Raymond Ibrahim: “Papa Francisco, un tonto o mentiroso pro-islámico?” JMD: No, Francisco es un fanático

Como era de esperar, Raymond Ibrahim, conocido islamista y copto egipcio, profundo conocedor del Islam y de la historia y cultura islámica desde sus orígenes hasta hoy al que hemos citado muchas veces, explotó contra las declaraciones de Francisco al bordo del avión en su regreso de la JMJ en Cracovia.

fan7

El hombre, ya harto de Francisco y de su insostenible insistencia con respecto al Islam,

fan8

perdió toda corrección política de un renombrado consultor sobre temas relacionados con la problemática islámica, no pudo contenerse y calificó a Francisco con mencionada disyuntiva: o tonto, o mentiroso.

Las palabras de Francisco las sabemos, pero las repetiremos una vez más porque merecen estar colocadas bien alto y recordarlas con frecuencia. Todos sus abruptos para que la Historia escupa su desprecio sobre ellos; de ese traidor y saqueador de lo cristiano y todo recuerdo de la herencia que dejó la Palabra y Enseñanza de Cristo y de su Iglesia en este continente privilegiado que era Europa, ahora Eurabia.

Estas eran las palabras del colaborador de Mahoma:

No me gusta hablar de violencia islámica, porque todos los días cuando leo los diarios, veo violencia, aquí en Italia, alguien que mata a la novia, otro que mata a la suegra. Y estos son católicos bautizados, son católicos violentos.

Si yo hablo de violencia islámica, debo hablar de violencia católica y no, los islámicos no todos son violentos, no todos los católicos son violentos. Es como la macedonia, hay de todo. Hay violentos de esta religión… una cosa es verdad: creo que en casi todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista Nosotros lo tenemos.

Cuando el fundamentalismo llega a matar, también se puede matar con la lengua -esto lo dice el Apóstol Santiago- y también con el cuchillo.

Realmente, como dice Raymond Ibrahim, solamente uno tonto o malo, es decir, colaborador del Islam en esta hora de su conquista, puede decir semejantes palabras. Porque hay que estudiar muy, muy, muy poco para saber que los musulmanes son violentos, aparte de la influencia inevitable de la naturaleza caída, por indicación del mismo Islam, mientras si los cristianos son violentos, lo son a pesar de la idea cristiana, porque van en contra de sus propios fundamentos.

En otras palabras, los fundamentalistas – entendido este concepto en el sentido positivo, y no peyorativo, a saber: aquellos que fundamentan sus vidas y acciones en lo esencial de un sistema de pensamiento y de forma de vida – islámicos serán violentos, porque las bases, la esencia del Islam lo es; y los cristianos serán pacíficos – ¡nunca pacifistas! – justos y caritativos porque eso y no otra cosa enseña su religión.

Y aquí viene el quid de mi réplica al indignado Raymond: Francisco no es ni uno ni lo otro, sino un borde fanático. Ahora explico el por qué.

Un fanático es aquel que antepone su visión del mundo a la realidad. Es aquella persona que no quiere admitir siquiera un determinado devenir de las cosas y acontecimientos en la realidad si estas chocan con su visión del mundo. Un fanático dirá: “si no salen las cosas tal y como las planeamos, la vida no tiene sentido”.

Hitler era un perfecto ejemplo de un fanático. Su lógica era: “si fracasamos, la vida no tiene sentido”.

fan2

Y por eso mismo los nazis más identificados con su sinsentido se suicidaban, incluso mutuamente, al ver que su ideología no cabía en este mundo:

fan6

Lo mismo que Hitler. ¿Para qué va a vivir si ha fracasado en su proyecto? En ese caso ni su vida ni la realidad que lo rodea tienen sentido o cabida. El final es irremisible.

Salta a primera vista que un fanático carece de humildad. Solamente es su proyección la que puede tener cabida, porque él posee la verdad. No es capaz de ver la realidad, de donde tampoco andar en la verdad. O sea, no es humilde; no puede serlo. Porque es diabólicamente orgulloso.

Ese, finalmente, es el verdadero peso y alcance y fatalidad del fanatismo.

………….

Bien, ¿pero por qué y de dónde procede fanatismo de Francisco? ¿Dónde y en qué está definido su ofuscamiento?

Su idea matriz parte de la asunción de que todas las religiones son buenas de por sí. Una religión por sí misma no puede ser culpable, no puede enseñar cosas malas.

Pero esto, ¿de dónde sale esta suposición? Es afirmación que se sigue necesariamente del principio de la libertad religiosa defendido por el Concilio Vaticano II. Y como este Concilio no puede fallar, aunque se estrellen todas las realidades contra el muro de nuestra cabeza de terquedad indomable, es la realidad la que se tiene que ajustar a los dictámenes conciliares.

