La fundamentación de la intolerancia islámica

Echémosles una mirada con las manos en la masa. Que nos den lección sus competentes de verdad. Oigámoslo de la boca del popular Jeque saudita Muhammad Salih al-Munajjid (la traducción debajo del vídeo):

En su discurso, al-Munajjid dijo que “algunos (musulmanes) hipócritas se extrañan de cómo nosotros (los musulmanes) no les permitimos a ellos (a los occidentales) construir las iglesias, a pesar de que ellos nos permiten construir las mezquitas (en sus países).” El Jeque responde que cada musulmán que esté pensando de esta forma es un “ignorante” y desea equiparar lo correcto con lo equivocado, el Islam y el kafr (no Islam), monoteísmo y shirk (politeísmo), dando a los dos conceptos el mismo valor, deseando igual uno con lo otro. Así que esos (musulmanes hipócritas) preguntan: “¿Por qué nosotros no les construyamos las iglesias lo mismo que ellos nos construyen las mezquitas? Así les podríamos devolver el favor.” Pregunta el Jeque: “¿Queréis adorar a alguien diferente de Alah? ¿Queréis eliminar la diferencia entre lo verdadero y falso? ¿Es que los templos de fuego de Zaratustra, las sinagogas judías, las iglesias cristianas, los conventos de los religiosos, templos budistas o hindúes, es que son iguales a la casa de Alah y a las mezquitas? ¿Es que pueden comparar eso? ¿Vosotros igualáis esas dos cosas? ¡Oh, infiel!, porque a aquel quien iguala el Islam y el kafr (no Islam), ha dicho Alah: “Quien quiera alguna otra religión excepto el Islam, no sea aceptado jamás, y en aquel mundo se encontrará entre los perdedores” (Corán 3:85). Y Mahoma el Enviado ha dicho: “Por aquel en cuya mano está la vida de Mahoma (por el Alah), el que de los judíos o de los cristianos oyera de mí, y no quisiera aceptar la fe en la que estoy enviado, y muera en ese estado (de la infidelidad), morará en el infierno.”

 

seik

[Jeque Muhammad Salih al-Munajjid]

 

No se puede decir que aquí no haya lógica. Realmente, si el Islam es verdadera religión, el Jeque tendría cierta razón. Porque, ¿por y para qué permitir que circule algo dañino para la sociedad? Es malo si es contrario al Islam, verdadera religión.

 

Es así como piensan ellos, y esa lógica es correcta en lo esencial. Pero, existe también la aplicación práctica de esa lógica, en lo que a su vez se puede apreciar y comprobar cómo el Islam no es de Dios, sino de su enemigo, es decir, del Diablo.

 

En primer lugar, el Islam no es verdadera religión, lo cual es fácil de demostrar sin ninguna invocación a la verdad cristiana revelada, sino aplicando solamente la razón. Consideraremos por ello muy someramente un par de puntos:

 

  • Todo el mundo debe tener claro que el hombre y la mujer, la mujer y el hombre, son seres humanos dotados de la misma dignidad. ¿Cómo entonces un hombre puede tener hasta cuatro mujeres? Puede, si la mujer es una pieza de ganado, y no persona humana. Luego, si Dios (líbranos Señor hasta de pensarlo por un momento) fuera odio y violencia, el Islam sería de “Dios”. Pero en la naturaleza y en la constitución del hombre y de su existencia y naturaleza nosotros podemos observar una armonía y amor; en la conciencia de cada uno todo el mundo puede comprobar que se encuentra bien si hace bien; mal, si hace mal. Dios no puede ser ni odio ni destrucción, mentira y engaño. Debido a que, por lo tanto, el hombre y la mujer, la mujer y el hombre, son seres humanos iguales en su dignidad, en la misma medida el Islam es una “doctrina” al margen de todo orden, sentido, amor y bondad. El Islam, en esencia, es una especie de una “religión” pagana y de forma bastante acertada, “corporal”.

