La participación del Card. Ravasi en el culto idolátrico, ¿un acto aislado? ¿Sin apoyo “doctrinal” y “magisterial”?

Anuncia su palabra a Jacób, sus decretos y mandatos a Israel; con ninguna otra nación obró así, ni les dio a conocer sus mandatos” Ps. 147

Pienso que es mi deber mientras viva en este mundo manteneros alerta con mis consejos,” 2ª Pd 1, 13

Los hombres de la Iglesia no son la Iglesia.” Santa Juana de Arco

Un acto chocante, peor aún, blasfemo, ha tenido lugar en Argentina en noviembre del año pasado, pero la noticia del evento acaba de saltar en los medios. Naturalmente, no todos. Cigoña se hizo eco del mismo, y no se ahorró epítetos de “tonto” e “imbécil” proliferados al Card. Ravasi. Gloria TV, de los pocos, omite los calificativos pero añade un dato llamativo – el de ser nombrado cardenal a pesar de haber mantenido posturas heterodoxas. Con lo cual, lo de Cigoña “de Ravasi no me lo esperaba, indica que tenía que haberse informado mejor; otros medios católicos, por el pasmo y miedo ante la reacción consternada del rebaño, ni siquiera se han atrevido no solamente comentar, sino siquiera transmitir la noticia.

Y la noticia es esta: un cardenal de la Iglesia Católica va dando vueltas (también lo hace una monja) durante (o sea, toman parte del acto) un culto pagano de Pachamama. Este es el vídeo:

Antes de seguir, tenemos que dejar alguna constancia de lo que supone este culto pagano de Pachamama, como hubo cuarenta mil en la época de San Pablo y lo que él llamo, inspirado por el Erspíritu Santo y entendible por la razón, culto a los demonios:

pachamama

pachamama2

pachamama3

pachamama4

 pachamama6

pachamama7

pachamama5

[También Cristina se apuntó. Por lo demás, es todo un símbolo de hippilandia]

¡Por Dios santo, van dando vueltas alrededor de un agujero en la tierra, le echan comida, es la Madre Tierra, gimotean, lloran cual adoradores de Baal del tiempo veterotestamentario de Elías! ¡El hombre número uno de la cultura de la Santa Sede!

¿Pero cómo es posible esto, cómo hemos podido llegar a esta situación? Para ello, primero tenemos que echar un rápido vistazo a la biografía y pensamiento de Ravasi.

PUNTO PRIMERO: ¿Quién es Card. Ravasi? Breve biografía y extracto esencial de su pensamiento

ravasi martini

[Mons. Gianfranco Ravasi, recibiendo el “Premio Lazzati” de mano del Card. Martini. Milano, el 2 de octubre de 1995, en la sede del Ambrosianum.]

Gianfranco Ravasi (Merate, Milano, 1942) es biblista y teólogo, hebraísta y arqueólogo. El 22 de junio de 1993 ha sido nombrado por Juan Pablo II Protonotario Apostólico Supernumerario. El 3 de septiembre de 2007, Benedicto XVI lo ha nombrado Presidente del Pontificio Concilio de la “Pontificia Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia” y Presidente de la “Pontificia Comisión de Arqueología Sacra”. Desde hace años colabora con los diarios Il Solo 24 ore y con L’Avvenire, semanarios Famiglia Cristiana y mensual Jesus; a su vez, es autor de varios libros, de los que (en concreto, hago referencia a Ges, una buona noticia –Torino, 1982;  Guía de la Tierra Santa; Ravasi – Santucci, Pellegrini in Terra Santa; Il racconto del cielo – Mondadori, 1995; artículo Processo a Gesù: assurda la tesi antisemita, en Famiglia Cristiana, 1 de noviembre de 1989; ) haremos breve reseña de sus tesis cruciales, respecto a:

  • La Resurrección de Cristo:

De Gesù, una buona noticia: “”El término” apariencia “en el sentido ordinario de hoy introduce la idea de algo parapsicológico y espectral. De hecho, las historias que leemos, son sustancialmente experiencias vividas de Cristo en el nivel de la fe o de discípulos individuales (tres apariciones privadas) o comunidades enteras (cinco “apariciones oficiales”). Los críticos radicales del siglo XX, en la práctica, identifican estos eventos con la misma Pascua de Jesús. Así que el famoso R. Bultmann, uno de los más grandes (y más polémicos) estudiosos del Nuevo Testamento, afirmaban que Cristo se levanta simplemente siempre que, en la fe, un hombre acepta el rescate de muerte de Jesús en la cruz. W. Marxen, uno de sus discípulos, pensó que la resurrección no era más que la llegada a la fe de Pedro. Cuando creo en Él, se eleva a Cristo; aquí es un resumen de la tesis de estos eruditos.” (p. 151)

