Hay algo más detrás del terrorismo islámico en Europa, y más allá, de lo que el yihadismo es su síntoma

La presupuesta y desmedidamente magnificada, puesta como ejemplo y a modo de espejo para los países en desarrollo a iluminar, la “libertad de expresión” en Europa, existe solamente en el sentido programado. Programado de los que piensan para todos los subyugados, en el nombre de la “democracia y derechos humanos” que los tienen que liberar.

Por ejemplo, una madre critica el homosexualismo citando la Biblia en el Facebook, y su página es suprimida al instante. A cientos son ejemplos de este tipo, y mucho peores. Se llega hasta las denuncias realizadas por las instituciones, supresión temporal de la custodia de los hijos, mientras que uno de los padres es mandado  a la prisión; otros hechos acontecidos e increíbles, que solamente se pueden medir con el actuar de los servicios secretos soviéticos o de Chauchescu. Quizás la situación por una parte es incluso peor, porque los medios tecnológicos actuales permiten la posibilidad nunca vista de espionaje y control del “gran hermano”. Aunque comunista, Erich Fromm tenía razón en su libro “Psicoanálisis de la sociedad contemporánea” en el que subrayaba que “la sociedad occidental quiere estar formada por los individuos que se sienten libres, pero que en realidad  actúen según se espera de ellos”. En otras palabras, alguien literalmente se toma a burla su “libertad” y les grita al oído: “idiotas”. Eso sí, siempre con una sonrisa. Te manda a la cárcel, te envenena los alimentos, te excluyen de la sociedad; todo ello con una sonrisa.

Es conocido el caso  del bloqueo de la cuenta de Facebook del historiador Pío Moa. Escribió en su página que el “homosexualismo” es una ideología que se aprovecha de los homosexuales, y cosas parecidas. Todo argumentado y basado en los hechos ostensibles. La página borrada. Nadie en los medios principales se refirió a este caso. ¿No son tan vigilantes de “nuestras libertades” y “derechos”?

Eso, brevemente, es Europa hoy. Tenemos ejemplos como esos a cientos y miles (aunque bastan unos cuantos para que la gente aprenda que ciertas cosas no puedes decir, si quieres conservar la cuenta para seguir simplemente algún medio informativo). Toda una serie de hechos históricos están proscritos.

 

Por otra parte, el Islám y los ataques laicistas contra los cristianos tienen toda la libertad de movimiento (el marroquí que interrumpió blasfemamente una boda en Valladolid a grito de “Alá es (el más) grande”, ya está puesto en libertad. Hale, el día más bello para unos novios, allí se queda). Pero a esto no hay que prestar tanta importancia. En Gran Bretaña están toleradas las madrasas en las que se enseña cómo cortar las manos, aplicando la sharia. Igual que se toleran barrios enteros controlados por la sharia.

El Occidente tiene tecnológicamente los mejores servicios de inteligencia. Tienen una gran experiencia, medios, y dinero. Saben perfectamente quién está detrás de cada perfil, con quien se encuentra, sus costumbres y todo lo que necesitan saber. En el momento que quieran, pueden hacer cualquier detención o deportación. Pero los gobiernos no quieren hacerlo. Por ellos, la actividad yihadista no es “algo que escapa al control”. No. Todo ello es controlado e inducido. Como ejemplo hemos puesto la persecución contra las manifestaciones cristianas en las redes sociales. O la eliminación de cuentas muy populares (@verdadesofenden críticas con el Islám. No hablemos de las manifestaciones a plena luz de día. Mientras que por otra parte es consentido – ¡institucionalmente! – ofender a los cristianos.

proces

blasf

[Arriba, la primera foto: las feministas en Sevilla realizan una procesión blasfema en la misma Semana Santa. Denunciados por los Abogados Cristianos, en primera instancia el juez les absuelve invocando la “libertad de expresión”.

La segunda foto: el desgraciado Abel Azcona exponiendo la obra blasfema robando hostias consagradas, con alevosía y descaro, día tras día. La “obra” consistía simplemente en la palabra “PEDOFILIA”, habiendo por otra parte hecho constancia de su blasfemia planificada. También puesto en libertad por el juez.]

Por lo tanto, no se trata de un “error del sistema”. Es el sistema mismo, de ello hablan los hechos, el que permite lo que se le antoja, aunque se trata de hechos criminales – permitiendo el ejercicio de la sharia en el suelo europeo; persiguiendo por otra parte lo que se propone – manifestaciones públicas de los cristianos sobre cuestiones morales.