 

  • Hasta tal punto el Islam es corporal (en el peor sentido de la palabra), que su “paraíso” es la promesa de todo disfrute carnal. A sus “mártires” y muyahádines les esperan en el “cielo” setenta uríes, vírgenes…. ¡para su “disfrute”! Sus soldados “valientes” reciben el premio en el “paraíso” en la forma… ¡de disfrute sexual! Y después de cada cópula con alguna virgen, esta de nuevo se hace virgen, de forma que también “mañana” (un concepto realmente brillantemente aplicado a su “eternidad”) puede aportar y servir para el placer del magnánimo y digno de toda veneración guerrero. ¿Eso es religión? Eso es basura. Basura que explica por qué los terroristas islámicos con mucha frecuencia utilizan películas pornográficas… ¡para prepararse para el paraíso que les espera!

 

 

  • Perspectiva social. ¿Qué ha traído el Islam al mundo? La espada y las masacres; rapto y violaciones; miedo, pavor y horror. “¡Mamá, turcos!”, eso es lo que los críos del sur de Italia y en los Balcanes aprendieron de ellos. Eso es la marca que les quedó grabada, eso es lo que se transmitió a las generaciones futuras, ¡no sea que se olvide jamás! “Ilija (Elías), Ilija, Ilija…” gritaría una madre bosnia corriendo tras la caravana en la que llevaban el fruto de sus entrañas. (Los turcos escogían a los chicos más apuestos para hacer de ellos soldados de élite en Estambul, jenízaros, para hacer nuevas conquistas.) A ver si al muchacho por lo menos le quede recuerdo a su nombre de pila… Nadie de ellos está contento viviendo en sus países. En ninguna parte están contentos. Viven míseramente en un 99%, pasando por Pakistán, Turquía hasta Arabia. Y si en alguna hay menos miseria del 99%, viven como esclavos bajo vigilancia. Llegan a otros países y siempre alguien tiene la culpa por lo que les pasa, alguien les persigue, alguien les está haciendo algún mal. No están contentos en ninguna parte ya que no tienen ni bondad, ni sosiego, ni paz en ellos mismos… porque eso no es religión de Dios, sino de Satanás.

 

  • Su expansión es por medio de la espada y violencia. Nadie les había invitado; vienen solos sin preguntar, y por donde pasan, la hierba no crece. El cristianismo se extendió por medio de la sangre de los mártires; el Islam por medio de la sangre de los degollados. Eso es el Islam: la religión del saqueo y sangre, espada y terror, religión de la maldición porque allá donde alcance, corrompe el alma de la gente. Son viles, no les puedes creer, siempre tienes que cuidar tu espalda. Utilizan la mentira para conseguir sus fines asquerosos. Las regiones que los sufrieron durante siglos gimen bajo su yugo, y van hacia atrás. No hay progreso en ninguna parte, excepto en la época actual cuando compran la técnica con el petróleo. No crean, sino compran. En sus países hablan de decencia y virtudes, mientras a sus jefes no les da la vergüenza buscar prostitutas rubias para sus harenes.
  • El Enviado, el “Profeta” Mahoma. Un ser perverso, tomó a una niña, Aisha, a la edad de seis años por esposa. No usó de “matrimonio” hasta que esta cumplió nueve años, y eso le cuentan en “virtud”. Un animal pérfido. Precisamente por ello, por los meridianos y paralelos del mundo musulmán – allá donde se puede todavía conseguir su “pureza” doctrinal, imitan al Enviado de Alah:

djevojc

islammm

(Ahíja, Yemen. Vestida de verde, Tahani, 8 años, con marido Mejed de 27. Detrás va Ghada, de 8 años, con su marido)