Ravasi cita a Bultmann… ¿todavía estamos con eso? Luego añade: “la monición de los ángeles es la invitación de liberarse de una visión demasiado materialista de la resucurrección, como si fuera una reanimación de un cadáver y no el pleno misterio de la encarnación de Dios y la salvación del hombre”.

Pero Ravasi, ¡Cristo realmente resucitó! Comió alimentos, sus pisadas dejaban huella en la gravilla camino de Emaús, hizo fuego y asó pescado para su discípulos en el lago… pero entra en el Cenáculo por la puerta cerrada, porque su cuerpo glorioso ya no está sometido a las leyes de naturaleza, pero es un cuerpo real, y comprobado, y testimoniado, y dado como verdad de fe para creer con mucha más seguridad de que yo podría narrar de haberme visto y comido con tal o cual persona.

Pero estas basaras enseñadas por Ravasi o impedían que fuese nombrado cardenal por Benedicto XVI.

  • La Ascensión de Jesús al Cielo;

Para Ravasi, “la Ascensión no es más que la meditación sobre el significado de la Pascua y la Resurrección” (p. 150). “De hecho, el Evangelio de Lucas termina con la ascensión al cielo, que como veremos, es una manera simbólica de expresar el profundo significado de la Pascua: de la ciudad terrena, Jerusalén, Cristo entra en la ciudad celestial, la esfera de Dios, y por detrás Él, guía y pastor (Hch. 5, 31), toda la humanidad ve la posibilidad de superar los límites del tiempo y el espacio para lograr la plena comunión con Dios en la Tierra Santa “(p. 118).

O sea, otro “símbolo”. Que Jesús haya subido al cielo “delante de sus ojos”, es otro símbolo. ¡Hay algo real para Ravasi! Señor Ravasi, ¿de qué religión es usted?

  • Los milagros de Jesús;

“Es natural, pues, que la investigación científica reciente sobre los Evangelios ha planteado la cuestión y se ha sometido a su escrutinio los milagros del Evangelio.” (p. 93 s.).

  • Los Ángeles.

“Signo clásico en el Antiguo Testamento, que llevan una túnica blanca, un color que es apocalíptico, que representa el misterioso encuentro entre el cielo y la tierra, entre Dios y el hombre. El ángel, por lo tanto, más que referirse a un conjunto de datos externos debe ser reportado a una experiencia real, pero interior, que las mujeres hacen a Dios. Por lo tanto, decir “¡Ha resucitado!” No es más que el “yo” que profesa la Iglesia y profesará siempre. La escena, o “Teofanía” (aparición de Dios) es una escena eminentemente teológica de la proclamación de la Pascua. El estudioso francés Leon-Dufour, explica el comunicado Evangelio: “La Iglesia ha entendido que, confesando su fe en Jesús resucitado, era Dios mismo quien se lo reveló.”” (P. 140).

En otro paso, Ravasi, dice: “El ángel es un símbolo de Dios.”

Aquí todo son símbolos e racionalizaciones. Pero de la fe de la Iglesia en las criaturas espirituales y personales y reales, llamadas ángeles, que tienen su papel y aparición concreta en el misterio de la salvación, me río yo.

  • Los Evangelios: históricamente no atendibles (vamos, fiables):

Famiglia Cristiana, 1989, “Proceso a Jesús, absurda la tesis antisemita: “Hay que tener en dos áreas distintas: la de los hechos históricos y la de su significado teológico”

En este artículo dice disparates. Que la sentencia a Jesús fue según la ley judía, y por lo tanto no atribuible a Caifás, sino a Él (Cristo).

  • Lázaro muerto, no resucitado.

“Las palabras y los hechos de Jesús se iluminan, transfigurados, procesados con fines que no sean la historiografía, sino de la fe.”

