Cardenal Brandmuller: “Cualquiera que abre la posibilidad de dar la comunión a los adúlteros es herético y promueve el cisma”

Esto va muy en serio, y evidentemente está al caer. Los cuatro cardenales tienen una clarísima conciencia de actuar en la salvaguarda de la Iglesia. No van con grises apetecibles para modernistas. Si bien hay  temas importantes de fe que quedan abiertos para discutir, parece que el asunto de fe y moral respecto a dar la comunión a los que están en situación de pecado grave – el caso de casados en nuevas uniones tratado en Amoris Laetitia – ha roto todas las líneas de defensa.

De momento, la declaración del Cardenal Burke “Un Papa que comete una herejía formal cesaría, por ese acto, de ser el Papa“, ha sido de las más contundentes. Pero ayer mismo tenemos otra entrevista, esta vez del Cardenal Brandmüller, en la que va más allá todavía si cabe. Transmite Life Site News otra vez la noticia publicada en Der Spiegel: “Cualquiera que abre la comunión a los adúlteros es herético y promueve el cisma“.

brand

Además, observen el lenguaje que utiliza el Card. Brandmüller: “Cualquiera que que piensa que son compatibles un adulterio persistente y la recepción de la Santa Comunión es un herético y promueve el cisma.

Y recuerda el pasaje del Evangelio de Lucas – que por cierto, tan pocas veces hoy en día lo podemos oír en las homilías – : “Todo el que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con la que está divorciada del marido, comete adulterio.” Un lenguaje y un estilo tan raro para oír de los teólogos actuales.

Recuerda el Cardenal lo elemental: “Nosotros somos, según el Apóstol San Pablo, administradores de los misterios de Dios, pero no sus propietarios.

¿Muy simple para entender, verdad? O sea, no estamos locos. Sin embargo, muchos se han dejado arrastrar por ciertas suposiciones “teológicas” y llegan a pensar que “es lo que diga la Iglesia, y si la Iglesia ahora dice tal cosa, pues ya está”. Es que no se puede decir ayer una cosa, y hoy otra sobre algo que no puede cambiar. Salvo que los mandamientos, dogmas, etc.,… puedan cambiar o “adaptarse” al hombre de hoy, que es justamente la corriente modernista que cual agua que socava los orillas con el tiempo llegó a cambiar la mentalidad de muchedumbres.

Lo curioso y llamativo es que hasta Francisco se da cuenta de lo que se avecina, con todas de la ley. Otra vez Der Spiegel reporta muy recientemente sobre los rumores según los cuales Francisco comunicó a “un círculo muy pequeño” que “no está excluido que yo entre en la historia como uno que ha dividido la Iglesia Católica”.

O sea, es perfectamente consciente, como no podía ser de otra forma, de lo que está ocurriendo. Claro que lo sabe. También cabría preguntarse: ¿busca él el cisma? Algunos ya lo dijeron hace tiempo. Parece que se confirma tal suposición.

Mi más sincero agradecimiento a estos cardenales.

Pero… ¿y tú? ¿Qué es lo que vas a hacer con el cisma que se avecina?

Se fuerte. Reza más que nunca por la Iglesia en este tiempo en el que tantos santos hubiesn querido vivir. Reza, mortifícate. Estaremos con Cristo y su Iglesia. Dios nos librará.

Post Scriptum: ¿Y qué es lo que pienso yo al respecto? Comparto la piadosa opinión de San Bellarmino de que un Papa realmente no puede caer en la herejía; creo que Dios le sostendría en la fe según el mandato de Jesús a Pedro: “pero yo he rogado por ti, para que tu fe no desfallezca. Y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos” (Lc 22, 32). Si Dios ruega por Pedro… es que no caerá. Pero esto es, como digo, una piadosa opinión.

Lo que sin embargo creo que está ocurriendo aquí, es que Francisco nunca fue Papa, porque se desvió de la fe antes. En ese sentido veo plenamente lógica y coherente con la Revelación – no puede ser de otra forma – la Bula Cum ex apostolatus officio de Pablo IV, según la cual uno desviado de la fe antes de su promoción a la Cátedra de San Pedro, en realidad no puede ser Papa. O sea, no es Papa porque nunca lo fue… y por eso está diciendo cosas como las que dice casi a diario.