Su biografía es historia de una agresión alocada contra todo que no quiso hacerse islámico. Vil, se aguantaba mientras estaba en minoría; en cuanto su secta se hacía más fuerte, allí va como un vampiro atacando al cuello, y no suelta. ¿Ha recordado la historia de la humanidad a un caudillo tribal más salvaje?, es la cuestión. Ese es el iniciador de su “religión”. Relacionando con la crisis actual de refugiados, recordemos que al principio el mismo Mahoma fue un refugiado al desplazarse de La Meca a Medina. ¿Y por qué lo echaron de La Meca? Porque les quiso imponer la Sharia. Medinenses lo acogieron, pero en tan solamente seis años consiguió imponerles su régimen. (¿Cómo? Mediante la imposición, persecución, expulsión y decapitación.) ¡Hay que tener en cuenta que vino a Medina con solamente cien seguidores! Después de ello, utilizó a Medina como el punto de partida para la conquista de toda Arabia. Apenas cien años después de su muerte, los musulmanes consiguieron extender su dominio en la mitad del mundo conocido de entonces: los restos del Imperio Occidental en África del Norte desaparecieron bajo la espada y persecución musulmanas. Recordemos que aquella región fue la cuna de San Agustín, apenas doscientos años antes de Mahoma.

patera belen

Eso es el Islam, resumido en un par de puntos, solamente partiendo de los datos observados racionalmente. Así como piso la tierra y como respiro, así miro al Islam. Con la misma lógica y reflexión, y es lo que estoy viendo. Por lo demás, como cualquier otros. Bajo la condición que seamos sinceros, reales y sin mirar a otro lado.

 

Añadamos a todo esto también un par de datos que nos enseña la fe… si es que queremos mirar con los ojos y criterios cristianos.

 

San Pablo escribe a los gálatas (1: 8): “Pero si nosotros mismos o un ángel del cielo les anuncia un evangelio distinto del que les hemos anunciado, ¡sea anatema!” Precisamente eso es lo que tiene lugar con Mahoma y cu Corán. Supuestamente, se le aparece a Mahoma el Arcángel Gabriel y le dice que le revelará la última revelación de Dios. Es decir, el Arcángel Gabriel se había equivocado al anunciar a la Virgen Maria el nacimiento del Salvador, verdadero Dios, verdadero Hombre, Jesucristo, por lo que ahora ese mismo Arcángel debe corregir su equivocación. De donde, abandona el anuncio de Dios que se hace hombre y muere en la cruz, inocente y no predicando otra cosa que amor y sacrificio, magnanimidad y bondad, conciencia y seguridad de que Dios tanto ama al hombre que entrega a su Hijo para su salvación. Ofreciendo al hombre la Gracia que solamente por el don de Dios puede ser recibida. Todo eso lo deja el Arcángel a un lado, y pasa a recomendar al sangriento Mahoma los preceptos de Alah. Jesús ya no es “el Camino, la Vedad y la Vida” , ahora más bien hay que dejarse guiar con los consejos de Mahoma, acoger a su Sharia en vez del mandamiento de Jesús: “amad unos a otros así como yo os he amado”.

 

Todo esto al alcance de cualquiera, y con todo esto, ¡algunos “teólogos” cristianos afirmando que Alah es el mismo Dios que de los cristianos! Alah no es Dios, idiota desgraciado. Alah es la ira demoníaca contra los salvados por la gracia de Cristo y por ello mismo los persigue desde los mismos comienzos del Islam. Desde que existe Mahoma como tal, desde entonces existe la persecución de los cristianos de su parte. (El Islam persigue a los verdaderos cristianos, así como es el látigo de Dios para el castigo de las herejías de los cristianos. Hasta que Dios no diga basta. Pero eso no quiere decir que el Islam tenga algo de bueno.)

 

Por lo tanto, teniendo en cuenta todo esto – sin ánimo de ser exhaustivos -, el Islam es una religión falsa y la hipótesis mayor del Jeque se cae, está sin fundamentación alguna su afirmación. Pero al margen de esto, toda su lógica contiene una diferencia sustancial con respecto a la postura tradicional cristiana. Es decir, hemos hablado de esto hace poco, la doctrina tradicional católica no aprueba la libertad para seguir cualquier religión. Los argumentos ya los expusimos: considerando desde la perspectiva ontológica, el hombre no tiene derecho de seguir una falsedad. La libertad se puede utilizar correctamente solamente para algo bueno. PERO:

 