Por lo tanto, Ravasi dice: “Yo soy de evitar dos extremos:

1) creer que Jesús resucitó a Lázaro de entre los muertos, y como se describe en detalle por Juan;

2) que toda la historia es una pura invención del evangelista “.

Y concluye: “Parece aquí que la diferente concepción: para nosotros, el milagro es predominantemente un prodigio; para el hombre de la Biblia es una “señal”. Y eso es exactamente lo que Juan hace al narrar los siete milagros de Jesús que ha seleccionado en su Evangelio. Los “signos”, es natural que se refieren a otras cosas, y eso es lo que importa más al evangelista; no tanto el hecho en sí”.

Como vemos de todo ello, no es para “esperar de Ravasi otra cosa”. En efecto, para un escritor no católico como él, es de esperar que esté dando vueltas en el culto a Pachamama. Lo que no es de esperar, es que en 2010 reciba capelo cardenalicio. ¿Encima premiado?

ravasi ben

Observemos por otra parte que la obra del modernista Ravasi parece calcada a la Walter Kasper, otro “teólogo” insigne y de ascenso estelar. En el ensayo Una mirada a la teología de Walter Kasper, he señalado herejías principales de este autor de la “teología de rodillas”, referentes a:

  • la divinidad de Jesús
  • los milagros de Jesús
  • resurrección de Jesús
  • la Ascensión y las apariciones de Jesús
  • la virginidad de María

entre los principales puntos. No hay que descartar los temas tan claves como lo es la infalibilidad de la Iglesia, en definitiva y resumiendo: los dogmas son expresiones de la fe de la Iglesia que camina. A todo esto habría que añadir otro asunto de extrema importancia: el de ecumenismo y el de la Declaración conjunta católico luterana cuyo responsable católico era el mismo Kasper. En todo caso, en otro ensayo. Pero por ahora, ocupémonos de los soportes “doctrinales” de Ravasi.

PUNTO SEGUNDO: Conexiones “doctrinales” y “magisteriales” del Card. Ravasi

He analizado en el ensayo En torno a Nostra Aetate errores, sí, errores, de esta declaración conciliar. Nostra Aetate no se basa en la Tradición, en la Escritura, en el Magisterio anterior. Sus aportes son teológicamente incorrectos, de allí que no pudo hacer referencia a nada anterior… ya que nada parecido existió antes… por no haber podido existir. Orientaciones equívocas existen también en los decretos sobre el ecumenismo o libertad religiosa. Más bien aquellos decretos parecían amagos de reconciliación con el mundo y la forma de pensar de entonces, pero lo cristiano no se reconcilia con el mundo, sino lo ama con el amor de Cristo, llevándole la luz de su Palabra y la fuerza de sus Sacramentos.

Pero existe un documento, nada menos que la encíclica Redemptor hominis de Juan Pablo II (1979), que va aún más allá. En el número seis, afirma, el resaltado es mío:

Aunque de modo distinto y con las debidas diferencias, hay que aplicar lo que se ha dicho a la actividad que tiende al acercamiento con los representantes de las religiones no cristianas, y que se expresa a través del diálogo, los contactos, la oración comunitaria, la búsqueda de los tesoros de la espiritualidad humana que —como bien sabemos— no faltan tampoco a los miembros de estas religiones. ¿No sucede quizá a veces que la creencia firme de los seguidores de las religiones no cristianas, —creencia que es efecto también del Espíritu de verdad, que actúa más allá de los confines visibles del Cuerpo Místico— haga quedar confundidos a los cristianos, muchas veces tan dispuestos a dudar en las verdades reveladas por Dios y proclamadas por la Iglesia, tan propensos al relajamiento de los principios de la moral y a abrir el camino al permisivismo ético? Es cosa noble estar predispuestos a comprender a todo hombre, a analizar todo sistema, a dar razón a todo lo que es justo; esto no significa absolutamente perder la certeza de la propia fe, o debilitar los principios de la moral, cuya falta se hará sentir bien pronto en la vida de sociedades enteras, determinando entre otras cosas consecuencias deplorables.”

O sea, Juan Pablo II contemplaba, ya durante el primer año de su pontificado, la oración comunitaria con los miembros de otras religiones. ¿Por qué entonces enfadarse con Ravasi? Pero claro que hay que reprobar el acto de Ravasi (como antes se tuvo que reprobar sus escritos)… ¡y la enseñanza de Juan Pablo II! ¡Porque esta, junto con el soporte conciliar, da lugar a barbaridades de este tipo!

