Los hombres de Francisco

Si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán al pozo” (Mt 15, 14).

La vía de un herético es restringir la creencia en algunos aspectos de la doctrina de Cristo, seleccionados y conformados a su gusto” (Suma, II-II, 1. a.1.).

A muchos buenos católicos, aunque no lo reconozcan en público – lo harán tan en privado como en confesión o en conversaciones con amigos muy probados y de fiar – el nombramiento de los nuevos cardenales les ha dejado desolados.

har1

Sin embargo, no hay que ser ningún profeta para esperar nombramientos como estos. ¿A partir de qué? A partir de todo lo que hace y enseña Bergoglio. Hay una perfecta coherencia. Como dirían los filósofos, “las ideas tienen consecuencias”. ¿Aceptas a Bergoglo y haces incluso oídos sordos a sus ideas? Tragarás irremediablemente con las consecuencias de las mismas; a Bergoglio tendrás, y sus nombramientos en el mismo paquete: Bergoglio elige a aquellos que van en su línea.

Y viceversa: si los hay que quieren subir – sin pensar en servir, sino en subir -, se ajustarán a lo que pide el que decide quién va a subir.

Son ya tres tandas de los cardenales elegidos por Francisco, y esta es definitivamente la peor. En las noticias del 10/10/16, Gloria.tv comentó con la frialdad de un periodista de guerra: “Ayer, el Papa Francisco anunció la creación de 17 nuevos cardenales. Entre ellos no hay ni una sola voz católica. Tres de los 17 son liberales radicales y asesinos de vocaciones. El Arzobispo Cupich de Chicago, el Obispo Kevin Joseph Farell, el Prefecto del Dicasterio para los Laicos, Familia y Vida, y el Arzobispo de Bruselas, Jozef De Kese.

Más adelante haremos una breve reseña de algunos nuevos cardenales. Antes haremos una reflexión concisa respecto a la situación a la que nos lleva todo esto.

Francisco es el destructor. No piensa en católico. Y como tal, actúa. Todo es muy simple. Pero por desgracia ocurre que muchos buenos católicos no se atreven a cuestionarle. Creen que la unidad de la Iglesia es el bien más preciado que hay que conservar. Así es… pero presuponiendo la pureza de la fe, sin la cual la Iglesia no puede vivir.

Esto lo hemos vivido ya en las últimas cinco décadas, esto no es de ayer. Lo que hizo Pablo VI fue infinitamente peor. Entonces, ante la terrible crisis con la que se enfrentaba la Iglesia en Francia en los años setenta, los obispos franceses afirmaban en su Congreso de Lourdes, en 1976, que “la unidad de la Iglesia está antes que todo lo demás, y está garantizada solamente estando al unísono con el Papa” (cita tomada del libro “La destrucción de la tradición cristiana”, de Rama P. Coomaraswamy).

Esta afirmación es cierta, el problema es que contiene una aplicación falsa. Suppresio veri et suggestio falsi. La premisa es cierta, pero la conclusión es falsa. Le falta presuponer otra premisa cierta, que se tiene que dar por cumplida: la pureza de la fe. Por eso el Cardenal Newman dirá en How to Accomplish it que “la pureza de la fe es más preciosa para el cristiano que la unidad misma”.

En otras palabras, la pureza de la fe, o sencillamente la fe, es la base necesaria para la unidad.

¿Qué es entones que va a provocar el nombramiento de cardenales como estos? Un grave daño a los fieles, sin duda alguna. Masas y masas de fieles serán afectadas por la mala doctrina y, resistiéndose a pensar de otra forma y dejándose guiar por esta gente, ya que “vienen de la Iglesia”, caerán en un pozo de enfriamiento y tal vez muerte de la fe.