Recordaremos un pasaje de esta bula:

6. Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.
Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo PONTÍFICE ROMANO que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circunstancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie.
7. Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe. …

Sabemos que Bergoglio promocionaba todo tipo de desviaciones respecto la fe católica. ¿Puede un católico rezar con judíos en una catedral católica como lo hacía Bergoglio en Buenos Aires? Nos hemos habituado demasiado a estas cosas, pero un católico no puede participar en un culto con los no católicos – puedes ser amigo de uno no católico, ateo, etc., pero no participar en el mismo culto. Es muy  simple. Porque entonces tienen el mismo culto. Algunos dirán: “cada uno reza según su costumbre”. No. No hace falta que cite documentos de la Iglesia al respecto (Mortalium animos, por ejemplo), basta la lógica. No puedes dar a entender que se trata de una misma religión. ¿Cuál? Eso es absurdo.

bergoglio-ba

No puedes arrodillarte, ¡más siendo cardenal!, para que un protestante te bendiga o rece por ti. Si un protestante reza por ti, no se lo puedes prohibir, pero tú no puedes encima incitarle, pedirle a que “invoque al Espíritu Santo sobre ti”, o lo que sea. ¿Es que no tienes la gracia de ser un ministro de Dios, de la Iglesia que es Una, Santa, Católica y Apostólica? Y dime: si un cardenal actúa así, ¿qué esperas que hagan los fieles? ¿Qué confusión se crea con esto?

bergoglio-cantalamessa-protestantes

Es decir, aquí lo que creo es que no había, hablando en términos escolásticos, “materia” para tener un Papa.

Otros objetarán: ¡cuidado, el mismo San Pedro negó al Señor, y hasta tres veces! Sí, pero antes de la Resurrección. Recordamos la Constitución Dogmática Pastor Aeternus del Concilio Vaticano I: “Y fue sólo a Simón Pedro que Jesús, después de su resurrección, le confió la jurisdicción de Pastor Supremo y gobernante de todo su redil, diciendo: «Apacienta mis corderos», «apacienta mis ovejas».”

Pienso que, en términos coloquiales, Pedro tenía algo de las funciones del Pontífice ya antes de este momento, porque los Apóstoles le daban preferencia y le obedecían, como Juan cuando llega a la Tumba antes que Pedro, pero no entra hasta que no entre Pedro. O por el hecho de que el Señor siempre lleva a Pedro consigo en los principales momentos de su misión. Y especialmente por el hecho de la confesión de fe de Pedro. Lo que es firme es que la gracia de ser Pastor Supremo es dada por Dios a Pedro solamente después de la Resurrección.

Finalmente, que no cunda el pánico. Esto se veía venir, y Dios ha permitido tantos años de confusión que finalmente está a punto de explotar. Todo será para mayor gloria de Dios. La unidad no tiene sentido sin la verdad. De hecho, la unidad es consecuencia de la verdad, que hay una sola. La Iglesia permanece, y seguirá siendo Una.

Anuncios

7 thoughts on “Cardenal Brandmuller: “Cualquiera que abre la posibilidad de dar la comunión a los adúlteros es herético y promueve el cisma”

  1. Lo cierto es que Francisco no imaginaría que le taparían la boca -¡a él justamente, siempre tan locuaz!- obligándolo a un incomodísimo, elocuente, peligroso e insoportable (para propios y extraños) silencio.
    Sus valedores tampoco.
    No cuesta mucho imaginar la desazón y la alarma que los ha de embargar al verse en un callejón sin salida.
    Mejor dicho, con una salida que no les agrada para nada.

