Las blasfemias lógicas de BergoChe

La especialidad de BergoChe es promover el “evangelio del hombre”.

Bergoche

Por eso cuando habla, lo hace de “solidaridad”, “amor”, “comprensión”, “ayuda mutua”, etc. Todo humano y presentándolo de tal modo que cualquiera lo pueda tomar como algo suyo. Es decir, sea alguien de religión que sea, o sin ella, esas palabras le podrán valer como si se hablara de “piedra”, “mesa”, “camión”, etc. Esa es la razón de la omnipresencia de la “cuestión social” en las palabras de Bergoglio, ya mucho antes del Cónclave del 2013.

Si menciona alguna vez a Dios, será como “Creador” o de alguna percepción común para todos. Si habla de Jesús, muy fácilmente lo será en el contexto interreligioso.

b28

Naturalmente, aparece como “Papa” ante el mundo. Y como tal, aunque sea a regañadientes, está obligado a hablar de Jesús. Pero, al hacer eso, “sacará de lo suyo”. En ese hablar reflejará su forma de pensar; lo que es.

francisco1

No pocas veces – demasiadas – Bergoglio ha blasfemado contra Jesús. Una de las blasfemias más sonadas y conocidas ha sido la de aquel “chiste” cuando mencionaba a Jesús Crucificado a un niño judío en el colegio (en definitiva, si no se porta bien, terminará como Jesús).

Menos conocida es su reconocida admiración por la pintura “Crucifixión Blanca” de Chagal.

white crucifiction

No hace falta tener mucha idea para ver que Jesús aquí está presentado de forma ofensiva. El cuadro, teniendo en cuenta el atuendo del crucificado y el entorno, parece honrar más bien al pueblo judío, víctima de la persecución nazi. Pero en el cuadro hay un detalle que se escapa a muchos, pero no debe a los que se dicen enterados y ocupan posiciones importantes.

vezikro

[O “Yimah shemo vezichro!“. Es una maldición talmúdica contra los enemigos de los judíos.]

Sin embargo, durante su viaje a Colombia Francisco pronunció una de sus blasfemias más repugnantes. Es la afirmación de que “por las venas de Jesús corre sangre pagana“.

Antes de seguir, responderemos a estas palabras de Bergoglio porque este hombre llega con su atrevimiento a confundir a algunos. Porque a lo mejor dicen: “a lo mejor algo de eso hay”, o “según como se entienda”, etc. Pues no. La afirmación es claramente diabólica, y lo vamos a mostrar brevemente para quitar toda sombra de duda a los incautos.

Primero, Jesús en su ascendencia tenía GENTILES, como ponenen de manifiesto Lucas y Mateo en sus geneaologías. Gentiles y no solamente judíos, o más precisamente israelitas, para indicar que el Señor es el Salvador de todo el género humano. “Paganos” es la oposición de “santos” – cristianos -, sean estos de origen israelita (judío) o gentíl. Por lo tanto, la palabra “pagano” tiene connotación de “pecado”, del culto idolátrico y no verdadero.

Por otra parte, a pesar de gran afinidad de Bergoglio hacia los judíos, aunque todos los ascendientes de Jesús fueron judíos, no por eso sería Santo ni “justificado” – algo imposible, ya que ninguna “carne” puede justificar, la judía inclusive. “Tu hijo será santo”, le dice el arcángel a la Virgen María, porque es el Hijo de Dios y además el hijo según la carne de la Siempre Virgen, de la Inmaculada Concepción librada del pecado desde el primer instante de su Concepción. Porque solamente un seno librado del pecado podía albergar al Santo de los santos.

Por eso el mejor adjetivo para la sangre de Jesús sería “santa” (santísima, preciosísima, como se usaba en la Tradición multisecular de la Iglesia), justo lo contrario de lo que utiliza este blasfemador instigado por el diablo. Dios inspira la alabanza de su santo nombre; su enemigo oprobios y blasfemias.