Nadie puede, ni debe ser, obligado a la fe. El hombre o cree libremente, movido por su voluntad sin presión, o no cree; allí no hay más que añadir. ¡Nadie debe ser obligado a bautizarse! Eso también es la doctrina católica tradicional. Como consecuencia directa de esta doctrina, en los ambientes cristianos se permitía confesar otra religión bajo el prisma de la salvaguardia del bien común, en el sentido correcto de la tolerancia: algo incorrecto se permitía con el fin de que su prohibición no trajera males mayores. Se permitía para que alguien no esté obligado por la fuerza a la fe. Los ejemplos son numerosos. En los comienzos del s. XV, San Vicente recorría sinagogas y sinagogas por la Península manteniendo disputas con los judíos demostrando que Jesús es el Mesías. 250.000 judíos (o sea, no todos), se convirtieron con ocasión de sus sermones y debates. Es decir, tenían sus sinagogas y se les permitía visitarlas y usarlas. Es verdad que los sefardíes cien años más tarde fueron expulsados de España, pero la razón de su expulsión principalmente fue la actividad usurera, no la cuestión religiosa. Los médicos de Isabel Católica fueron judíos.

 

Es totalmente diferente la postura de los musulmanes con respecto a su “tolerancia” hacia los no musulmanes. Su reflexión es esta: ya que el Islam es verdad, los no musulmanes deben por la fuerza ser obligados a ser musulmanes, o al contrario deben ser ejecutados. Este planteamiento se refiere a los budistas, hindúes, etc. Mientras que para los creyentes del “Libro”, es decir de la Biblia (se apunta a los judíos y a los cristianos), se aplica un impuesto esperando su conversión. Todo ello es válido en cuanto, en otras palabras: según veamos. Por lo tanto, aquellos musulmanes que obligan a los demás a serlo, son buenos muchachos, hacen bien. Más todavía: eso es el máximo bien. Porque lo primero es ser un buen musulmán, para lo demás, ya lo veremos. Osama Bin Laden afirmaba que torturar a cristianos (cruzados, a los que pueda), realizar ataques terroristas sobre ellos, etc., que todo eso está bien, porque ayuda a los demás correligionarios suyos hacerse musulmanes. En esa línea sirve a su vez la yijad sexual, es decir, la humillación mediante la violación de las mujeres de los kafir (infieles), dándoles a saber, a ellas y a todos los demás, que la mujer debe estar sometida a la ley islámica. Esa es la profunda razón de las violaciones de niñas y mujeres en los países occidentales por parte de los “refugiados”, y no solamente la animalidad por la cual cualquier bestia (incluyendo a los no musulmanes), viola a alguna mujer.

 

Finalmente, esta misma reflexión del Jeque es la causa de la “presión” (incluyendo la pena de muerte para el trasgresor) sobre los musulmanes que se atrevan convertirse al cristianismo. Algo así tiene lugar en cualquier sitio en el que haya más musulmanes, sin tener que llegar a la mayoría (excepto en determinados barrios). Traemos a la memoria un ataque ocurrido hace tan solamente unos días en Gran Bretaña:

 

Nissar Hussain es un británico de 49 años, padre de seis hijos, un ex musulmán converso al cristianismo. En 2008 decidió hablar públicamente sobre las razones de su decisión en un programa documental de Channel 4.

 obraceni.png

Desde entonces no cesó de recibir amenazas y agresiones físicas incluidas contra su persona: ofensas y más que ofensas, la quema del coche, amenazas a toda su familia, etc. El noviembre pasado las amenazas subieron de nivel. Algunas personas le esperaron delante de su casa con la intención de darle una paliza, posiblemente hasta la muerte, según la crónica de The Telegraph. Solamente la rápida actuación de los vecinos que se prestaron a socorrer a Nissar evitaró lo peor. En cuestión de momentos, sirviéndose de bates, el converso tenía rota la rótula, un antebrazo, recibiendo además una fuerte contusión cerebral.

obraceni 2obraceni 3

 

“No me arrepiento por haber hablado en el documental”, comenta Hussain a Daily Mail, “esto es un gran problema para todos los conversos de Gran Bretaña, pero no podemos permitir que esto sea Pakistán.”