Parafraseando a Coomaraswamy, porque estos son artistas para engañar y llevar la gente a su huerto. Mezclan el error con la verdad, porque el error puro y duro jamás tiene el atractivo para engañar. Dirán que buscan la “vitalidad y experiencia de la Iglesia primitiva, y que para eso hay que ajustar la praxis actual”, cuando en realidad lo único que les importa son sus ideas a las que adaptan la realidad y destrozan la herencia de la Tradición. Invocan las Escrituras, pero evitan citar partes que no van con sus presupuestos – de allí sigue directamente que rechazan las interpretaciones de la Escritura hechas por los Padres y los Santos y Doctores de la Iglesia. Llegan hasta cambiar las palabras de Cristo en la consagración. No les gustan los ritos establecidos, pues como lex orandi es el fiel reflejo de la lex credendi, y como esta última la han cambiado… la primera les estorba. Y viceversa: cambiando a propósito lex orandi, persiguen cambiar lex credendi. Se llenan la boca diciendo que el Espíritu Santo es el inspirador de sus reformas, cuando al final llegan a ignorarlo. Comienzan poniendo en duda una verdad revelada (o la que sigue de las mismas), y terminan negándolas todas (Cf. St.: “El que incumple un mandamiento, desobedece al Decálogo entero”; “Negarse a creer en alguna de ellas – de las enseñanzas de la Iglesia -, es equivalente a rechazarlas todas” León XIII, Sapientiae Christianae.). Utilizan el vocabulario sacrosanto de la Iglesia de siempre: el amor, la verdad, la justicia y la fe, pero le dan un significado diferente. Finalmente, aunque todos estos detractores no se ponen de acuerdo entre ellos en muchas cosas, en una sí están de acuerdo: en atacar la fe. Porque el error es la “legión” y la verdad es una. En medioevo decían describiendo a estos rapaces (que entonces sí les cerraban la boca al tiempo): “son como buitres que nunca se ven juntos excepto para festejar sobre un cadáver”.

har9

Por lo tanto, las vocaciones irán disminuyendo, lo cual posiblemente se utilizará como pretexto para ordenar a los laicos casados, o incluso de vez en cuando suscitar el tema de la ordenación de las mujeres, etc. Puede ser que es justamente todo esto lo que están buscando. Tal vez no lo dirán conscientemente, o incluso ni lo pensarán de forma premeditada, pero el demonio que está detrás sí lo piensa. El que tramó la muerte de Cristo, conspirará contra la Iglesia deseándole la muerte, no cabe duda alguna.

Sin embargo, la Iglesia no podrá ser destruida. Solamente en los últimos días podrá tener apariencia de haber sido muerta y enterrada, como su divino Fundador. Pero la Iglesia resistirá, y un núcleo mantendrá la fe intacta. En ese sentido, un número creciente de católicos no dará su aprobación a estos acelerones salvajes como de Francisco. El desequilibrio y desbarajuste posconciliar producirá, por ejemplo, el darse cuenta lo que esta misma “Iglesia posconciliar” hizo con los sacramentos y la liturgia en general. Los católicos – solamente los más reflexivos e independientes, que en este tiempo serán pocos, pero en número creciente y suficiente – empezarán a darse cuenta de los fraudes que le hicieron con la liturgia – más bien se la robaron -, en la fe, en la doctrina.

Esos católicos recorrerán cientos de kilómetros los domingos para asistir a alguna misa tradicional, cuyas ubicaciones van en aumento en toda Europa. Esta imagen de las localidades en las que se celebra la misa tradicional es elocuente:

har5

En rosa son las de FSSPX, en verde, las de Ecclesia Dei, en azul las de Williamson y sedevacantistas. De estas últimas hay hasta en Polonia, y en España en general no están indicadas todas de los tres tipos.

[¿Se dan cuenta que los tradicionalistas nunca aceptarán dejar los sacramentos de lado para admitir protestantizado en su diseño Novus Ordo? Incluso si se diera el acuerdo entre Fellay y Francisco, se provocaría un cisma gigantesco en la FSSPX. Cada vez mayor número de católicos es consciente de las reformas no católicas del Novus Ordo. Resumo y pronostico que la parte de sentir católico de la Iglesia volverá íntegramente a los sacramentos y doctrina de siempre.]

En definitiva: Francisco quiere extender el modelo de la Iglesia Católica (posconciliar) en Alemania a todo el mundo. Ya lo están viendo cómo reaccionan los católicos en Alemania. Los posconciliares con la ruina, día tras día más abajo. Por otro lado, aumentan especialmente los de la FSSPX y sedevacantistas. Así como ya es en Alemania, así será en todo el mundo.

