La venganza de Don Antonio Livi continúa: “Ratzinger no es solución a los problemas actuales”

No sé si se trata de la misma entrevista del otro día, pero Gloria.tv ha sacado otras afirmaciones más contundentes todavía de Don Antonio Livi, esta vez refiriéndose a la crisis posconciliar en todo su volumen. En la misma este ex sacerdote del Opus Dei (“ex” de hace meses, después de firmar la Correctio filialis; da la impresión de que se trata de una purga impuesta desde fuera al Opus) desmonta y con creces el “mito de Ratzinger” y de la falsa expectativa en que él mismo sea el que salve la situación actual. Sin más particular, excepto breve comentario al final, paso a publicar la traducción de la entrevista:

mons antonio livi

Todos los papas desde el Vaticano II tenían simpatías por el neomodernismo

Hablando con Gloria.tv, Monseñor Antonio Livi, ex decano y profesor de la Universidad Lateranense Romana, señaló que todos los papas desde el Concilio Vaticano Segundo han tenido una actitud de estima con respecto al neo-modernismo herético, incluyendo a Benedicto XVI que confesó que básicamente estaba de acuerdo con el teólogo herético Karl Rahner. Como Papa, Benedicto incluso recibió al teólogo anticatólicoi, Hans Küng.

Ratzinger no es  solución a los problemas actuales

A la pregunta de si la teología de Joseph Ratzinger podría conducir a la salida de la crisis actual, Monseñor Livi responde: “absolutamente no”. Livi explica que, como teólogo, Ratzinger está bajo influencia neo-protestante y se opone a la vieja teología escolástica, que tiene un enfoque racional más que sentimental para la comprensión de la fe.

Ya Benedicto XVI evitó la enseñanza magisterial

Según Livi, los documentos publicados por Benedicto XVI son teología, no documentos magisteriales. En estos documentos, Benedicto XVI discute con otros teólogos y le interesa menos volver a proponer la fe católica y defenderla de los errores. Además, Livi señala que Benedicto XVI pasó meses y meses de su breve pontificado para escribir libros teológicos que publicó como un hombre privado.

La ideología del “hombre moderno”

Monsignore Livi señala que desde Juan XXIII surgió la opinión de que la Iglesia debe “traducir” el dogma católico a un lenguaje comprensible para – citando – “hombre moderno”. Livi llama a esto un “mito” y “fantasía” porque no existe un “hombre moderno”, solo muchos hombres modernos que son muy diferentes entre sí. Livi explica que la categoría de “hombre moderno” está tomada de lo que dicen los periódicos o los medios. Pero – según Livi -, hay más dentro del alma de un ser humano que lo que la ideología del “hombre moderno” quiere que creamos.

El “Nuevo Pentecostés” es opresivo

Monseñor Livi señala que la práctica pastoral neo-modernista desde el Concilio Vaticano II a menudo ha sido llamada “un nuevo Pentecostés”. Pero esto convierte decisiones prácticas falibles en doctrinas infalibles. Por lo tanto, a los ojos de los neo-modernistas, todos los que critican su mala práctica pastoral comete un sacrilegio y debe ser oprimido.

Comentario final:

Estas afirmaciones extremas y acordes a la situación actual se enmarcan en algunas – pocas, pero existentes – peticiones de algunos sacerdotes u obispos en resolver de forma enérgica y eficaz la situación actual. Tal vez la muestra más significativa es la petición del obispo retirado de Corpus Christi (Texas), René Gracida,  a los cardenales (válidamente elegidos, según él, es decir de antes de 2013) a elegir al nuevo Papa.

No voy a decir el cisma, porque el que se aparta de Francisco exigiendo la doctrina católica, no comete ningún cisma; pero sí al parecer la rebelión abierta contra Bergoglio está al caer.

Él lo sabe. Y huirá adelante. Lo cual acercará la rebelión. Puede ser que la quiera, pero parece inevitable.

Anuncios

Opus Dei en el punto de mira de Francisco

Don Antonio Livi es uno de los teólogos posconciliares más significativos. Ha sido el Decano y profesor de la Universidad Lateranense en Roma, y un autor muy prolijo. Su posición teológica es de la defensa de la continuidad del CVII con la doctrina perenne de la Iglesia. Desde aquí se afirma que se trata de una clara ruptura. Pues, Don Antonio Livi es un sacerdote de línea que comunmente se denomina como conservadora.

livi

Don Antonio se hizo famoso al público general al firmar en septiembre del 2017 – mejor dicho cuando se hizo pública – la “Correctio filialis al Papa Francisco”, siendo uno de los firmantes más destacados. Ha sido de especial importancia su pertenencia al Opus Dei. Eso ha sido la primera vez en la historia que haya pasado algo así.