Aunque, en el mismo párrafo, Juan Pablo II añade que “esto no significa absolutamente perder la certeza de la propia fe”, hay que oponerse frontalmente, o sea, ser intransigente con lo que no se puede transigir con las prácticas e intenciones siquiera de este tipo. ¡Porque una cosa contradice la otra, y las dos no pueden valer al mismo tiempo! ¡Porque no se puede estar en comunión con Cristo y con Baal, lo dijo ya bien claro San Pablo! Además, arremete contra la lógica más elemental. No hay salvación fuera de la Iglesia; recuerdo: es un dogma, nada menos. No hay pues, bondades de las que aprender de los de fuera. La Iglesia, cumpliendo la misión encomendada por Cristo, es la que tiene que docere, enseñar a los de fuera. Puede existir una bondad natural en alguna criatura, y esta suscitada por Dios sin duda alguna, pero a pesar de las otras religiones. ¡No hay nada que analizar, todo ya está dicho! Esa era la práctica de la Iglesia desde los primeros siglos: enseñar a los demás. Nunca se aprendía de ellos. Estos, a su vez, una vez bautizados, podían llegar a ser héroes de santidad, con la ayuda de la gracia, por supuesto.

Eso, y no otra cosa, es lo que se ha vivido en la Iglesia desde siempre… hasta nuestros días. Por eso, es evidente que esta doctrina no es cristiana, la diga quien la diga.

Bueno, todo lo contrario. La Iglesia ha dicho, mediante documentos solemnes pontificios entre otras cosas, cosas totalmente acordes con la Tradición y totalmente contrarias a esta práctica actual, a esta y la que vamos a ilustrar más todavía. Basta recordar Qui pluribus de Pío IX de 1846, Sobre la Fe y la Religión, o Mortalium animos de Pío XI, mucho más reciente (en el día de la Epifanía de 1928). Esta encíclica es realmente la clave para mostrar:

1) La incompatibilidad de la práctica y “doctrina” actual con la Tradición, y

2) Los patronos de pensamiento realmente católico. Así es como un católico debe pensar en estas cuestiones. Punto. No existe “evolución” del pensamiento católico, de forma que llegue a lo contradictorio, y se siga llamando “católico”. Eso parece más bien el método de la interpretación de aleyas coránicas, de forma que la posterior y la que contradice alguna anterior, sencillamente la anule. ¡La que vale es la última! Naturalmente, a otro perro con ese collar.

Porque merece la pena, aunque dejé el enlace a Mortalium animos, reproduciré solamente los títulos de los apartados de la misma, junto con un par de frases, para ilustrar lo que acabo de afirmar:

Contexto:

1. Ansia universal de paz y fraternidad

2. La fraternidad en religión. Congresos ecuménicos

Enseguida se aclara la postura:

3. Los católicos no pueden aprobarlo

4. Otro error – La unión de todos los cristianos. – Argumentos falaces

5. Debajo de esos argumentos se oculta un error gravísimo

6. La verdadera norma de esta materia

7. Sólo una Religión puede ser verdadera: la revelada por Dios.

8. La única Religión revelada es la de la Iglesia Católica

9. Un error capital del movimiento ecuménico en la pretendida unión de iglesias cristianas

En este mismo punto, el Pontífice advierte:

Otros en cambio aun avanzan a desear que el mismo Pontífice presida sus asambleas, las que pueden llamarse “multicolores”.

Para luego continuar:

10. La Iglesia Católica no puede participar en semejantes uniones

11. La verdad revelada no admite transacciones

12. La Iglesia Católica depositaria infalible de la verdad

13. Sin fe, no hay verdadera caridad

14. Unión irrazonable

15. Resbaladero hacia el indiferentismo y el modernismo

16. La única manera de unir a todos los cristianos

17. La obediencia al Romano Pontífice

18. Llamamiento a las sectas disidentes

19. Conclusión y Bendición Apostólica

Bien comprendéis, Venerables Hermanos, cuánto deseamos Nos este retorno, y cuánto anhelamos que así lo sepan todos Nuestros hijos, no solamente los católicos, sino también los disidentes de Nos; los cuales, si imploran humildemente las luces del cielo, reconocerán, sin duda, a la verdadera Iglesia de Cristo, y entrarán, por fin, en su seno, unidos con Nos en perfecta caridad.”