La ofensa tiene más connotaciones. Hemos sido redimidos por la Preciosísima Sangre de Jesús. Sangre pura y sin pecado, porque es la sangre de un Dios hecho hombre. Recibiendo la aspersión de esta sangre por el bautismo, y por medio de la segunda tabla de salvación – la confesión – como remedio de nuestra debilidad junto con la gracia de otros sacramentos, es como recibimos la “gracia sobre la gracia”, es como nos santificamos. Por eso, asignar una connotación de pecado – “pagana” – a la Santísíma Sangre, es insultar la obra redentora de Jesucristo.

separate hand

[Fue por el principio del “pontificado” de Francisco. Con ocasión de la visita de la tumba de San Pedro, se topa con un monaguillo que devotamente tenía las manos juntas en la postura orante y reverencial. Preguntó al niño: “¿tienes las manos pegadas?”. Bergoglio no soporta ver orar de forma tradicional a un niño. Salta como un interruptor automático ante los signos de devoción sincera. Fue muy significativo este gesto. De por sí no probaba nada, pero presentaba una corazonada de que emprenderá un barrido sistemático contra la catolicidad. Cuatro años y medios de su permanencia en la Sede de Pedro no podían sino confirmar los peores temores.]

¿Cómo puede un católico, se supone, blasfemar contra lo más sagrado? Eso es imposible, salvo que esté dominado e instigado por el demonio. Cuando un poseso está sometido a un exorcismo, puede escupir la cruz y hacer todo tipo de insultos y blasfemias contra lo sagrado. Porque una blasfemia no se lanza allí donde está Dios. Si el Espíritu Santo inspira decir que Jesús es el Salvador – según el Apóstol- es el diablo el que inspira la blasfemia.

¿Está el diablo detrás de las obras de Bergoglio? Pensemos en lo siguiente: ¿Puede Dios promover el mal? ¿La Iglesia? Imposible. Esa imposibilidad es precisamente el argumento que el filósofo católico Josef Seifert- uno de los fundadores de la Academia Internacional de Filosofía de Liechtenstein – realiza en el artículo “¿Amenazada con la destrucción toda la doctrina moral de la Iglesia Católica?” (http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=30272), el cual le valió la expulsión del Instituto de Filosofía “Edith Stein” de Granada. No, no expulsa el Arzobispo de Granada a los afines a la “Teología de liberación”, o a cualquier otra desviación. Expulsa a un filósofo católico por pensar.

Lo que ha hecho Seifert es precisamente desnudar la perversión bergogliana y mostrar su diabólico origen (él no saca esa conclusión, pero presenta la argumentación que descubre formalmente la falacia de Amoris Laetitia: Dios pide que se haga el mal. Esa es la conclusión que Seifert deja ver, aunque no se atreva a pronunciarla definitivamente.). Señala las dos premisas presentes en Amoris Laetitia:

1) Se reconoce una situación como objetivamente mala.
2) Se indica que Dios pide que se haga, aunque sea en un determinado caso, la situación del punto 1).

Más extensamene, de la siguiente forma:

Cita primero AL (303): «…Pero esa conciencia puede reconocer no solo que una situación no responde objetivamente a la propuesta general del Evangelio. También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, y descubrir con cierta seguridad moral que esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo…»

Para concluir: “De lo anteriormente dicho, tanto como del texto posterior, queda claro que esta «voluntad de Dios» aquí se refiere a continuar viviendo en lo que constituye objetivamente un pecado mortal.”

Haciendo finalmente una pregunta retórica y superflua ante lo evidente:

“Yo pregunto: ¿Puede la lógica pura errar al preguntarnos bajo este presupuesto?: Si un solo caso de un acto intrínsecamente inmoral puede ser permitido e incluso querido por Dios, ¿no debe aplicar para todos los actos considerados “intrínsecamente malos”?”

james martin

[En abril del 2017 Francisco nombra asesor de comunicación al jesuita James Martin, prominente promovedor de los “derechos de los LGBTI”. Artur Mas a CUP: “yo me ocupo del referéndum, vosotros de las calles”. ¿Tú crees que sin quererlo explícitamente Francisco va a realizar este nombramiento? El pecado de la sodomía es uno de los más graves y clama al cielo. Es, además, estrechamente vinculado a las prácticas de los satanistas. Homosexualismo no es solamente un grave desorden natural. Es algo mucho más grave, tal y como bien y claramente denunciaron San Pedro Damián y Santa Catalina de Siena. Este hombre continuamente e in crescendo suelta verdaderos improperios que podemos considerar blasfemias sabiendo que vienen de una persona que al final y al cabo es un clérigo en un cargo muy importante. “El colectivo LGBT no está obligado a ser casto“, “A las parejas del mismo sexo hay que dejarles libertad para besarse durante la misa“, “La doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad no es autoritativa“, “Un católico que atiende una boda entre homosexuales hace lo mismo que si va a una boda de una pareja judía“, “Vuestro amor es hermoso“, “Estar en contra del “matrimonio gay” es como ser racista“, etc.