Hace un par de días ha concedido una entrevista exclusiva a Gloria.tv. En la misma, que comentaremos luego – es muy importante su contenido -, se presenta a Don Antonio Livi entre otras cosas como “ex miembro del Opus Dei”. Eso quiere decir, si esta información es cierta y se supone ya que el mismo Don Antonio concede la entrevista, Don Antonio ya no es miembro del Opus Dei. Es decir, que dejó de pertenecer a la Prelatura en el tiempo posterior a la firma pública de la Correctio. Es decir, o se le dijo que la abandone, o la dejó él mismo.

¿Qué ocurrió mientras tanto?

Fazio

[Vicario General del Opus Dei, Don Mariano Fazio]

Solamente unos días después de la Correctio, el Vicario General del Opus Dei, argentino Don Mariano Fazio, con dureza y públicamente acusa de “provocar el escándalo en la Iglesia” a dos miembros de la Prelatura, firmantes de la mencionada Correctio. Uno de ellos es el sacerdote Don Livi, otro un numerario que no era sacerdote.

Aquí tenemos que parar un poco. Esta acusación de Don Mariano es nunca vista en toda la historia de la Obra. Nunca vista, y, en cuanto puedo entender, incorrecta. Porque la corrección doctrinal en todo caso la puede hacer solamente el Prelado, Don Fernando Ocariz. Pero el Prelado no dijo nada, mientras que Don Fazio sale adelante con la acusación. Por lo demás, en el Opus es costumbre que las correcciones se hagan de forma privada. Aquí, en cambio y de forma pública, sale adelante el Vicario General.

FernandoOcariz

[El Prelado actual del Opus Dei, Don Fernando Ocariz]

¿Recibió Don Fazio el permiso del Prelado? No lo sabemos. Sabemos, según esta entrevista, que Don Livi dejó el Opus después de la Correctio, y después de la crítica de Don Mariano.

Ahora deberíamos decir un par de palabras sobre Don Mariano Fazio. A finales de 2014 viene su nombramiento de Vicario General, por parte del anterior Prelado, Don Javier Echevarría. El nombramiento supuso una gran sorpresa. Muchos vieron la mano de Francisco en ese nombramiento. Don Mariano, por lo demás, conoció a Bergoglio ya desde Argentina. Más, Don Mariano ha sido conocido por un artículo como mínimo ambiguo – en el fondo equivocado – cuando decía: “Queremos gritar con fuerza lo mismo que hace tantos años ¡Libertad, Igualdad, Fraternidad!” Se suponía que quería dar “sentido cristiano” al eslógan masónico de la Revolución Francesa. Pero un cristiano no necesita parolas masónicas para anunciar al mundo el Evangelio y decir lo que desean. Por lo demás, ese mensaje es incompatible con el cristianismo. Porque la libertad tiene sentido únicamente si lleva al bien; es la capacidad que nos ha dado Dios Creador para hacer el bien y conseguir la salvación eterna. Sin ese sentido, la “libertad” es más bien un presupuesto del “liberalismo” como opción filosófica o política. ¿Igualdad? No, los cristianos predican la Justicia, y la justicia da a cada cual lo suyo, lo que le pertenece. Cierto es que a cada cual hay que asegurar lo imprescindible la existencia más básica, pero la “igualdad” en tan amada acepción aritmética por parte de los socialistas y demás primos – cuando al final llegan a ser de los más apañados – es injusticia, mentira y crueldad. ¿Fraternidad? ¿Sin Dios como Creador y Padre? Si no existe referencia efectiva a Dios como legislador supremo, la “fraternidad” será decidida por el Parlamento, y allí deciden finalmente los poderosos para los poderosos.

Así pues, un conocido de Bergoglio, de porte liberal, cruza el Atlántico para asumir el engargo del Vicario General del Opus Dei. Los periodistas católicos con conocimiento de causa vieron en esta acción la mano alargada de Bergoglio. Su influencia tal vez. El anterior prelado estaba en los últimos años de su vida. ¿Qué mejor de que un “allegado” venga al puesto del Prelado del Opus? Se podía plantear esa conjetura.