Seguimos. En Europa por lo tanto está permitido crear al monstruo. Mientras que por otra parte ese monstruo – en su expresión y actuación actual como ISIS; hasta hace poco Al Qaeda – está fabricado en los laboratorios de la CIA y el Mossad, es decir en las cárceles en Iraq después de la segunda guerra contra Sadam. En esos entornos insanos, mamados de odio – 10% de los niños de Falluya nace con malformaciones genéticas  debido a los bombardeos de los aliados sobre esa región con los proyectiles de componentes radioactivos – los servicios secretos americanos e israelí (CIA y MOSSAD) han dado el soporte logístico y organizativo para crear una nueva organización criminal que les servirá para el derrocamiento del eje chiita Irán-Siria (ver entre otros la investigación de Garikai Ghengua, ©Garikai Chengu, Global Research, 2017). En esencia, la pretensión americana es el debilitamiento de China y Rusia, únicas potencias militares capaces hacer frente a EE.UU. Sin olvidar, por supuesto, que uno de los fines principales no declarados es la creación en definitiva del „Gran Israel“ y de su zona de seguridad a costa de Siria.

khameini

[El líder iraní simplemente confirma: tenéis el infierno creado por vosotros mismos.]

Estos movimientos de fichas explican los vertiginosos movimientos de fichas de los últimos días. La reacción unánime de los países árabes en contra de Qatar. Es decir, Qatar se atrevió querer mejorar sus relaciones con Irán, lo cual es imperdonable. Es triste ver el gobieron egipcio actual en ese mismo círculo, lo cual es explicado por el peso de su identidad sunita; así como ilumina tanta facilidad para la realización de los ataques terroristas contra cristianos en Egipto. Demasiados egipcios ven como buenas o „musulmanas“ acciones de ISIS y miran en consecuencia al otro lado. Al Sisi no tiene una voluntad verdadera para descabezar a los portadores del odio en en el encaje islámico egipcio. Primero son sunitas, luego todo lo demás. Al Sisi no es ni de cerca tan secular como Assad, o en su tiempo Sadam (no alabo todos sus actos; Dios me libre, pero Iraq no podía tener nada mejor. Además, ha sido lanzado a la guerra contra Irán precisamente por el Occidente. Entonces Sadam les fue bueno.). Existe, finalmente, la confirmación material del obrar de Al Sisi: Arabia Saudita invirtió en su campaña presidencial 12.5 miles de millones de dólares. Qatar en cambio invirtió en los Hermanos Musulmanes de Musri 4.6 miles de millones. Realmente, no sabemos quién es peor de esta gente (Saudíes o Qatar, y también los „suyos“).

Volvemos al punto de partida: ISIS es la obra de Israel y EE.UU. Carne de cañon, la árabe. El cerebro, señalado. Las consecuentes masas de los refugiados no están dirigidas hacia relativamente cercana y poderosa Arabia Saudita, donde existen tiendas instaladas para alrededor de tres millones de „peregrinos“ a la Meca que las usan una vez al año. Con el aire acondicionado y todo en cada tienda. Para no creerlo. Además, como les recuerda Putin, en Arabia las costumbres de los refugiados son ley, es allí dónde deben ir. Una reflexión elemental que nunca oiréis en los medios al uso.

 arab tends

Sabemos cuál es la finalidad de la redirección de los refugiados hacia Europa: la creación de una sociedad multicultural, desnaturalizada en su identidad, persiguiendo una decristianización completa. Pero esto también solamente son medios, el fin es destruir los países de los goyim para que puedan servir con más prontitud al Israel mesiánico. Sionistas no desean que Europa les cuestione. Para no exponerse a tal situación, Isral condiciona a Europa con un supuesto control del ISIS. Algo perfectamente mostrado en este vídeo de la propaganda oficial israelí (canal Support Israel). El ISIS está presentado como amenaza a Europa (presentada como una urbe de castillos medievales – característica de su tradición cristiana que impidió la influencia judía; y por ello la tradición y herencia detestada por ellos), en forma de una gran roca que se va aproximando a la urbe – Europa – inevitablemente arrasando todo a su paso.

israel1.png

Israel, en forma de un gigante rocoso con todas sus fuerzas impide el paso de la roca por encima de la ciudad, y en ese intento, con mucho esfuerzo en el último momento consiguiendo finalmente frenar la roca, con el único daño de una edificación derribada con su calcañar – curiosamente, se trata de una iglesia.

israel3.png

Desde la „urbe de castillos“ empiezan a tirar con catapúltas ridículas, se supone hacia la enorme roca que se acerca a ellos, pero las piedrecitas y flechitas caen sobre Israel. Este, ofendido por la ingratitud de los (necios, cortos de mente, torpes e incapaces) europeos, suelta al final la roca hacia la urbe que desaparece bajo la piedra.