Así que, Francisco es el papa de la Religión Digital. También entre los católicos en apariencia alineados con él, aparecen sedevacantistas pragmáticos o de facto. ¿Qué otra cosa son los blogueros de Infocatólica, Religión en Libertad, los sacerdotes como Santiago Martín o tantos sacerdotes del Opus Dei?

har6

[Luis Fernando Pérez, Infocatólica, al día siguiente de la elección. Para mí que han sido consternados y que se les congeló el pecho de impacto. El supuesto entusiasmo de Luis Fernando de hace tres años y medio: “La Iglesia está hoy de fiesta. Tenemos nuevo Papa. El hasta ahora cardenal Jorge Mario Bergoglio, ha sido elegido Sumo Pontífice, Sucesor de San Pedro, tomando el nombre de Francisco I.”, ha desaparecido notoriamente.]

Son católicos que aplican el criterio de libre examen a las enseñanzas de Francisco. Saben que son una infamia, enseñan lo contrario y afirman que Francisco no dijo lo que dijo. O callan y ni siquiera transmiten información relevante sobre Francisco cuando esta muestra su proceder no católico Es un sedevacantismo pragmático que tampoco podrá durar mucho… O saludarán a Lutero como Francisco, o se irán distanciando de él en forma creciente cada día que pase.

har8

har7

[Color azul representa a luteranismo, el amarillo al papado. Y “Lutero, gran hereje“, fue un artículo escrito por el P. Iraburu en Infocatólica en 2008. ¿En qué quedamos entonces?]

De forma que, avanzamos a paso firme hacia esta dicotomía, hacia la situación de estas dos realidades separadas entre sí por un muro, o un pozo cada vez más grande.

Hacemos finalmente una reseña de los nuevos cardenales.

Josef De Kesel. Gloria.tv lo denominó “Cardenal Asesino” por lo que sigue: “es especialmente desalmado cuando se propone atacar la fe católica. Dijo sobre homosexuales: ‘Respeto el modo mediante el cual ellos expresan sexualidad.’ De Kesel es un enemigo del celibato y apoya dar la comunión a las personas que viven abiertamente en el adulterio. En julio asesinó una floreciente (Novus Ordo) Fraternidad Sacerdotal de los Santos Apóstoles fundada por el P. Michael-María Zanotti-Sorkine.

har2

[¿Recordáis quién era el P. Michael-María Zanotti-Sorkine? Lo llamaron “El cura de Ars de la Marsella“, el que cogió una parroquia a punto de cerrar en un barrio islámico de la Marsella, y la revolucionó llegando a bautizar a los adultos. ¿Su falta? Aunque celebraba Novus Ordo, pues será el alzacuellos y el confesionario. O sea, no solamente que persiguen a los tradicionalistas, sino también a la parte tradicional en comunión visible con Francisco.]

Arzobispo Joseph William Tobin. “Deslealtad premiada. Otro (el primero era Cupich) americano es el Arzobispo de Indianapolis, anterior Secretario de la Congregación de la Vida Consagrada quien públicamente se opuso a la visitación vaticana a las proabortistas y prohomosexualistas monjas americanas de la Conferencia de las Mujeres Religiosas. Tobin llamó Amoris Laetitia ‘un documento maravilloso’”.

har3

El Arzobispo de Brasilia, antiguo profesor de teología moral, Sérgio da Rocha calificó Amoris Laetitia como la “gracia del Año de la Misericordia”.

El oponente de la Misa: … octogenario Monseñor Renato Corti, el obispo de Novara, Italia. Suscito titulares en 2007 cuando suspendió tres sacerdotes por celebrar la misa en latín. A pesar de que fueron soportados por 600 personas. Corti fue el Vicario general y el Obispo Auxiliar del radical Cardenal de Mián, Martini.”

Cardenal laico: Entre futuros cardenales del Papa Francisco es el radical Arzobispo Maurice Piat (75 años) de Port-Lous de Mauricio, una isla cerca de Madagascar. En una entrevista con la Radio Vaticana pidió cambio de la doctrina católica, y abolir de facto adulterio como un pecado. Piat viste como un laico.”

har4

Cardenal sorpresa: El Arzobispo de Mérida, Baltasar Enrique Porras Cardozo será cardenal por sorpresa. Por la primera vez en la historia de la Iglesia Venezuela tendrá dos cardenales residentes. Sandro Magíster cree que esto ha ocurrido para dejar en sombra al Cardenal de Caracas, Urosa Slavino. Urosa estuvo entre aquellos trece cardenales que firmaron la carta de protesta en el inicio del controvertido Sínodo de la Familia en octubre del 2015.”