    Me gusta

  2. Quien se divorcia y se une a nueva pareja en terreno sexual significa que el primer matrimonio era nulo, nulidad que la Iglesia no ha llegado a tramitar por falta de medios. En el fondo es un problema de conciencia de los contrayentes antes que un tramite eclesial. En todo caso el divorcio eclesial llamado eufemísticamente “anulación”, no debería existir y que cada cual fuera libre con su CONCIENCIA para contraer nuevas nupcias. Otra cosa es el mal ejemplo que se daría en la comunidad de quienes han roto y se han unido a pareja nueva. La Frase evangélica de Jesús hace referencia en cuanto a divorciarse y cambiar de pareja a hacerlo “egoístamente”, la frase no tiene en cuenta los problemas humanos que pueden acarrear estas situaciones de soledad y falta de compañía marital, de la misma forma que cuando Jesús condena a los ricos al infierno no hay que cogerlo tampoco literalmente, se refiere a quienes solo, piensan en el dinero, no a todos los ricos que afortunadamente hoy muchos colaboran a caridad pública con fundaciones. Son frases que hay que interpretar mediante el latiguillo evangélico “quien pueda entender que entienda. Creo que el problema es que se cogen a la letra sin el Espíritu y la letra sin espíritu es letra muerta.

    ————–

    comentario de iudicamedomine: No, Silveri. Uno no puede “proclamar él solo” la invalidez del matrimonio celebrado delante de la Iglesia. Lo mismo no puede ser suficiente el divorcio civil.
    “El que a vosotros escucha, a mí me escucha”. Y, “lo que ates en la tierra, queda atado en el Cielo”. Y, “lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre”.

    Me gusta

  3. La única solución es acelerar al máximo los procesos de anulación matrimonial para que se puedan hacer y deshacer los matrimonios bien rápido. También este procedimiento rápido se pide hoy día aunque en tema diferente para que se puedan montar empresas que den trabajo, y que se puedan montar y desmontar sin demasiados miramientos de papeleo y a ser posible sin tener que indemnizar a los trabajadores, es la evolución del progreso que lo exige así. En el terreno matrimonial si el rei de Inglaterra que se quería separar y la Iglesia se lo impidió y a causa de esto nació la Inglaterra Protestante, si fuera como hoy que cualquiera se puede separar la Inglaterra Protestante no existiría. Pongo unas imágenes de lo que debería haber sido entonces http://vistazo.com/seccion/mundo/famosas-anulaciones-matrimoniales .

    ——————-

    Comentario de iudicamedomine: la Iglesia tiene que ser fiel al mandato de Jesucristo. No se puede jugar con el matrimonio. No se puede presuponer que un matrimonio es nulo sí porque sí, o por el simple fracaso. También se puede ejercer la responsabilidad y procurar la reconciliación.
    El hombre no puede romper lo que Dios ha unido. ¿Dónde está la Palabra de Dios?

    Me gusta

    • Al final resultará que el tan llamado siniestro rei inglés Enrique Octavo tenia razón en pedir la anulación por causas graves de tipo político y esterilidad de sus esposas, cuando se han efectuado anulaciones hoy día por causas de menos importancia, y podemos poner el ejemplo del matrimonio de Julio Iglesias, llenos de salud los dos con hijos guapísimos, cargados de dinero y solo por flirtear con nuevas parejas la Iglesia ya les concede la anulación. Entonces yo me pregunto: ¿Por que causa murió decapitado Tomas Moro en la Inglaterra de aquel tiempo? Pues la respuesta la encontramos en la pasión de Cristo: intolerancia de los sacerdotes Anás, y Caifás y compañía.

      Me gusta

      • Comentario de iudicamedomine: Anás y Caifás eran enemigos de Cristo. La Iglesia es Cristo.
        La fidelidad de la Iglesia con respecto al asunto de Enrique VIII muestra que es la Iglesia Católica, la Iglesia que el Señor fundó. Prefiere perder Inglaterra entera que ser infiel al Señor.

        Me gusta

  4. En pocas palabras, donde decian digo ahora se dice diego en cuestión de matrimonio, ahora por tener los pies planos ya uno se puede separar, ejemplo de los famosos del enlace que pongo más arriba.

    —————-

    comentario de iudicamedomine: proceder así no está bien. Eso sí, una práctica muy extendida en ciertas regiones después del CVII.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s