 Este concepto de la libertad religiosa a su vez tiene raíz en la teoría modernista de que todos los hombres se salvan por el simple hecho de la Encarnación del Hijo de Dios. Aunque esto no nos importa ya tanto, como tampoco la deducción de la deriva de este pensamiento a partir del devenir lógico de los postulados protestantes – como el naturalismo, racionalismo y en la última instancia secularismo -, tenemos el triste final de la desembocadura de esos principios en las mencionadas tesis conciliares. En el fondo, se ha pasado de una religión – como esta tiene que ser – teocéntrica, a una religión antropocéntrica.

Algo bien reflejado en otro pilar conciliar: la reforma de la liturgia. El centro es ahora la comunidad – o sea el hombre -, por mucho que se diga que es Dios. Será Dios en la mente e intención de los mejores, atrapados sin su querer en la reforma conciliar, pero en la mente del diseño de Novus Ordo, el centro es la comunidad. Si fuera Dios realmente el centro, ¿por qué sacarían los sagrarios a los lugares secundarios – a veces es mucho decir – en las iglesias? El sagrario, Jesucristo en definitiva, estorba en Novus Ordo.

“El tendrá un secreto, que no se lo dirá a nadie: él no creerá en Dios” El Anticristo, Fulton Sheen.

Pero en el fondo de los fondos, la razón será la ausencia de la fe católica. Quitado Dios, destronado Jesucristo de su Realeza Social, solamente queda… el hombre, “el culto al hombre” (expresión literal usada por Pablo VI).

Por eso, el hombre tendrá que tener sus derechos, especialmente el derecho a la libertad religiosa, que ya hemos señalado aquí como uno de los puntos claves en los que el CVII se ha apartado de la doctrina tradicional de la Iglesia. Y por eso, el hombre en su búsqueda de Dios tiene garantizado que toda religión no puede ser mala. De allí deducimos que el ejercicio de una religión, en concreto islámica, no puede ser malo en sí.

Esta es la clave de toda disertación conciliar sobre el libre ejercicio de una determinada religión. Por eso es perfectamente viable y coherente con la postura conciliar que un imam cante versos coránicos en una catedral. El obispo que se lo permite es coherente con la visión conciliar, aunque esta no sea explícita.

fan9

Por eso es perfectamente coherente ya que…

son conocidas las acciones de Francisco:

fan10

Celebrando el Día Mundial del Refugiado:

fan11

Etc. Y por lo tanto, los parroquianos en la iglesia de San Antonio en Ventimiglia no pueden rezar el rosario en voz alta por no molestar a los refugiados – musulmanes – acogidos allí:

fan12

fan13

en otra iglesia italiana se leerá el Corán en el mismísimo día de la Navidad:

fan14

en otra iglesia en Bélgica se celebrará el Ramadán allí mismo:

fan15

se dará comunión “simbólica” a los musulmanes que vinieron compungidos y autoinvitados a rezar en las iglesias católicas:

fan16

Todo eso es coherencia. Es ir ciegamente hacia delante, hacia salida ninguna, hacia el muro de la calle sin salida.

Y por eso, como Francisco no puede negar el Concilio, está obligado a cerrar los ojos e imponer su doctrina a la realidad. A pesar de que esa realidad llegue a ser increíblemente coherente, cruel y blasfema:

La Gaceta: “El pasado 12 de julio, un joven magrebí entró en la iglesia de San Jeremías en Venecia, se abalanzó sobre un crucifijo del siglo XVIII y empezó a sacudirlo hasta que cayó al suelo. Desde entonces, lasiglesias católicas en Venecia han sufrido varias profanaciones, faltas de respeto y auténticos ataques protagonizados por musulmanes, según informa el diario italiano Il Gazzettino en su edición impresa de este lunes. 

Una de estas profanaciones, de la que se han hecho eco varios diarios nacionales, tuvo como escenario la iglesia veneciana de San Zulian y ha sido relatada por el propio párroco Massimiliano D’Antiga.

El suceso fue protagonizado por cuatro mujeres musulmanas que entraron en la iglesia con el rostro oculto tras un velo. Las mujeres se acercaron al crucifijo y escupieron sobre él. A continuación, huyeron escabulléndose entre los turistas presentes en el templo. 

El párroco de San Zulian denunció la profanación ante las autoridades y pidió que se reforzaran las medidas de seguridad en torno a la iglesia, ya que no se trata del único ataque que ha sufrido esta parroquia situada a pocos pasos de la popular Plaza de San Marcos. 

fan17

En la mañana de este domingo, dos jóvenes, después de asistir a la celebración de la Santa Misa presidida por el párroco, se acercaron al altar para recibir la comunión como el resto de los fieles. Cuando el sacerdote les dio la Sagrada Forma, la escupieron y salieron del templo. 