Una mentira morbosa. Israel es el que ha creado la piedra y la lanza contra Europa. Esa es la realidad, esto es lo que hay, esa es nuestra pesadilla que tenemos que aguantar – los europeos deben respetar las dignidades de todos, excepto la suya a la que no tienen  derecho; se les prohibe decir y hasta pensar que quieren defender sus tradiciones  e identidad- y contra la que resistir:

Contra la piedra como instrumento, y sionismo como la causa.

Brevemente, estas son las premisas:

  1. El monstruo es construido por el sionismo. El sionismo lo utiliza como herramienta con la que provocar caos y amenazar en cualquier momento. Fíjense en las Filipinas. El presidente Rodrigo Duterte empezó a resistir la infulencia americana. Incluso exageró en  sus declaraciones, llamando casi un idiota a Obama, etc. Pero la venganza americana es terrible. Durante la misma visita de Duterte a Rusia ha sido montada la insurrección islamista en Mindanao, apoyados por los yihadistas – miembros del ISIS  – del exterior. Un ejemplo más de la isntrumentalización del ISIS. Para el colmo, a los pocos días tenemos el mayor golpe sunita – la base natural del ISIS – contra Irán.
  2. El monstruo se tolera intencionadamente en Europa, mirando al otro lado mientras se sabe perfectamente que se está formando en su suelo. Bajo la descarada cobertura y complicidad de los principales medios. Abajo, CNN manipula (fabrica mejor dicho) una noticia en Londres, dando carteles antiterroristas a los musulmanes en la calle.

cnn.png

3. Se traen al mismo tiempo a cientos de miles de „refugiados“ a Europa. La „guardia costera“ en el fondo sirven no para guardar las costas, sino para embarcar a los „refugiados“ – de facto invasores; repobladores, com quieras llamarlos – incluso en las zonas muy próximas a Áfrcia.

traff3.png

La conclusión:

Se desea destruir Europa de forma planificada, sus raíces, su identidad. El movimiento LGBTI, con el apoyo de prácticamente todos los partidos, por lo menos grandes y apoyados por los medios, es un aliado programado del Islám. Su finalidad es el derrumbe  moral de Europa, facilitando así su caída. Quien levante la voz en contra del lobby LGBTI y el Islám, esa tal es un homófobo de extrema derecha. Se castiga al que protesta contra el totalitarismo islámico y homosexualismo, mientras se consiente envenenamiento espiritual y psicológico en las mezquitas, financiadas tantas organizaciones LGBTI con el presupuesto estatal.

El círculo gobernante conscientemente va en esta dirección. El programa de trabajo de este año del Club Bilderberg tenía estos puntos principales: Rusia, Trump, movimientos identitarios y la lucha contra la información.

Eso es el problema para ellos: Rusia les resiste (Putin les dice: ISIS está cometiendo atentados en Europa, y vosotros nos rodeáis con los misiles; comentario no transmitido en nuestros medios), Trump que lo baila lo suficientemente según los acordes establecidos – que a pesar de ello sigue siendo Israel First -, movimientos identitarios, especialmente Hungría, Eslovaquia, República Checa y Polonia. Los que más Hungría y ladeada Eslovaquia. En Europa occidental movimientos similares todavía están bajo control. Internet les supone un problema no pequeño, porque las redes sociales, páginas alternativas y los blogs tienen cada vez más lectores y ejercen una función de soporte ideológico de resistencia. De allí la persecución implacable de estos focos, aislando a los independientes desde Facebook en adelante. En el Club Bilderberg no se trata el Islám como un problema para Europa. Porque el Islám es su instrumento.

***

No nos vamos a limitar solamente en la exposición del problema: reflexionaremos sobre la solución en la que hay que trabajar. La solución se basa precisamente en aquellos elementos que procura anular el Gran Hermano actual: movimientos identitarios y la base cristiana. Esos dos elementos su dos auténticos ejes antisistema, no a modo de anarquistas, ni comunistas, ni hipilandios. Todo ello es del sistema. Nosotros somos la verdadera oposición. Nosotros tenemos que dar nuestras vidas para este fin, no matando a los inocentes, sino luchando contra el mal.