¿Y los de las tandas anteriores? Sería demasiado exhaustivo recorrer todas las listas, solamente un par de nombres para situarnos. El Cardenal Baldisseri (creado cardenal en el primer consistorio de Francisco) aumenta confusión, afirma coalición pro-familia, es una noticia del “tiempo sinodal”. Baldisseri fue encargado junto a Schornobrn para la presentación de Amoris Laetitia. Anteriormente, por orden de Francisco, sustituyó al conservador Cardenal Piacenza como Prefecto de la Congregación para los Clérigos.

har10

Otro oponente de la misa tradicional era el Arzobispo de Ancona-Osimo, Edoardo Menichelli. Nombrado cardenal por Francisco en 2015.

A los recién nombrados cardenales Cupich y Osoro hemos dedicado aquí sendas entradas. Anteriormente, este mismo años Cupich ya fue ascendido a la importantísima Congregación de los Obispos. Aquella encargada de proponer nuevos obispos para su nombramiento.

Finalmente, por su interés, recuerdo la entrada del año pasada dedicada al Arzobispo de Madrid, contra el que Cifuentes no encontró nada problemático que objetar.

col4

El despliegue de velas de Mons. Osoro. ¿Hacia el horizonte purpurado?

osoro angel

 

Anuncios

5 thoughts on “Los hombres de Francisco

  1. El planteo de la entrada me parece correcto: el Progresismo (léase Protestantismo Romano) que inunda a la Jerarquía católica es una anomalía que será corregida a la corta o a la larga.
    Por la Historia o por Dios mismo.

    Me gusta

  2. Hay detalles que son de Sentido Común, como el pecado de adulterio que lo entiende hasta un niño, pero sobre las misas tradicionales en latín , el celibato, y otras cosas derivadas de la Tradición no queda claro a la vista del “niño” del Evangelio que nos remite Jesús, queda más bien envuelto en una intelectualidad para expertos vaticanistas de sillón. Que algunos cardenales quieren llevar la Iglesia al principio del tiempo evangélico lo encuentro perfecto empezando que la primera misa se celebró en un comedor no en un templo (que de templos había en palestina). Tus planteamientos en 80 por ciento los encuentro correctos, solo que pretender que la liturgia tradicional es la perfecta no me vale, ni tampoco el celibato obligatorio. Además ya sabemos que en los tiempos apostólicos se dice de los obispos ser esposos de una sola mujer. ¿Me pregunto en que hemos mejorado?.

    ————-

    Comentario de iudicamedomine: la misa tradicional es la misa católica, la que arranca con los apóstoles. Transmite perfectamente lo que Cristo hizo y quiso. El latín es por la precisión y solemnidad como debe ser cuando honramos a Dios de forma excelsa. Novus Ordo se aleja “en conjunto y en detalle de modo impresonante de la doctrina católica de la Santa Misa”.
    Le recomiendo que conozca y estudie sobre la Misa Tradicional.

    En cuanto el celibato, no es un dogma de fe, pero ha sido promovido y puesto siempre en alta estima en la Iglesia, desde los primeros días. Porque así es mejor, la Iglesia lo impuso, por muchas razones.
    Pero el tema no es tanto el celibato sí o no, como lo que están intentando corroer. Quieren poner en duda cualquier cosa, para seguir con el resto.

    Me gusta

    • Cita de la respuesta de Judicamedomine: “Quieren poner en duda cualquier cosa, para seguir con el resto”.———Estoy de acuerdo que de estos que piden la mano para después pedir el brazo y luego pedir el cuerpo hay muchos, pero ser cristiano siempre es un riesgo que hay que correr y cierto “progresismo” forma parte de este riesgo. También Jesús fué progresista en algunos aspectos puesto que se paraba a hablar con mujeres cuando las costumbres de su tiempo lo tenían prohibido.

      ——‘

      iudicamedomine: Jesús es la Verdad y criticaba aquello que era de criticar, Cuando las costumbres se oponían al plan de Dios.

      El verdadero “progreso” es de la verdad.
      Los “progresistas” actuales se dan por buenos, y en realidad son la casta de fariseos que nunca muere.

