referendum-grecia-201507050517.html

    como criticando a Grecia por ser unos chicos malos. Pero da igual, El Mundo lo deja claro:
    Obama reclama a Europa un nuevo acuerdo con Grecia
    http://www.elmundo.es/economia/2015/07/07/559c11a846163f2a728b45b7.html

    Una vez más Barack Obama ha tratado de mediar en la crisis de Grecia. El presidente de Estados Unidos ha hablado este martes por teléfono con los principales protagonistas del conflicto: la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras. El mensaje de Obama ha sido muy claro: Grecia no debe abandonar la Eurozona.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s