 

Toda su familia está bajo continuas amenazas desde que se convirtió al cristianismo en el 1996. Incluso tuvieron que cambiar de barrio debido a las intimidaciones de los vecinos musulmanes de entonces.

 

Ya hemos hablado sobre estas cuestiones, y de fuertes y doctrinales motivos por los que el Islam no debe tener la libertad para su ejercicio público. Así ha sido hasta el Concilio Vaticano II. Entonces los elementos no cristianos que desde hace más de cien años intentaron penetrar cada vez con más fuerza dentro de la Iglesia, alcanzar si fuera posible la mitra papal, procurar que un clérigo embebido de su entorno ideológico se siente sobre la Silla de Pedro, mientras que sus correligionarios abunden en los seminarios y cátedras de teología, en las diócesis influyentes; entonces esos elementos desnudaron a los cristianos de todas las latitudes y los expusieron al daño de una enseñanza insana: el “diálogo” se hizo más importante que la verdad, se confío en el hombre, en la religión del hombre, a expensas de la gracia de Dios.

 

El “diálogo” y la necesidad para el mismo lo difunden los círculos masónicos, esperando que todas las religiones se van a conformar con el mismo y entrar a trapo. Para ellos el diálogo se defiende desde la perspectiva relativista, porque sostienen que no existe la verdad absoluta, de donde hay que entregarse al intercambio de pareceres con el fin de crear un clima de convivencia. Pero el Islam no desea ni la convivencia, ni tampoco considera que sus creencias podrían ser algo relativo, ya que son absolutas, y que aquello que ellos enseñan y practican, que precisamente eso es la verdad – en este sentido, el Islam es coherente y lógico; hay una sola verdad, y esta no puede ser objeto de rebajas. El problema del Islam es que esa verdad que propagan es la mayor falacia del mundo, algo de lo que se tienen que dar cuenta. ¿Cómo? Predicando el Camino, la Verdad y la Vida como Dios mismo hizo y mandó hacer.

 

El carro empezó desprenderse cuesta abajo desde Juan XXIII, cuando empezó, entre tantas cosas, a promover el “ecumenismo” (escondiendo la verdad – lo que importaba era el “ecumenismo”. Cuando lo más importante era: ¿para qué?), abriendo el Concilio con aquellas alusiones de que la Iglesia ya no “perseguirá” a los herejes. La Iglesia no disfrutó en el pasado señalando las doctrinas nocivas de los herejes, sino defendía la fe que Dios se la dejó en depósito. Defendía la fe de sus hijos, como tiene que hacer su Madre. Esa es la principal misión de la jerarquía. “Y tú, cuando te conviertes, confirma en la fe a tus hermanos”, manda el Señor a Pedro. “Cuida el depósito de la fe”, recuerda Pablo a Timóteo, etc. ¿Y cómo puede ser ahora que de pronto no se corrija al hereje y encima se le permite predicar libremente en la Iglesia? Eso no puede ser. Pablo VI va más allá en esa dirección, tal y como lo señalamos varias veces ya.

Pero entonces viene Juan Pablo II y su beso al Corán en 1999.

CORAN

¡Señor mío! Veamos como todo este va cada vez más cuesta abajo, cada vez está la cosa peor, con una gradualidad irrespetuosa y de paso firme. Juan Pablo II entra en la mezquita en 2001, descalzo.

jpii dzamija

Con eso quiere decir (es lo que leen) que ese lugar es “santo”. ¡No, dirán, eso es la señal de “respeto”! Amigo mío, esa es la señal a los musulmanes, piense uno lo que quiera, que su lugar es “santo”, y que ellos se pueden “santificar” en el mismo. Dime, ¿entró Pablo al templo de Altamira? ¿Qué pasó con sus imágenes? En Atenas Pablo se fijó en los ídolos griegos y sus templos, y les dijo a los griegos en el Areópago que otra cosa bien distinta vino a anunciarles.