      Me gusta

  3. ¿Dices amar a la Iglesia? ¿porqué no colocas tu nombre y das la cara para saber de quien escribe. Ya Satanás ha iniciado la persecución contra el Papa Francisco, apenas iniciado su ministerio y lo que escribes no es extraño a estas alturas. También Jesús tuvo su primer encontronazo con Satanás en el comienzo mismo de su ministerio público, o para ser más exactos, cuando se disponía en el desierto para iniciarlo. Terminó aquel primer combate con el mandato irresistible de Cristo: “apártate, Satanás” (Mt 4,10).Lo que si considero una pena es el daño que causas al pueblo cristiano, sobre todo a aquellos fieles tradicionales de más escasa formación doctrinal, esto es gravísimo. Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum ejus.

    ————–

    comentario de iudicamedomine: de momento no pongo mi nombre. Aunque tengo ganas. No me importa públicamente hablar de ello.
    Una razón por la que no lo hago es debido a mis artículos respecto al Islam y el perjuicio que podría ocasionar a mis familiares.
    Y respecto a las formas de Francisco, aquí tienes:

    Se extiende el clima de temor en el Vaticano. Según varios medios, el motivo sería haber disentido, en privado, de algunas de las actuaciones públicas del Papa Francisco.

    3 de enero 2017
    GLORIA.TV

    Según varios medios, el Papa Francisco ha ordenado al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el cardenal Müller, que despida a tres de sus mejores hombres en el Santo Oficio. Según OnePeterFive los tres sacerdotes implicados son de nacionalidad eslovaca-americana, francesa y mejicana.

    Según el vaticanista Marco Tosatti, Müller recibió la orden de despedir a tres de sus mejores hombres, los cuales llevaban trabajando para él durante mucho tiempo sin haber recibido ninguna explicación. Tal y como recoge el especialista en asuntos del Vaticano, Müller recibió varias cartas oficiales en las que se le pedía “devolver a cada uno de ellos a su Diócesis de origen o a la Orden Religiosa a la que pertenecía”.

    Ante dicha petición, Müller quedó bastante sorprendido, ya que los sacerdotes eran tres de los mejores hombres con los que contaba dentro de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Por ello, desde un primer momento intentó no despedir a los religiosos y en varias ocasiones pidió una audiencia con el Papa.

    Tras varios intentos, logró reunirse con Francisco. Estas fueron sus palabras: “Su Santidad, he recibido las cartas, pero no he hecho nada porque estas personas son lo mejor que hay en mi Dicasterio…¿qué es lo que han hecho?”.

    La respuesta del Papa -según narra Tosatti- fue la siguiente: “Yo soy el Papa, y no necesito dar ninguna explicación sobre mis decisiones. He decidido que tienen que irse, y tienen que irse”. One Peter Five cuenta que, a continuación, el Papa se levantó y extendió la mano al cardenal indicando que la audiencia había finalizado.

    El 31 de diciembre, dos de los tres hombres abandonaron -sin saber la razón de su expulsión- el Dicasterio donde habían trabajado durante años. El tercer y último hombre señalado parece seguir todavía en el Dicasterio “por una breve prórroga”.

    Según varios medios, unos de los dos sacerdotes había disentido, en privado, sobre ciertas decisiones y actuaciones públicas del Papa Francisco. Concretamente, un estrecho colaborador del Papa escuchó uno de los comentarios y, al poco tiempo, el miembro de la Congregación para la Doctrina de la Fe recibió una llamada del Papa y el despido no tardó en llegar.

    Tosatti habla de una “fiebre autocrática que parece haber estallado en el Vaticano” y concluye preguntándose dónde está la “verdadera misericordia”. Por último, cuestiona la manera y el método en el que el Papa Francisco “despide o margina a prelados ortodoxos, sacerdotes o cualquiera que tenga una posición de influencia en el Vaticano”.

    Así las cosas, los empleados del Vaticano tienen miedo de decir cualquier cosa por temor a ser descubiertos por cualquiera de los informadores, que se encuentran en todas partes. Sin ir más lejos, el pasado mes de noviembre relataba InfoVaticana la purga de académicos “críticos” que ha tenido la Academia Pontificia por la Vida.

    “Hasta las paredes tienen oídos”, es la frase que se repite en los dicasterios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s