En definitiva, antes se practicaba el ecumenismo del retorno. Así de sencillo. ¿Pensáis que ha ido mal? Ahora sí que va mal, antes iba así (D. Rops, “Un combat pour Dieu”, de la “Histoire de L’Eglise du Christ“, Paris, 1967): en la Inglaterra, por ejemplo, entre 1920 y 1930, hubo 121.793 de conversiones de anglicanos al catolicismo; en Alemania, cerca de 10.000 conversiones al años. El ritmo parecido se observa en Dinamarca, Noruega, etc. Antes Uniátas, la unión con los cismáticos bizantinos se realizó, aunque sea por pocas semanas y meses después del Concilo de Letrán, de Florencia. Y asintieron en todo lo que era menester, mientras pudieron aguantar la intransigencias de sus popes y monjes.

Pero volvamos otra vez a la actualidad nuestras, vayamos ahora otro paso más, hagamos referencia a la Convocatoria de la oración por la paz en Asís (Juan Pablo II, Audiencia General, 22 de octubre de 1986), en la que leemos nada más empezar:

Como es sabido, el próximo lunes 27 de octubre, estaré en Asís con numerosos representantes de otras Iglesias y Comunidades cristianas y de las otras religiones del mundo, con el fin de rezar por la paz….

 

En Asís todos los representantes de las Iglesias y Comunidades cristianas y de las religiones del mundo estarán comprometidos únicamente en invocar de Dios el gran don de la paz.” (n. 1)

Y ahora, fijémonos en esto (n. 2):

Quisiera que este hecho, tan importante para el proceso de reconciliación de los hombres con Dios y entre sí, fuera visto e interpretado por todos los hijos de la Iglesia a la luz del Concilio Vaticano II y de sus enseñanzas.”

¿Qué observamos? Que la convocatoria de Asís no contiene ninguna, pero ninguna referencia al magisterio anterior de la Iglesia, ni la Escritura, ni la Tradición. Nada. Las citas son de Nostra Aetate, Ad gentes, Lumen gentium, Gaudium et spes, y las encíclicas Ecclesiam suma de Pablo VI y Redemptor hominis de Juan Pablo II. Ninguna cita bíblica, excepto “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá” (Lc 11, 9), con la que termina el documento, pero aplicada en un contexto equívoco. El Señor no se refería a la oración de sus discípulos con los paganos. El contexto de estas palabras es la enseñanza del Señor respecto a la oración de sus discípulos a su Padre, que dará el Espíritu Santo a los que se lo piden. ¿Han venido a rezar al Padre de Jesús, los representantes de otras religiones? ¿Pertenecen al Cuerpo Místico de Cristo los no católicos? No, porque una solamente es la Iglesia de Cristo. Y esa es la Católica. Jesucristo no fundó “Iglesias”, sino la Iglesia. Esa misma, y no otra, es la Iglesia Católica. Y la misión de su Iglesia no es oración comunitaria con otra gente, sino enseñarles: “-pues la vida se manifestó y nosotros la hemos visto y damos testimonio, y os anunciamos la vida eterna que estaba junto al Padre y se nos manifestó-, lo que hemos visto y oído os lo anunciamos para que también vosotros estéis en comunión con nosotros. Nosotros estamos en comunión con el Padre y con su Hijo, Jesucristo” (1ª Jn 1, 2-3).

Con quién está en comunión esa otra gente, ahora mismo no se lo voy a decir; pero con Dios no. Y nosotros no podemos tener oración comunitaria con ellos. Muy simple.

En resumen, la Convocatoria de la oración en Asís no podía tener ninguna referencia al Magisterio anterior al Concilio Vaticano II, porque estas no existen.

Sin embargo, la actividad de Juan Pablo II durante todo su reinado fue marcada por este párrafo nº 6 de Redemptor hominis. Hasta tal punto que en todas partes del orbe los altos mandatarios de la Iglesia seguían el ejemplo de Juan Pablo II.