La lucha de la que saldremos victoriosos, porque Dios está con nosotros. No lo duden ni lo más mínimo.

Pero cada lucha necesita su método. Según mi entender, después de años de reflexión e investigación de fenómenos sociales, la victoria no puede llegar por medio de las democracias liberales, sino a través del trabajo orgánico desde la base. La democracia es el instrumento de los poderosos para que, supuestamente por medio de la defensa de las “libertades”, consiga la esclavitud de las masas corrompidas de forma programada. Una masa así nunca podrá votar para algo bueno y constructivo. Esta democracia es la herramienta del mal.

¿Por qué las democracias occidentales demonizaron a Franco, Mussolini y en general movimiento fascista? Porque, a pesar de sus errores, la visión fascista de la economía ha sido dirigida hacia el pueblo llano. En el fondo, el fascismo ha tenido muchos elementos socialistas, pero a diferencia de la experiencia soviética y de su tiranía, valoraba la iniciativa individual y el mérito profesional, protegiendo al obrero del abuso de un mercado sin normas ni límites; supuestamente libre, pero hecho para que gane el que más medios tenga, el más poderoso. A pesar de no pequeños errores, Italia fascista creció enormemente en tiempos de Mussolini, España más todavía durante franquismo. Fascistas griegos en pocos años establecieron condiciones básicas para un trabajo decente y progreso. Se luchaba públicamente contra el vicio y se estimulaba el trabajo, provecho y esfuerzo. Por eso, el Occidente no se daba prisa por luchar en contra del fascismo debido a sus facetas negativas, sino debido a sus éxitos. Porque no se quiso permitir que alguna sociedad prospere  en el plano económico y cultural al margen de las sociedades liberales y comunistas (no controladas, pero ni falta que les hacía: eran autodestructivas). Sin embargo, el desembocar ruinoso del liberalismo acabamos de comprender plásticamente en su crudeza y cierre de perspectivas.

Por supuesto, no hay que caer en los errores fascistas. Uno de los mejores proyectos fue la de falange española. Tenían puntos comunes con el fascismo en su inicio, pero pronto han sido superados. El fundador de la FE, Jose Antonio Primo de Rivera, se distanció claramente de Hitler y Mussolini después de haber tenido conversaciones directas con los dos. Porque no tenían base cristiana. “No podemos entendernos con Hitler porque no cree en Dios”, escribía.

joseantonioprimo

La Falange ha trabajado en el campo cultural y espiritual (esto no parece tanto), prestando la atención a la formación de los jóvenes y de toda la sociedad. Los jóvenes tenían sus excursiones, conferencias, actividades atractivas en las que convivían en un ambiente sano. Al mismo tiempo, han sido socialmente muy activos, verdaderos activistas. Cuando hacía falta ir a cualquier parte a protestar, tenías a valientes camaradas que no retrocedían. Se creaban redes humanitarias para la búsqueda activa del empleo, aparte de actividades anteriormente mencionadas. De ese modo se creaba n las bases con las que luego podías contar.

El fallo de las falanges era en abandonar con el tiempo la dimensión espiritual. Con ello, durante los años sesenta llega el CVII, que en los setenta desemboca en hipilandia. “Lo esencial es amar al prójimo”, empezaron hablar y sermonear. Por supuesto, pero no abandonar la fe. Lo que el enemigo acababa de sembrar, ingenuos tragaron, y todos pagaron los platos. Junto a ello, sembraron veneno puro: no hay infierno, todos los “cristianos” somos una misma Iglesia, los musulmanes también quieren a Dios y lo “adoran”, etc. Atacaron la liturgia e introdujeron palmas y palmitas, llevando a los católicos al nivel de los idiotas. Con esa base social cristiana, desaparecieron de facto también las falanges.

Un ejemplo más para tener en cuenta: Wilders. No puede tener éxito porque le falta la base. Se trata de un hombre valiente, que cada semana tiene que cambiar de residencia para que no le maten, pero el que levanta el estandarte de los “valores europeos”. Pero eso es la libertad liberal. Él quiere que defendiendo en definitiva la libertad para jolgorio, haga frente al Islám. Eso es imposible. Sin el trabajo en la formación de una base sane, no hay nada que esperar.