Los feligreses de esta parroquia veneciana también aseguran que hay musulmanes que optan por rezar sus oraciones en el interior de esta iglesia católica. El propio párroco ha confesado a los medios italianos que hace dos semanas entraron en la iglesia dos musulmanes que extendieron una alfombra y comenzaron sus oraciones. 

Cuando el sacristán de la iglesia se acercó a ellos para explicarles que ese no era el lugar en el que debían rezar a Alá, se limitaron a responder: “Podemos hacerlo, el Papa nos ha dado permiso”.

Por todo ello, querido Raymond, Francisco ni es tonto, ni un simple pro-islámico, sino un fanático. Un fanático, guía de fanáticos. Con la disyuntiva que no se abandona: o el Concilio, o la muerte. O mejor dicho: son las dos cosas.

 fan3

Todo por no reconocer ante incluso la crudeza de la evidencia: el Concilio ha muerto. La vía de la Restauración, que tendrá lugar, pasa por su entierro.

 

ANEXOS

  1. Fundamentación de la violencia islámica basada en sus textos sagrados

 Hay muchos sitios en internet y muchas publicaciones en varios idiomas que lo explican con mucho detalle. Aquí resaltaremos ideas y referencias puntuales – para nada extensivas, para eso son fuentes citadas entre otras – a los textos sagrados islámicos que tienen interpretación acorde con los hechos comprobados y atestiguados a lo largo de toda la historia del Islam, inclusive los actos “terroristas” en la actualidad.

En lengua inglesa una buena página con numerosas citas de textos sagrados islámicos, así como análisis de modus operandi musulmán habitual, pero basado en la doctrina propia de su religión, es The Religion of Peace.

En español, por ejemplo: Para conocer el Islam.

También en español está disponible “Vencer el miedo“, de Magdi Allam, Ediciones Encuentro, Madrid, 2008, las obras de Raad Salam Naaman, etc., etc. Esto textos han llegado a ser tan notorios, que ya no se extraña nadie medianamente formado de su contenido.

fan1

2. Sobre “fundamentalismo” cristiano

 Un “fundamentalista” cristiano tendría que ser el mejor cristiano posible, ya que este se esfuerza por ir hacia las fuentes de su religión, hacia la misma Persona del Fundador de la Iglesia. Por eso cuanto más “ame a sus enemigos”, cuanto más sea “buen samaritano”, cuanto más “ofrezca la otra mejilla”, cuanto más sea “mejor ciudadano”, cuanto más crea en Jesucristo muerto en la cruz por nuestra salvación, será mejor cristiano, y por lo tanto mejor y más cumplidor ciudadano. Un bálsamo para todo su entorno. Por lo tanto, ser un fundamentalista católico es algo bueno; sobra por ello utilizar una calificación peyorativa. Resumiendo, en el caso de cristianismo, “fundamentalismo” no puede ser otra cosa sin algo bueno y auténtico.

3. Cariz de reformadores cristianos e islámicos

 Todas las religiones tienen sus reformadores; son aquellos que se esfuerzan por mostrar el rostro original de su religión, o al menos en alguna de sus facetas. En la Iglesia los auténticos reformadores son los santos, los que con su doctrina y su vida hicieron visibles alguna de las infinitas perfecciones de su divino Fundador. Bajo su influencia y empuje, digamos que los que imitan sus enseñanzas se acercan más a Cristo, y lo que ellos hacen más y más se parece a lo que Dios quiso para sus hijos adoptivos en el Hijo. En la historia de la Iglesia eso es una constante. No es el caso de Lutero, que en el fondo crea una nueva religión. Él en realidad, forma una, mejor dicho miles y miles sectas que de cristiano tiene solamente el nombre.

Los musulmanes también tienen sus reformadores, son aquellos que quieren enderezar la vivencia islámica inconfundiblemente hacia su fundador, Mahoma. Porque el cuerpo humano no aguanta tanto Islam, y de vez en cuando algo de relajación aparecía en el mundo islámico. Pero los reformadores sabían que tal actitud de tolerancia hacia nuevas y más relajadas interpretaciones supondría inevitablemente la desaparición del Islam original, o sea, del Islam. Eso es lo que explica por qué los más fieles seguidores de Mahoma eliminan a los correligionarios más “despistados” y no tan aguerridos como es de esperar. Por eso pululan entre ellos sectas islámicas más intransigentes cuya finalidad es dejar el norte marcado por Mahoma intacto. De allí que no debe extrañar la cantidad de ataques terroristas cometidos en países islámicos hasta que el país entero no esté firmemente gobernado por al opción más auténtica.