 

Entonces Benedicto XVI visita la Mezquita Azul de Estambul (2006), descalzo también, pero va más allá: reza en dirección a La Meca.

b16-en1

b16 descalzo

Entonces viene Francisco quien supera a todos por kilómetros y kilómetros (pero no olvidemos que el camino ya estaba trazado). Si alguien supuestamente en el nombre de la Iglesia hubiera hecho esto todavía en el 1960, se armaría un escándalo. Pero ahora pasa prácticamente bajo las ovaciones y aplausos. Sin duda, la anécdota de la rana colocada en el agua hirviendo de la que sale saltando al primer contacto, es muy ilustrativa. Colocada en cambio en el agua templada, calentada de forma gradual hasta hervir, la rana queda cocida sin darse cuenta. Algo similar les pasa a los católicos de hoy. Tantísimos están como anestesiados con estos cambios graduales que continuamente subiendo de intensidad.

 

Y ahora viene Francisco con su pose en la mezquita en la República Centroafricana. La distribución de la población es aproximadamente con un 80% de cristianos y 15% de musulmanes. Hace días desde el lado musulmán mataron en un barrio a cinco cristianos, por lo que estos los rodearon dejándoles salir del barrio solamente para lo más necesario. Francisco busca que no haya venganza y que se perdone, y cosas por el estilo. ¿Es que un crimen debe pasar sin castigo? ¿Es que eso es justicia? Dejar pasar un crimen sin castigarlo (las autoridad pública) es tomar parte en el mismo. Tú puedes perdonar en ti mismo; alguna vez se puede perdonar con los actos externos y gestos. Pero el crimen tiene una componente social, tiene que ser castigado porque si no sería el motivo para crímenes más graves aún, y porque la autoridad debe vigilar el orden público. “La autoridad no tiene la espada en vano”, subraya San Pablo, advirtiendo a los cristianos que deben vivir como los ciudadanos más ejemplares. Porque la autoridad debe castigar al criminal, esa es una de sus tareas principales.

 

Pero Francisco va de prisa a la mezquita, descalzo por supuesto, pone la mano sobre el Corán, reza en dirección a La Meca:

moli u dzamiji

Él no deja la impresión para nada, estoy viendo que ni le importa, como el jefe de los católicos. Se comporta como simplemente como un representante de la “unión de las religiones del Mundo”, o algo parecido. Pobre caricatura del Nuevo Orden Mundial.

 

Algunos que me conocen, están asustados con mí escribir con respecto a Francisco. Algunos no tienen fuerza ni para leer el artículo entero, como si tuvieran miedo de pensar sobre todo esto. Se preguntan por si me he vuelto loco, pero por el otro lado ven el peso de los argumentos, y que todo que se comenta es referido a los actos y dichos y gestos reales. Nada está inventado, el autor solamente se atreve a pensar, intentando colocar cada pieza en su sitio. Pero te digo, amigo, no pasará mucho tiempo, y muchos, muchos, pensarán de esta forma… porque existe la fuerza de la gravedad. Quiero decir: esto va a tal velocidad que nos enfrentaremos a los hechos cada vez más graves conforme pasen los días.

 

Por supuesto, no forzaremos a nadie al cambio de opinión. Que el lector mismo saque sus conclusiones de los hechos y argumentos expuestos.

 

Pocas anécdotas  reflejan estas cuestiones, estas cuestiones capitales, como todo aquello ocurrido con Magdi Cristiano Allam. Egipcio, periodista, uno de los conversos a la fe católica desde el Islam más conocidos. Bautizado por el mismo Benedicto XVI en la Vigilia Pascual en la Basílica de San Pedro en Roma, 2008.

magdi

Sin embargo, indignado por los gestos de la jerarquía con respecto al Islam decide hace un par de años abandonar la Iglesia Católica. No comparto en lo más mínimo esa acción de Magdi, pero expongo este hecho para llamar la atención a las razones que expone. Cito extractos de su carta, publicada en Il Giornale:

“Creo en Jesús, al que he amado desde mi infancia, leyéndolo en los Evangelios y encontrándolo vivo en muchos testigos auténticos (cristianos religiosos y laicos) a través de sus buenas obras, pero ya no creo en la Iglesia. Mi conversión al catolicismo, de manos de Benedicto XVI en la noche de la vigilia pascual, el 22 de marzo de 2008, la considero hoy terminada con el final de su pontificado”.