Es necesario pues ir hacia la economía que cultiva el corporativismo pero desde el tejido social natural, fuera de cualquier mezcla u olor socialista. El trabajo con los jóvenes en las bases espirituales o patrióticas. Porque precisamente eso es lo que atacan los globalistas. Con razón.

falange1.jpg

[La sección femenina de las Falanges. España en los años 50. La sesión formativa de los dirigentes de los grupos. Abajo, la excursión de la sección masculina. El racismo nunca ha sido el problema para el que sabe valorar sus orígenes y nación, y no permite ser envenenado. Una cultura diferente solamente es capaz de respetar a aquel que respeta la propia.]

falange2

Con ese modus operandi se creará una red identitaria en cada nación, que podrá enriquecerse con las experiencias de movimientos similares en otros países. Porque nosotros amamos a Europa, pero una Europa de los pueblos, con base cristiana. Cada pueblo lo suficientemente grande debe tener una célula local y dirección correspondiente para dirigir las actividades.

slovaq

slovaq2

[Los miembros del Partido del Pueblo Nuestra Eslovaquia. Cinco millones de almas en Eslovaquia, de las cuales 2.000 son musulmanes. Defienden a su nación y sus raíces cristianas. Cuando el gobierno eslovaco cedió a la presión de Merkel y aceptó la acogida de unos miles de refugiados, Marian Kotleba, el líder de Nuestra Eslovaquia ha organizado una marcha increíble (ver el vídeo aquí) contra esa pretensión, que dejó pasmado al gobierno eslovaco. Este aprovechó la manifestación para justificar no poder recibir ni un solo refugiado. Y tú Europa llora mientras te están dando a navajazos.]

kotleba3.png

Un programa a corto, medio y largo plazo que ya está teniendo lugar en no pocos países europeos. ¿Por qué si no la preocupación de Bilderberg?

Empieza hoy. Pero dirige tu energía realmente por tu patria.

spanfans2

Anuncios

Tots som catalans. Un viaje temerario hacia lo (des)conocido

Sordos, oíd, y ciegos, ved. (Is 42, 18)

La permanencia de un estado, o la independencia de una parte suya, no es la Palabra de Dios. No hay nada “definitivo” sobre ello, pero…

Cuando durante siglos se forja una historia común, se estrechan los lazos hasta de parentesco y, y sobre todo, cuando durante dos milenios se recibe la misma sabia del Evangelio sobre un territorio geográficamente muy compenetrado, cuando durante siglos se forja una mentalidad muy similar… decir “que me voy” me atrevo a decir que ataca tanto a la fe, como a la razón.

¿Pero a dónde vais? Os queréis ir, los que lo hacéis, en el peor momento histórico. Sois débiles, sin una identidad nacional clara, es más bien artificial. ¿Es que los turbantes son lo vuestro? Os habéis vuelto locos.

Como consta en mi biografía, desde finales de 89 vivo en España. Cuando volví en verano del 90 a mi tierra, y cuando vi los tambores de los movimientos independentistas, les hice la misma pregunta a mis amigos: ¿os habéis vuelto locos? ¿Qué precio estáis dispuestos a pagar? ¿50.000 muertos por cada lado, 100.000? ¿Cuál es vuestro límite? Se quedaron pensando un momento, pero me respondieron: “exageras como siempre, esto aquí no pasará”. Algunos no viven para contar lo que pasó después.

Mis cuatro hermanos en la trinchera, todos. Uno por poco tiempo, pero todos. El resto, durante todo el tiempo de la guerra, que eran años. Gracias a Dios ninguno falleció, uno solamente fue herido en el brazo, pero no demasiado. Nada más que de la trinchera de un hermano mío sacaron veinte cadáveres.

Parece mentira que no podían entender que a la mentalidad balcánica, apacible en tiempos de paz, como le toques las narices, explota como un barril de pólvora, como con razón llamaron a nuestra región.

Yo, a muchas de mis incomprensiones por parte de ciertos lectores, añado también esta: siendo croata declarado, no comunista por supuesto (un buen número de croatas sí lo era), era pro Yugoslavia. Porque era hermoso sentarse en un coche y poder plantarse en cualquier punto de ese bello país tal sólo con el documento de identidad. Desde la cercanía de Tesalónica hasta los Alpes, desde el Adriático hasta la Panonia húngara.