Y, por último,

4. D) Los representantes visibles de la Iglesia, siendo secuestrados por la cárcel invisible del compromiso conciliar, se han convertido en una especie de think tank, un grupo de influencia social – laboratorio de ideas -, que apoyará las políticas globalistas multiculturalistas y de invasión musulmana de Europa.

Anuncios

2 thoughts on “Raymond Ibrahim: “Papa Francisco, un tonto o mentiroso pro-islámico?” JMD: No, Francisco es un fanático

  1. Las siguientes palabras son de un sacerdote católico anónimo: “cualquiera que, como dice el Apóstol, intente sembrar otra cosa fuera de lo que hemos recibido, sea anatema” (San Hilario. De la inmutabilidad de la doctrina cristiana -de la Carta Cuperem quidem, a Basilisco August, del 9 de Enero de 476-).

    Bergoglio es un escándalo público porque está sembrando una doctrina contraria al Evangelio y a lo que el magisterio de la Iglesia ha enseñado como infalible e inmutable.

    Bergoglio está incitando, pública e imperativamente, a los fieles católicos a cometer el pecado, a vivir en el pecado, a obrar el pecado. Es un apóstata de la Fe; un hombre que se ha desviado completamente de la Verdad, y que arrastra a muchas almas hacia la mentira de su vida.

    Bergoglio es anatema; está excomulgado de la Iglesia Católica.

    Y todos aquellos que lo siguen, que lo defienden, que publican sus impíos escritos, que no lo anatematizan juntamente con todas sus obras y escritos, que escriben a su favor y en favor de sus impíos escritos, que lo llaman “Papa”, que piensan como él, que quieren perseverar con él hasta el fin en sus herejías, con su gobierno horizontal cismático, ya sean sacerdotes, Obispos, Cardenales, diáconos, religiosos o laicos, son anatema; están también excomulgados de la Iglesia Católica.

    Todas estas personas están colaborando para levantar una nueva y cismática iglesia en el corazón de Roma, gloriándose del nombre católico, permaneciendo por perversidad en toda clase de herejías, bajo el yugo de un gobierno cismático, autocrático, y poniendo un camino de perdición para todas las almas.

    Gloriarse del nombre católico siguiendo como Papa a un hereje, a un blasfemo, a un cismático, a un apóstata de la Fe, como lo es Jorge Mario Bergoglio, es la blasfemia contra el Espíritu Santo.

    Dijo el Señor que a quienes pecan contra el Espíritu Santo, ni aquí ni en el siglo futuro se les había de perdonar(Mt. 12:32). Y lo que dijo San Juan: “hay pecado de muerte. No digo que se ruegue por él. Y hay pecado no de muerte. Digo que se ruegue por él. Hay pecado de muerte para los que permanecen en el mismo pecado. Hay pecado no de muerte para quienes se apartan del mismo pecado”.

    Todas estas personas seguidoras de Jorge Mario Bergoglio han cometido el pecado de muerte, porque quieren permanecer en ese mismo pecado, que es triple: herejía, cisma y apostasía de la Fe. Ya no son Iglesia. Ya no pueden pertenecer a la Iglesia de Cristo, por más que quieran gloriarse del nombre de católicos y decir que siguen a su papa hereje.

    Los que quieren apartarse de ese pecado tienen la obligación de llamar a las cosas y a las personas por su nombre, y ponerse en comunión con el papa Benedicto XVI para no cometer el pecado de muerte.

    Lo principal para un católico es guardar la regla de la recta Fe y no desviarse en modo alguno del magisterio auténtico e infalible de la Iglesia. Sólo en el Papa legítimo y verdadero, Benedicto XVI, se conserva inmaculada la religión católica. Sólo en comunión con él se edifica la Iglesia Católica. Sólo con él la Iglesia nunca podrá ser vencida por sus enemigos.

    Todo acto de Jorge Mario Bergoglio, toda obra que realice en la Iglesia, sean nombramientos, proclamas, etc., son inválidos a los ojos de Dios. No tienen valor divino, porque no posee el Primado de Jurisdicción, la Autoridad de Dios, que sólo puede estar en una Cabeza: la del Papa Benedicto XVI. Sólo hay un Papa de la Iglesia Católica.

    Y todos los Cardenales y Obispos, si quieren permanecer en la Verdad, si quieren salvar sus almas y las de su rebaño, tienen la obligación grave de excomulgar oficialmente a Bergoglio y privarle del ejercicio de todos los derechos en la Iglesia.

    Se puede decir más alto, pero no más claro.

    Amén.

    ———————–

    Comentario de iudicamedomine:

    Primero, hay mucha ignorancia sobre este tema. Muchos realmente no conocen todo lo que dice Francisco, y se lo presentan como inocuo. Por eso hay que advertir las cosas con argumentación.

    Pero Francisco está en sintonía con el Concilio Vaticano II, lo que agrava la cuestión. Igual que Benedicto XVI.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s