Recordemos primero algunos momentos tan reales como increíbles, ocurridos en Asís:

buda taber

[La imagen de Buda encima del tabernáculo en la iglesia de San Pedro en Asís, 1986]

buda taber 2

buda taber 3

buda taber 4

[Hasta le echaron el incienso en la misma iglesia]

¿Cómo entonces extrañarse de tantas escenas ocurridas con los altos prelados, en las iglesias y catedrales católicas desde aquel entonces?

sintoistas sant

[Ceremonia sintoísta en la Catedral de Santiago]

barc 2010

[Encuentro interreligioso en Barcelona, 2010. Las imágenes de abajo son del mismo evento. Las fotos de la comunidad de San Egidio]

barc 2010 b

barc 2010 c

vudu 2011 ben 2

[A los 25 años de Asís. Segundo a la derecha de Benedicto XVI, un ¿qué? de vudú]

Además, situaciones de las más extravagantes han tenido lugar en relación directa con Juan Pablo II, y, si cabe, más escandalosas que de las que hemos podido presenciar en Francisco. Durante su viaje a Benín, el 4 de febrero de 1993, dirige el siguiente mensaje a los representantes vudú allí presentes:

Ustedes tienen un gran lazo hacia las tradiciones entregadas por sus antepasados. Es legítimo estar agradecido a los que os pasaron este sentido de lo sacro, creencia en un único Dios que es bueno, el sentido de la celebración, estima por la vida moral y la armonía en la sociedad”.

jpii vudu

¿Pero esto es posible? ¿Que un papa hable así? Por empezar, creo que Juan Pablo II realmente era sincero mientras decía estas cosas; por lo demás, era un hombre de oración, ayunaba, se mortificaba… pero esta doctrina suya no es católica. No hay más. Pero esto, “el Papa lo ha hecho, luego está bien”, lleva a lo siguiente (la respuesta debía haber sido: o rectifique inmediatamente, o no le podemos obedecer como a un papa):

vudu 2011

[Un brujo vudú actuando en Asís, 27 de octubre de 2011]

vudu 2011 ben

[Saludado por Benedicto XVI]

San Pablo, guiado por el Espíritu Santo, escribía a los ex paganos de Corintio, Efesio, Capadocia, Coloso, etc., que fueron los demonios los que les impulsaban al culto idolátrico. Lo que decía San Pablo formaba parte de la Revelación… perfectamente entendible por la razón. Basta ver las imágenes de Pachamama y darse cuenta que tenía toda la razón; y, relacionado con el desgraciado tema vudú, basta recordar algunas de sus prácticas inherentes: “expulsiones” de los “espíritus”, hechicería, rituales de sacrificios humanos que mantenían hasta los descendientes de los esclavos en América del Norte:

vudu expulsion

vudu magija

vudu sacr 2

CONCLUSIÓN

 

Hay que parar esta bola que aumenta día a día. Ya es tan grande que de le primera bola de nieve, tirada risueñamente por la ladera en un ambiente soleado que invitaba engañosamente a la tranquilidad y confianza, se ha hecho en estas ya más de cinco décadas una avalancha gigantesca que amenaza a poblados enteros. Arrasa por donde pasa, y día a día es más grande e insoportable. Los teólogos e historiadores de la Iglesia, sin pelo en la lengua y con amor a la verdad, deben abrir las heridas en el Cuerpo Místico, localizarlas, señalarlas, desinfectarlas para que puedan ser curadas. Escocerá, pero no hay otro camino.

Las doctrinas nocivas han llegado a la misma cúspide de la Iglesia. Esta es la tercera, y la mayor de las tres, gran crisis de la Iglesia, posiblemente la que encaja con el tiempo predicho de la gran apostasía (cf. San Pablo a los tesalonicenses). Los Padres y el Papado nos sacaron de la gran crisis arriana; en el periodo previo a herejía protestante, la mundanización de los papas y de la curia algunas veces dejó ejemplos de la vida moral desordenada, más la fe no se tocaba. Hoy tenemos cardenales no católicos, papas de cuya validez se duda. Con tan solamente no suspender en sus funciones a un cardenal heterodoxo, tenemos suficiente. Porque si los desatinos públicos de estos son tolerados y no sancionados por la máxima autoridad, es porque esta piensa lo mismo. Al margen de todas las demás cosas. Y, como todos somos como ovejas sin pastor, porque esos ejemplos no son buenos, no son imitables; son condenables, deben ser rechazados. Repito, como todos somos como ovejas sin pastor en esta tierra, desatinamos, luchamos desperdigados, como mejor sepamos y a solas.