Sin embargo, Don Mariano no fue elegido como nuevo Prelado. Muchos vieron en ese hecho un acto de resistencia a Francisco. Realmente, se podria decir que fue así. Al menos, la posible preferencia de Francisco no encontró eco entre los electores del Opus.

Entonces, precisamente ese Don Mariano Fazio acusa públicamente – como si el Prelado no existiera – a Don Antonio Livi por haber firmado la Correctio.

Después de ello, según la entrevista, Don Antonio Livi ya no es un miembro de la Prelatura.

[En la web infocatolica.com escribía otro sacerdote del Opus Dei, Don José Luis Aberasturi. No pocas veces sabía poner bajo el interrogante las palabras de Franciso, todo hecho con bastante elegancia la cual a su vez llegaba a tener tonos sarcásticos. No obstante, se notaba el estado de pánico en Don José Luis por lo que estaba pasando. Se despidió del blog diciendo: ¡Ya me callo! Un ejemplo magnífico de la “misericordia” de Francisco y su muy predicado amora hacia la “libertad”. Francisco parece un sherif en “Bergoglio town”.]

Por supuesto, según el contenido de la entrevista para Gloria.tv, llevaría a la Prelatura a una posición insostenible. Porque las palabras de Don Antonio son como el sonido del martillo en un yunque. Uno, dos, tres. Tantas palabras, tantos golpes sórdidos. No son demasiados, es difícil esperar más – teniendo en cuenta que se trata de un teólogo conservador. Pienso que se trata de una crítica formal hacia Francisco de mayor calado dirigida desde la fila de los teólogos modernos.

He aquí el contenido de las acusaciones de Don Antonio:

1. Francisco ha sido elegido para llevar a cabo la Reforma de Lutero. En la nueva iglesia luterana que se está preparando, los obispos y sacerdotes ya no tendrán el significado sagrado, sino político.
2. Mons. Livi critica el uso de la palabra “pueblo” que Francisco gusta aplicar a la Iglesia. Livi subraya que la palabra “pueblo” (mi comentario: “El Pueblo de Dios”, es la expresión profusamente utilizada en los documentos del CVII) es una imagen retórica. “El pueblo está constituido de una muchedumbre de personas distintas, de forma que nadie puede saber nunca lo que ‘pueblo’ significa en propiedad“, afirma Livi. Y, “Hay en el pueblo aquellos que son llenos de fe como el Padre Pío y aquellos que no tienen fe en absoluto“. Tales posiciones son absolutamente equivocadas, recuerda Livi.
3. La elección de Francisco ha sido orquestada. Según muchos testimonios históricos, Mons. Livi es “absolutamente seguro” que la elección de Francisco ha sido orquestado. También subraya que es absurdo afirmar que Francisco es el Papa porque así quiso el Espíritu Santo, porque “El Espíritu Santo inspira a todos hacer el bien, pero todo el mundo que recibe un impulso no hace el bien de forma efectiva.”
4. Teólogos malos y heréticos han ocupado el poder. Mons. Livi añade que el conocido cardenal herético como es el caso del Cardenal Kasper, ha sido elegido por Francisco para ser el principal inspirador del Sínodo de la Familia. Livi tiene en este hecho otra indicación más que la elección de Francisco fue amañada, dirigida hacia el reconocimiento de Lutero y la creación de la misa sin consagración (comentario: es decir, de la misa que absolutamente no puede ser misa). Según Livi esta revolución fue planificada ya a comienzos de los años sesenta. Los últimos cincuenta años son caracterizados por la actividad de los teólogos “malos y heréticos” con el fin de ocupar el poder. “Hoy lo han conquistado”.

Tal vez esta conversación ha sido de alguna manera la venganza del “Opus profundo. No se chupan precisamente todos el dedo entre el pequeño número de los fieles que resisten a las novedades. Livi señala bastante bien las razones que se esconden entre lo que estamos viendo en las últimas cinco décadas.

También señala el hecho de que se está preparando la “misa sin la misa”; la misma obra del demonio – pero no olvidemos, en esencia una obra empezada en 1969 con la abolición en la práctica de la Misa Tradicional (o simplemente Católica) que lleva a cabo Pablo Vi.
Također ukazuje na činjenicu da se sprema “misa bez mise”; samo djelo đavola; groza pustoši – ali ne zaboravimo, u suštini započeto 1969. promjenom misala i praktičnim ukidanjem Tradicionalne Mise (jednostavno: Katoličke) koju provodi u djelo Pavao VI.