Las razones para esta decisión, de la que Allam es conciente que va a “herir a muchos amigos católicos que sentirán amargura y me desaprobarán, es la “papolatría” que ha desencadenado la euforia por Francisco 1º, y que ha hecho olvidar rápidamente a Benedicto XVI. Esta ha sido la última gota que ha hecho desbordar el vaso de un conjunto de incertidumbres y de dudas sobre la Iglesia”.

“Lo que más me ha alejado de la Iglesia, es su relativismo religioso y en particular su legitimación del islam como verdadera religión, de Alá como verdadero Dios, de Mahoma como verdadero profeta, del Corán como texto sagrado, de las mezquitas como lugares de culto. Que Juan Pablo II haya llegado a abrazar el Corán el 14 de mayo de 1999, que Benedicto XVI haya posado su mano sobre el Corán rezando en dirección a La Meca en el interior de la Mezquita Azul de Istambul el 30 de noviembre de 2006, mientras que Francisco I ha comenzado su pontificado exaltando a los musulmanes”que adoran el Dios único vivo y misericordioso (citación de la declaración Nostra aetate, VII): todo eso constituye una auténtica locura suicidaria”.

Allam declara estar “cada vez más convencido de que Europa acabará por ser sometida por el islam (…) si no tiene la lucidez y el valor de denunciar la incompatibilidad del islam con nuestra civilización y con los derechos fundamentales de las personas”. Allam declara estar igualmente “opuesto al mundialismo, que lleva a la apertura incondicional de las fronteras nacionales “en nombre de la fraternidad universal”. Se muestra convencido de que la población autóctona debe gozar legítimamente del derecho y del deber de proteger su propia civilización y de su propio patrimonio”. Se declara en consecuencia, “opuesto a los buenos sentimientos que llevan a la Iglesia a convertirse en la principal protectora de los inmigrantes, y sobre todos de los ilegales”.

Siendo él mismo un inmigrante (es de origen egipcio y llegó a Italia en 1972), Allam subraya que la acogida debe hacerse de acuerdo a unas reglas, “y la primera regla es que en Italia debemos ante todo garantizar el bien de los italianos, aplicando correctamente la exhortación de Jesús: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

 

 

¿En qué falla Allam? Sustancialmente hablando, sus razones son de naturaleza sentimental, a su vez que superficiales – incorrectas – con respecto a la cuestión del papa. Se da cuenta de la diferencia entre la anterior postura de la Iglesia al respecto, y la actual: una verdadera desviación doctrinal. Pero comete un error teórico gravísimo: equipara a Francisco con el papa, simplemente por haber sido elegido en el cónclave. Ya lo dijimos varias veces: eso no es suficiente para ser papa. El elegido puede ser el mayor pecador del mundo, pero tiene que tener la fe católica. Esa fe en Francisco no se percibe. Porque enseña cosas contrarias a la misma. Hay ya cientos y cientos de declaraciones – tierra tiembla cuando coge el micrófono -, intentos, intenciones, palabras pronunciadas, “enseñanzas”, nombramientos y todo lo demás, que es evidente. Un libro gordo, bien gordo se podría escribir sobre todas sus salidas escandalosas, que podríamos decir que ocurrieron a diario.

 

Dijimos, no obstante, que esta decadencia empezó ya desde Juan XXIII. ¿Cómo puede ser esto?