Los que no cuestionan los papados conciliares, y son católicos con buenas intenciones, omiten tantas cosas de estos papas. No prestan oído a tantas cosas de las que saben que no están bien. ¿Pero eso es posible? El papa es para guiarnos, no para que lo punteemos. Esto lo cojo de su enseñanza, y esto no. En definitiva, soy yo el que juzga con lo que me quedo y con lo que no. Perdonad, pero con un papa no se puede aplicar tal proceder. Si hay algo que no está bien en algún caso puntual, eso se dice. Pablo se lo dijo a Pedro, y este rectificó. Un papa no puede perdurar en el error. Juan XXII también rectificó. San Bellarmino examinó todos los pontificados hasta el siglo XVII, y no encontró ni uno solo (al margen de los antipapas) siquiera dudoso. O sea, todos los papados anteriores eran válidos. Ni uno solo enseñaba algún error, tal y como lo apuntamos. ¿Y ahora? ¿Seguimos estos ejemplos?

[Todo un símbolo, la hermosísima Basílica de Asís, antes y durante el terremoto del 97. No os burléis de Dios. Como si viéramos su desaprobación y advertencia:]

destruido 1

destruido

Cardenal Ravasi, al ser un hombre del sistema, pero no de la Iglesia, sigue los ejemplos marcados. Él sí reconoce que el Concilio era todo correcto, y que la doctrina de los papas conciliares es para imitarla. Él es coherente en su creencia. Debido a los ejemplos y enseñanzas citadas, que trazaron el camino.

Hemos llegado a un punto de bifurcación, y hay trayectorias que nos es prohibido tomar.

Anuncios

10 thoughts on “La participación del Card. Ravasi en el culto idolátrico, ¿un acto aislado? ¿Sin apoyo “doctrinal” y “magisterial”?

  1. Querido Carlos,
    son los pastores, no yo, los que tendrían que objetar sobre estas cuestiones. Pero ves como están las circunstancias: si alguno dijera algo, lo machacan vivo.
    Aquí dejo la carta de Germán Mazuelo-Leytón sobre un tema relacionado:
    Carta al P. Xavier Albo ante su participación en un acto sincretista
    http://infocatolica.com/blog/cartadirector.php/1007181101-carta-al-p-xavier-albo-ante-s

    “Como quien conserva en un zoológico a un orangután albino, el nuevo humanismo intenta “preservar” lo que llama las culturas de los pueblos originarios, condenando -previa esterilización, para que no sumen más de la cuenta-, a otros seres humanos a la ignorancia que les impide su realización como personas. Y, por si fuera poco, les reconoce el “derecho” a volver a sus prácticas religiosas ancestrales: una forma de borrar y en otros casos de impedir la evangelización.” (Pbro. Juan C. Sanahuja, Noticias Globales n.º 816).”

    Me gusta

  2. Carlos, puedo entender que siendo hombres se equivoquen como todos, pero me da la impresión de que no has entendido que nos encontramos en una apostasía general. Dicha apostasía está relatada en la 2ª de Tesalonicenses 2, y está siendo provocada desde el interior de la Iglesia, esa es la diferencia con el tiempo anterior y con los papas anteriores. A partir de la renuncia provocada del papa legítimo Benedicto XVI por el caso Vatileacks y otros que desconocemos…
    El documento de su renuncia en latín tiene faltas gramaticales, y segun los cánones de la iglesia su renuncia no es válida, ni el papa saliente del cónclave es legítimo.
    Antonio Socci lo describe en su libro “No es Francisco, la iglesia en la tempestad”.Antes que fuera elegido Bergoglio, fue elegido el cardenal Scola, algunos medios de la prensa en Italia lo felicitaron.
    También debemos tomar nota de las barbaridades que ha ido predicando el obispo de Roma, Bergoglio:
    La Virgen tuvo dudas al pie de la cruz, pensó que fue engañada.
    Dios no es católico.
    No me interesa que a un niño le eduquen los católicos, hebreos, protestantes o musulmanes, lo que me importa es que le den de comer.
    ¿Quien soy yo para juzgar a un gay…?
    Invitó a un transexual y a su pareja al Vaticano. Si quería ayudar a salvar su alma, ¿porque invita a su pareja? Asi dió a entender públicamente que estaba de acuerdo con la relación que ambos mantienen.
    Ha elegido al cardenal Kasper para dirigir el sínodo de la familia, y dicho cardenal ha escrito varios libros heréticos como dice este artículo. Si lo que pretende es promulgar herejías lo ha conseguido y lo veremos al finalizar el sínodo en octubre de este año. ¿Porque no eligió a otro cardenal que fuera fiel a la doctrina?
    El tercer secreto de Fátima según Antonio Socci es “la apostasía alcanzará la cúspide de la iglesia”.
    Catecismo 675.

