Resistencia controlada de Schneider

Supongamos un reino en el que en el lugar del rey se ha impuesto un usurpador. El verdadero rey antes de su muerte tenía verdadero heredero, pero ese no consiguió llegar al poder. Tuvo que esconderse ante el usurpador y partir a un lugar seguro. Los súbditos fieles del rey esperan el retorno del verdadero heredero, pero no lo conocen. Pero, piensan que lo reconocerán fácilmente según sus hechos y palabras.

El usurpador está esperando el retorno del heredero del rey. Sabe que puede poner en peligro su efímero poder y posición. ¿Cómo conseguir que los súbditos descontentos se unan al verdadero heredero?

Así: presentará a algún siervo suyo como heredero válido, o uno de sus colaboradores más próximos. Ese hablará de modo muy parecido a lo que se esperaba del verdadero heredero, pero jamás pondrá en cuestión falsa autoridad del intruso. Con esa maniobra el usurpador limará el movimiento de la resistencia que podría derrocarlo. Los descontentos tendrán su diversión pensando que hacen lo que deben al seguir a un rebelde controlado. Y el usurpador seguirá en su puesto.

Bishop-Schneider

El obispo Schneider enseña a los católicos cómo derrocar a los pastores malos y heréticos. Fieles entusiasmados e ingenuos piensan que esa es la solución, ocuparse con las propuestas del obispo Schneider.

Pero Schneider no es castigado por Francisco, ni destituido, ni limitados sus movimientos. Mientras que otros por menos han sido puestos fuera del combate.

El obispo Schneider es una resistencia falsa y controlada por Francisco. Francisco sigue en el lugar que no le pertenece.

Anuncios

La venganza de Don Antonio Livi continúa: “Ratzinger no es solución a los problemas actuales”

No sé si se trata de la misma entrevista del otro día, pero Gloria.tv ha sacado otras afirmaciones más contundentes todavía de Don Antonio Livi, esta vez refiriéndose a la crisis posconciliar en todo su volumen. En la misma este ex sacerdote del Opus Dei (“ex” de hace meses, después de firmar la Correctio filialis; da la impresión de que se trata de una purga impuesta desde fuera al Opus) desmonta y con creces el “mito de Ratzinger” y de la falsa expectativa en que él mismo sea el que salve la situación actual. Sin más particular, excepto breve comentario al final, paso a publicar la traducción de la entrevista:

mons antonio livi

Todos los papas desde el Vaticano II tenían simpatías por el neomodernismo

Hablando con Gloria.tv, Monseñor Antonio Livi, ex decano y profesor de la Universidad Lateranense Romana, señaló que todos los papas desde el Concilio Vaticano Segundo han tenido una actitud de estima con respecto al neo-modernismo herético, incluyendo a Benedicto XVI que confesó que básicamente estaba de acuerdo con el teólogo herético Karl Rahner. Como Papa, Benedicto incluso recibió al teólogo anticatólicoi, Hans Küng.

Ratzinger no es  solución a los problemas actuales

A la pregunta de si la teología de Joseph Ratzinger podría conducir a la salida de la crisis actual, Monseñor Livi responde: “absolutamente no”. Livi explica que, como teólogo, Ratzinger está bajo influencia neo-protestante y se opone a la vieja teología escolástica, que tiene un enfoque racional más que sentimental para la comprensión de la fe.

Ya Benedicto XVI evitó la enseñanza magisterial

Según Livi, los documentos publicados por Benedicto XVI son teología, no documentos magisteriales. En estos documentos, Benedicto XVI discute con otros teólogos y le interesa menos volver a proponer la fe católica y defenderla de los errores. Además, Livi señala que Benedicto XVI pasó meses y meses de su breve pontificado para escribir libros teológicos que publicó como un hombre privado.

La ideología del “hombre moderno”

Monsignore Livi señala que desde Juan XXIII surgió la opinión de que la Iglesia debe “traducir” el dogma católico a un lenguaje comprensible para – citando – “hombre moderno”. Livi llama a esto un “mito” y “fantasía” porque no existe un “hombre moderno”, solo muchos hombres modernos que son muy diferentes entre sí. Livi explica que la categoría de “hombre moderno” está tomada de lo que dicen los periódicos o los medios. Pero – según Livi -, hay más dentro del alma de un ser humano que lo que la ideología del “hombre moderno” quiere que creamos.

El “Nuevo Pentecostés” es opresivo

Monseñor Livi señala que la práctica pastoral neo-modernista desde el Concilio Vaticano II a menudo ha sido llamada “un nuevo Pentecostés”. Pero esto convierte decisiones prácticas falibles en doctrinas infalibles. Por lo tanto, a los ojos de los neo-modernistas, todos los que critican su mala práctica pastoral comete un sacrilegio y debe ser oprimido.

Comentario final:

Estas afirmaciones extremas y acordes a la situación actual se enmarcan en algunas – pocas, pero existentes – peticiones de algunos sacerdotes u obispos en resolver de forma enérgica y eficaz la situación actual. Tal vez la muestra más significativa es la petición del obispo retirado de Corpus Christi (Texas), René Gracida,  a los cardenales (válidamente elegidos, según él, es decir de antes de 2013) a elegir al nuevo Papa.

No voy a decir el cisma, porque el que se aparta de Francisco exigiendo la doctrina católica, no comete ningún cisma; pero sí al parecer la rebelión abierta contra Bergoglio está al caer.

Él lo sabe. Y huirá adelante. Lo cual acercará la rebelión. Puede ser que la quiera, pero parece inevitable.