¿Todo esto es tolerado, mejor dicho permitido por Francisco? Evidentemente.]

No le sentó nada bien al Arzobispo de Granada que un hombre honesto y piadoso reflexione y se haga preguntas. Coloquialmente hablando, le mandó de paseo. Hale, ya no trabajas aquí. Algo que a su vez también es consecuencia lógica de su postura: en septiembre de 2016, Javier Martínez emitió una nota en la que asumía como propios y “promulgaba” los criterios de los Obispos de la Región de Buenos Aires para la aplicación del capítulo VIII de Amoris Laetitia. Recordemos los criterios de los susodichos obispos:

“En otras circunstancias más complejas, y cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad, la opción mencionada puede no ser de hecho factible. No obstante, igualmente es posible un camino de discernimiento. Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad (cf. 301-302), particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía (cf. notas 336 y 351). Estos a su vez disponen a la persona a seguir madurando y creciendo con la fuerza de la gracia”.

Es decir, no vamos a dar rodeos: a una persona culpable (por mucho que se “atenúe la responsabilidad y la culpabilidad”, según indican, al mismo tiempo admiten la culpabilidad en sí. Como vemos, perfectamente en sintonía con lo expresado en AL, 303) se abre el acceso a los sacramentos.

¿Y qué respondió Francisco?

video0917 a

[Observemos el vídeo de Francisco del mes de septiembre. Se presentan unos jóvenes en su gran mayoría, que participan en las actividades de voluntariado. Estos en concreto en un tema tan repetido con Francisco, el de la protección del medio ambiente, nuestro medio natural. Pero fíjense en lo siguiente: en un momento determinado, los jóvenes empiezan a ir hacia atrás – la escena, por supuesto, realizada mediante un truco cinematográfico. Pues bien, andar hacia atrás puede aparecer en las posesiones diabólicas. Naturalmente, no quiere decir que estos actores representen a unas personas poseídas, pero el gesto es muy llamativo. Este gesto recibe mayor incidencia en las escenas que están por venir.]

Pues lo sabemos: “el escrito es muy bueno y explicita cabalmente el sentido del capítulo VIII de Amoris Laetitia”. “No hay otras interpretaciones. Y estoy seguro de que hará mucho bien.”

Todo perfectamente lógico. Lo que dice AL es más claro que el agua. Eso sí, dicho de una manera algo enrevesada. Para disimular o quedar bien “de alguna forma”. Pero el contenido es brutalmente claro. Por ello, los que tenían que entender, lo entendieron a perfección: los obispos de Malta, Sicilia, Buenos Aires… y Francisco confirmando… ¡lo que los otros digan!

Este es el esquema (que por lo demás se suele utilizar en la política cuando se lanzan órdenes en lenguaje encriptado):

video0917 b

[Ahora la cosa empieza a ser bien otra: entran en una iglesia de espalda. ¡Entran dando espalda a Dios!]

1) Se lanza un mensaje encriptado.
2) Los que saben lo que significa, lo interpretan públicamente de forma veraz.
3) Todo parece que son unos “subordinados” los que los que realizan la interpretación “a su aire”. De forma que “no se puede decir que el Papa lo haya dicho”. Aunque Francisco lo aplaude, aplaude SU (la de ellos) INTERPRETACIÓN.

Miren un caso práctico en la política: en el proceso de la secesión catalana. Los “conservadores” parecen buenos; sin embargo, conscientemente utilizan a los “cachorros malos” de la ERC, CUP o asociación perroflautista Arrán. Estos últimos son los que hacen el trabajo sucio consentido, pensado, asumido por los “más moderados” que representan el gobierno catalán.

video0917 c

[¿Y a qué iglesia entran? ¡A una iglesia tradicional, o preconciliar si se quiere! Aunque, con un detalle importantísimo: no aparece el sagrario por ninguna parte. Por lo tanto, es solamente aparentemente tradicional. A su vez, los jóvenes se sientan sin hacer ninguna genuflexión. O sea, una iglesia sin Cristo. ¿A lo mejor el sagrario está escondido en una capilla lateral, como ocurre hoy no pocas veces? Otra vez mal. Porque no muestran signo de adoración debida a Dios.]

