Razones para el NO en el plebiscito de Colombia

col3

Votar por el “SÍ” parece muy lindo y moderno, muy de “superar las incomprensiones y diferencias” del pasado, y todas las demás razones pintorescas y pacifistas, en definitiva perroflautistas, que se puedan esgrimir. Fatuas y vacías como su propio contenido.

flauta

Tanto fue anunciado y vendido este acuerdo por todos los medios de comunicación principales, que la sensación que crea es que los sectores que se oponen al “Sí” son unos ultraderechistas – todos los extremos son malos, dicen por allí – incapaces de vivir en el presente y asumir la responsabilidad que la Historia impone al mundo de hoy.

Sin embargo, se diga lo que se diga, se ha de realizar una reflexión precisamente responsable y justa para evaluar si existen seriamente razones para el “No”. Es lo que intentaremos hacer en breves líneas, no por ello carentes de argumentación y peso.

col1

1º “Lo aprobado por el Congreso sustituye la Constitución. Se la estamos entregando a la medida de las Farc”. (El Espectador, 30/08/16)

Se trata de un acuerdo que de alguna manera es “exterior” a la soberanía de la nación colombiana. Esto es extraño, y por supuesto que no puede dar efecto positivo duradero ni constructivo ni justo. Parece que hay unos agentes externos que presionan en una determinada dirección.

¿Qué hace la ideología de género en todo esto?

Esto es muy, muy raro. Otra vez tomo los datos de El Espectador – haciendo referencia al contenido de los acuerdos firmados – del 24/07/16 (Enfoque de género: ¿qué se pactó con las Farc?), que realmente son impresionantes:

A.  …En un comunicado, la oficina del Alto Comisionado para la Paz señala que el tema de género es una cuestión de igualdad para que hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales y personas de cualquier identidad diversa se beneficien y que no de la sobrevaloración de una población específica. ¿Qué se pactó?

B. En el segundo punto del acuerdo (Participación Política: hacía una apertura democrática para construir la paz), las medidas tienen el objetivo de facilitar el derecho de las mujeres a participar en instancias que aborden el tema de garantías para la oposición, el acceso a autoridades de todo nivel y el fortalecimiento de las organizaciones y movimientos tantos demujeres como de jóvenes y población LGBTI.

Realmente impresionante. ¡Otra vez esta ideología que une a Obama con Morales, Castro con Santos, pasando por Mariano, Hollande, Poroshenko y  Teresa May! ¡Todos a la una con el dichoso género! 

No podemos sin hacernos una pregunta significativa: ¿pero qué jefe es ese que está por encima de todos estos mandatarios y lleva adelante una nueva ingeniería social a través de todos los polos y puntos del mundo? Porque debe haber una inteligencia detrás, como la hay detrás de las leyes que detectamos y describimos en la naturaleza. Porque no existe el orden, sin el que ordena y dispone. No existe regla sin inteligencia.

Aquí evidentemente hay una voluntad con medios poderosos que está detrás para llevar a cabo lo que disponga. Y la ideología de género es algo muy importante que lo deje sin promover.

3º y lo más importante: Las Farc son marxistas-leninistas.

¿Cómo puede haber un acuerdo, una esperanza de trato con una ideología que promueve la lucha de clases, es decir la herramienta de odio, sin dejar de serlo?

Los comunistas no miran a las personas, sino al objetivo. Lo que justifica “moralmente” su lucha, es el fin trazado:

col2

Recogido por El Mundo, 18/10/12:

“Masacre de Bojayá (Chocó). 2 de mayo del 2002. La guerrilla y los paramilitares utilizaron el pueblito junto al río Atrato, habitado por campesinos humildes, de campo de batalla. Durante los combates, los vecinos se refugiaron en la parroquia. A las FARC no les importaron los civiles y lanzaron cilindros – bombas artesanales- en dirección al templo. Ciento diecinueve personas de todas las edades perdieron la vida.”

Si bien es cierto que los grupos paramilitares de Colombia cometieron matanzas significativas, la diferencia crucial es en el origen (sin justificar con esto sus acciones delictivas) : los grupos paramilitares surgen como un efecto de las Farc.

RESUMEN: 

El Estado debe imponer su autoridad en Colombia. Debe proteger a los débiles, castigar a los criminales. Puede realizar treguas cuando la prudencia lo requiera (cuando la fuerza del enemigo es tan importante que no se pueda imponer la ley el orden), pero no acuerdos con el mal. Esto jamás dará resultado positivo alguno.

Los marxistas-leninistas entrarán en las instituciones, y las corromperán. No les quepa la menor duda. El Estado colombiano se construirá sobre los cimientos endebles de la injusticia, se tambaleará, se derrumbará, y su ruina será peor, inmensamente peor, que la enfermedad que pretenden superar. Si cede ante este chantaje, Colombia se encarrilará hacia una copia de Venezuela.

Por último, los comunistas utilizan la mentira para engatusar las conciencias. Se presentan como defensores de los pobres, cuando realmente serán sus opresores finales. Miren algún país comunista, si no les basta el razonamiento teórico, para darse cuenta de la veracidad de lo dicho.

Igual que la famosa LGBTI no es defensora de los homosexuales, sino de su encadenamiento. LGBTI no quiere a los homosexuales – ¡ay de aquel que intente dejar de serlo, hasta en las leyes han conseguido colocarlo! – , sino su homosexualismo.

col4

No obstante, lo opuesto al comunismo, el liberalismo, no será tampoco solución válida. Si Colombia quiere paz y un estado que pueda perdurar y cumplir con sus funciones, debe ocuparse decididamente de la auténtica justicia social en la que desfavorecidos – que no lo son solamente los económicos -, podrán recibir soporte merecido.

En definitiva, Colombia debe ser en la realidad más justa que la fantasía que los comunistas sean capaces de dibujar.

Queridísimos colombianos: voten “NO” a este falaz acuerdo de paz.

Anuncios

3 thoughts on “Razones para el NO en el plebiscito de Colombia

  1. Está el castrismo detrás. Luego significa la paz de la ocupación de Colombia por la ideología de las facciones terroristas que es marxista-leninista. Otra Venezuela ganada por el diálogo impuesto y unidireccional. Se extiende la mancha. Un negro porvenir para lo que se llama la América LatIna: Pax Castrista.
    En Cuba no hay guerra ni guerrillas. Paz permanente que se va extendiendo tras la violencia armada sin la menor brizna de Democracia pluralista de partidos políticos y con la complacencia de la plutocracia internacional.
    Es la Paz de las Democracias Populares que hubo en el asalto de la sovietización europea. Ahora retorna con la cara lavada y endurecida. Las sociedades liberales en decadencia imparable e incapaces de defenderse a si mismas lo tienen bien merecido.
    No hay quien detenga el despotismo colectivista. A repartirse la miseria material y espiritual como precedente del final rupturista: pueblo contra pueblo y nación contra nación.
    La nueva barbarie tribal como fín de fiesta circular.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s