La Iglesia es el Cuerpo Místico de Cristo. Los Santos Padres desde los primeros siglos enseñaron que lo ocurrido con el Cuerpo de Cristo en este mundo, ocurrirá con la Iglesia. Así como el niño Jesús fue perseguido muy poco después de nacer, teniendo que huir a Egipto, de la misma forma la Iglesia será perseguida en los primeros siglos de su existencia. Luego viene el tiempo de crecimiento de Jesús, y de su predicación pública. Es la imagen de la consolidación de la Iglesia después de la caída del Imperio Occidental, y el largo periodo de la Cristiandad. Pero entonces debe llegar el momento de la Pasión de Cristo. Eso representa la noche en la Historia de la Iglesia, presentando la muerte de Jesús la aparente muerte de la Iglesia, que parecerá como si estuviera destruida. Pero no es así, de la misma forma que Cristo no fue destruido, porque es Dios. Así será con la Iglesia, y ya parece que estamos en esos momentos. Aparentemente la Iglesia parecerá destruida, secuestrada, pero vivirá por el Espíritu Santo en sus miembros que mantendrán la fe intacta. “Y si no se abreviasen esos días, todos se perderían”.

 

Más: en el Calvario Pedro no estaba. Estaba la Virgen y San Juan, con pocas santas mujeres, todos la imagen de la Iglesia reunida en momentos graves alrededor del Señor, pero Pedro no estaba en el Calvario. Torturan el Cuerpo del Señor con los látigos, pero Pedro no estaba.

gospa ivan kalvarija tijelo

¿Significa eso que existirá un periodo más largo hasta la desesperación (un año en esos términos es mucho) sin el papa, cuando los fieles se quedarán sin el pastor visible? (Hay que tener en cuenta que después de la muerte de todo papa siempre se abre un periodo en el que la Iglesia está sin el Vicario de Cristo; pero eso no quiere decir que la Iglesia deja de existir. Eso sería un absurdo. Las consideraciones que contemplamos solamente se pueden entender en el contexto de los últimos tiempos.) Pienso que sí, y que estamos en ese tiempo, tiempo de la Pasión de la Iglesia.

 

Cristo resucitó, la Iglesia resucitará. ¿Cómo, cuándo, cuánto tiempo más en esta neblina? No lo sé, pero sé que Dios lo realizará, solamente él lo sabe. También creo que las cosas que nos están esperando ocurrirán a velocidad de rayo.

La situación con Bergoglio es insoportable.

rabin mason

(Gran amigo de Jorge Bergoglio, Rabino argentino Sergio Bergman, el flamante Ministro de Ecología y Desarrollo Sostenible.  Observen el compás masónico por encima de la foto de Francisco y Bergman en el centro de la estantería. La foto no es casual. El vídeo en este enlace. Las mismísimas palabras de Bergman: “según dice mi rabino de referencia, Francisco…”. Abajo, Bergoglio ya escribió el prólogo para su libro “Argentina Ciudadana”; participó con él en la celebración talmúdica de la Noche de Cristales Rotos en la catedral; enciende el Menorah con Bergman. ¿Se puede pedir más?)

rabin mason 3.png

rabin mason 2

rabin mason 4

Hace muy poco, el Arzobispo de Ferrara, Luigi Negri, ha sido pillado en una conversación telefónica (durante el viaje en el tren; fue grabado por varios ocupantes y la conversación mandada a la prensa) con un periodista perteneciente al movimiento Comunión y Liberación (Negri también está muy relacionado con la misma organización), expresando el deseo, ansía podríamos decir, de que Francisco los deje cuanto antes (es decir, ¡que se muera!).

ferrara

ferrara 2

No lo soporta ya, dice. Destruye la Iglesia. Los nombramientos de Bolonia y Palermo (en Bolonia Francisco destituyó a uno de los mejores obispos y cardenales de la Iglesia, el insigne y muy formado luchador pro vida y familia, Card. Cafarra. Era notoria su actuación en el pasado Sínodo, lo mismo que sus publicaciones).

 

Añadiendo a todo esto esta incomprensible (en el sentido que la gente se la trague) situación política y social de todo el Occidente con respecto a la crisis de refugiados y tantas otras cuestiones… en cuestión de momentos y cuando menos se espere llegará el desenlace (no estamos hablando de ninguna fuerza; Dios hará que levanten la voz ya de una vez los que tienen la misión de ser profetas, los que deben hacerlo públicamente y que su voz retumbe de un rincón del orbe al otro)… pero todo a su tiempo.

Anuncios

5 thoughts on “La fundamentación de la intolerancia islámica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s