Luego, estos auténticamente malos, utilizarán el mecanismo psicológico de “proyección” para justificar sus crímenes. A saber, proyectan en las víctimas su propia (de los agresores) culpabilidad. Así los agresores se presentan como víctimas. Proceden técnicamente hablando recurriendo al “terrorismo callejero de baja intensidad” como respuesta a una agresión que sufren. Así Arrán sembraba Barcelona de pintadas y carteles tipo: “Turismo es terrorismo”, etc. Es decir, los malos se dan permiso para hacer “defenderse” – o sea, hacer el mal – del mal que sufren.

Paralelamente, Francisco es el “conservador” que gobierna. Tiene sus cachorros fanáticos al servicio de la teología progre que se hace oír en medios como Religión Digital, conferencias heterodoxas – vamos, heréticas – dadas en los seminarios, etc. Esos progres se tienen que defender del “rigorismo tradicionalista” y de la “resistencia” frente al “soplo del Espíritu” que supuso el CVII. Estos harán el trabajo sucio a favor de Francisco, sin que él tenga que decir una palabra al respecto. Saben que tienen las manos libres para hacer lo que se les antoje: nada les será prohibido. Del que se ocupará Francisco será del Padre Manelli – por ser “preconciliar” – y lo mantendrá en el arrestado en algún convento quién sabe dónde. Esa es la misericordia de hiena que practica Francisco. Incluso peor: enterrando vivas a sus víctimas.

Esto es lo esencial de Francisco que bien subrayó Seifert (sin decirlo explícitamente): dice que Dios ordena el mal.

Eso es agredir la misma esencia de Dios. Algo que solamente por la inspiración demoniáca puede ocurrir. Aquí, en AL, conceptualmente Francisco ha ido más lejos que ninguno de sus precesores conciliares. El argumento de los formalmente críticos con Pablo VI, por ejemplo, es entre otras cosas su promoción del Novus Ordo Missae. Algo que se puede ver que no puede ser querido por Dios. O sea, por mandar algo en asuntos de fe y moral – además tan graves como la configuración y definición de la misa – dañino a la misma fe, muestra que no puede ser el Papa el que lo manda por no confirmar en la fe a los católicos. ¡Pero Pablo VI decía que el Novus Ordo Missae es magnífico! ¡No ha dicho que ha sido algo malo, jamás!

En cambio, en AL, según hemos comentado, se afirma que Dios puede pedir algo malo. Es decir, antes no se reconocía que algo era malo, y se pedía; ahora se reconoce y se pide. Por lo tanto, conceptualmente hablando AL sería mayor ofensa aún.(Aunque, en cuanto al objeto de ofensa, es más grave el asunto de la Misa, porque allí se ataca también al autor mismo de la gracia; aquí la gracia. Lo santo se echa a los perros: se concede comulgar sin estar en gracia.)

video0917 d

[Los jóvenes se levantan, otra vez sin ponerse de rodillas. Su mirada gira inmediatamente hacia atrás, hacia la puerta y no hacia el altar o el sagrario. Dando las espaldas al altar, se van otra vez sin ponerse de rodillas, o hacer una genuflexión ante el Señor.]

video0917 e

“El efecto se parece a su causa” (en las cosas creadas), recuerda Santo Tomás. Las blasfemias (el efecto) de BergoChe, es consecuencia lógica de la causa que da lugar al efecto. No tiene las Llaves de Pedro, y no puede actuar como el Vicario de Cristo (por negar en tantas ocasiones su doctrina).

Luego, habla en el nombre del otro.

 

Anuncios

4 thoughts on “Las blasfemias lógicas de BergoChe

  1. Realmente panorama terrible. Para meditar seriamente si no es esta la ocasión prevista por San Pablo de la aberración de la desolación implantada en el Naos o lugar del templo en el que se halla el altar de Dios.
    Y por consiguiente si no hemos entrado en los tiempos escatológicos anunciados en el Apocalipsis aunque ignoremos su duración.
    Pero lo que está visto, comprobado y experimentado por cada uno de nosotros es que se le ha puesto guerra a “los santos” y que serán vencidos, que se apagará LA FE como se está apagando a toda velocidad y que si fuera posible hasta los escogidos la perderían, predicho por el Señor.
    Nunca en la Religión Católica, única verdadera de la Iglesia que Cristo fundó, había ocurrido la desacralización desnaturalizando la Religión Católica para trasvasarla a interconfesional-interreligiosa, como finalidad impulsada por los detentores del Poder religioso. Este hjecho es incontestable.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s