    Me gusta

  3. Estimado Carlos,
    Santo Tomás, sobre la corrección fraterna:
    Suma teológica – Parte II-IIae – Cuestión 33
    Artículo 4: ¿Está alguien obligado a corregir a su prelado?
    2. Reprender a la cara y en público (Gál 2,11) rebasa a la moderación de la corrección fraterna. Y San Pablo no habría reprendido de esa manera a San Pedro si no hubiera sido de alguna manera su igual en la defensa de la fe. Mas amonestar oculta y severamente puede hacerlo incluso quien no sea igual. Por eso, escribiendo a los Colosenses 4,17 pide San Pablo reprender al superior, en estos términos: Decid a Arquipo: cumple tu ministerio. Hay que tener en cuenta, no obstante, que en el caso de que amenazare un peligro para la fe, los superiores deberían ser reprendidos incluso públicamente por sus súbditos. Por eso San Pablo, siendo súbdito de San Pedro, le reprendió en público a causa del peligro inminente de escándalo en la fe. Y como dice la Glosa de San Agustín: Pedro mismo dio a los mayores ejemplo de que, en el caso de apartarse del camino recto, no desdeñen verse corregidos hasta por los inferiores.
    http://hjg.com.ar/sumat/c/c33.html

    Me gusta

  4. Ya, pero yo tengo la obligación de creer antes a Dios que a los hombres.
    En la 2ª de Tesalonicenses 2, nos dice S. Pablo que el hombre inicuo no puede usurpar el trono sagrado hasta que no sea quitado de enmedio quien se lo impide. (Benedicto).
    Además, en Garabandal nos dijo la Virgen al morir el papa Juan XXIII, que ya solo quedaban cuatro papas y que a continuación comenzaba el fin de los tiempos. No nos dijo cinco, ni siete, nos dijo cuatro, el cuarto es Benedicto. Y el fin de los tiempos está relatado en la 2ª de Tesalonicenses 2.
    En Nigeria, 1.997-Bernabé Nwoyen recibió un mensaje del Señor que dice: muy pronto mi santo vicario será sacado de Roma… y estas apariciones están aprobadas por el obispo de la diócesis.
    La Beata Ana Catalina Enmerich dice que al final de los tiempos habrá un enfrentamiento entre dos papas. El papa Benedicto ya le ha dado un aviso al cardenal Kasper por sus declaraciones heréticas en el sínodo.
    Y hay mucho mas, como bien sabes.
    Un saludo.

    Me gusta

  5. En todas las manifestaciones marianas verdaderas existen lagunas que no sabemos explicar hasta que no sucedan los hechos profetizados.
    El Discernimiento me dice que todo lo que anunció la Virgen en Garabandal es cierto y se cumplirá. De hecho ya se está cumpliendo con la renuncia de Benedicto y el reinado de Bergoglio. Quienes no lo entiendan ahora tendrán que esperar al mes de octubre, porque las herejías propuestas por el cardenal Kasper serán introducidas en el interior de la Iglesia. Este acontecimiento provocará el mayor Cisma de toda la historia de la Iglesia.
    ¿Acaso no vemos en todo el mundo el resurgir de la homosexualidad?
    Se intenta aprobar las uniones de homosexuales dentro de la Iglesia.
    ¿No es suficiente prueba tu propio artículo de que nos encontramos en el Fin de los Tiempos?
    ¿Que te parecen los demas datos presentados en el anterior comentario?

    Me gusta

  6. Alejandros, yo veo muchos problemas no solamente con Francisco, sino cada vez más veo que hubo muchas cosas incomprensibles también con Juan Pablo II o con Benedicto XVI. De Pablo VI ya hablé en otros artículos.
    Por lo demás, en cuanto a Garabandal, puede haber cosas que se digan bien, o que sean de provecho; no lo niego. Pero cuando hay una “profecía”, y esa no se cumple… eso es un elemento muy a tener en cuenta.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s