Tenía un hermoso país, ahora tengo un basurero. Welcome to banana country!, es la letra de una canción bosnia de ahora. Me siento en el coche en Mostar, y a media hora estoy en la frontera como un tonto, esperando…

¿Por qué les molestaron los serbios con los que me llevaba yo tan bien? Eran para mí más cercanos que los croatas de Zagorje (noroeste Croacia), a los que veía con bastante influencia germánica, mientras nosotros éramos más eslavos. Y por lo que nos miraban un tanto por encima del hombro. No me molestaban tanto hasta el punto de que visitaba a un pope ortodoxo por si podíamos hacer alguna actividad juntos.

Con los musulmanes otro tanto. Mientras estaban vigilados con la dura mano de Tito, eran muy secularizados; lo cual a ellos le sentaba el mar de bien.

Naturalmente que éramos distintos, pero se podía vivir. Es falso cuando se diga lo contrario.

Empezaron entonces a venir aquellos “defensores de los derechos de los pueblos”. Los albaneses a la par con eslovenos, croatas y serbios por otro lado, luego se apuntaron también los musulmanes; vamos, que no falte nadie en la fiesta.

Que si los derechos históricos, que si nos derrumban los monumentos, que si esto, que si lo otro… No era fácil quedar inmune a tanta propaganda. Después de una década de la promoción nacionalista que seguía la muerte de Tito (especialmente en ese periodo, antes era muy difícil), entró el odio entre la gente. El odio y la no tolerancia. Todo molestaba, que si nos va mal porque los otros gastan demasiado, si estuviéramos nosotros aparte, ya verías lo bien que iríamos.

Han pasado más de veinte años. Croacia todavía no ha igualado su PIB del año 90. Sí, guerra de cuatro años y todo lo que tú quieras, pero es que ahora tienes tu ejército, tu policía, tu sanidad, tu educación… todo tuyo,… pero no aguantas. No tienes cuerpo para encajar golpes de contrariedad. Te has quedado muy flaco y cualquier cosa te perturba, te sirve de lastre, te cansa. Un incendio, y lo tienes que apagar tú. Una inundación desastrosa, y le tienes que hacer frente con una migaja de cuatro millones y medio de habitantes. No eres nadie.

Ni siquiera en deporte ya podemos hacer gran cosa. Antes Jugoplastika sufría más para ganar a Partizan de Belgrado, que ganar la Eurocopa de baloncesto. Y viceversa. Ahora juega en la final, para entendernos, Barcelona contra Badalona, y ninguna hace gran cosa ya.

¿El turbante se va a integrar? Serás tonto si te lo crees. No, tonto no, lo siguiente. En un espacio reducido, jamás. En un espacio reducido le das la oportunidad para que eso mañana sea suyo. En un espacio más amplio, tienes más recursos, más reservas. De la otra forma, no.

En Yugoslavia los musulmanes eran minoría más bien humilde que esperaba algún favor. En Bosnia-Herzegovina son luego a luego jefes que no quieren otra cosa que mandar. Estamos a punto que sea así del todo. Y eso le espera a Cataluña, según la ley de gravedad.

Cuando ya empezó la guerra, y los morteros serbios caían sobre Mostar debido a la fuerza de la pólvora y de la gravedad, los croatas fueron los primeros que se organizaron y les hicieron frente, no había otra ya. A los musulmanes también se les ofrecieron las armas y formaban parte de las unidades croatas de HVO. Una noche, en la guarnición norte de Mostar, unos soldados musulmanes les abrieron la puerta de la guarnición a los combatientes musulmanes independientes. Estos entraron y degollaron, es que degollaron a 99 croatas. Degollaron a los compañero de armas de los que abrieron la puerta. Un primo mío huyó a nado cruzando el río Neretva, con el cadáver de un amigo a sus espaldas. Lo trajo lleno de balas, resulta que muerto le salvó la vida.

Desde entonces no les doy la espalda a los musulmanes nunca. No quiero. Vosotros haced lo que os plazca, pero a mí dejadme en paz.

Cuando las tensiones nacionalistas en Yugoslavia alcanzaron niveles preocupantes, Juan Pablo II mandó a un cardenal, no recuerdo cuál (el hecho está narrado en un libro de Weigel), a que le transmita su opinión sobre el terreno respecto a lo que ocurre en Yugoslavia, y al mismo tiempo que intente promover el clima de la conciliación. El cardenal le contestó al volver: “Santo Padre, al bajar del tren en Zagreb, me parecía estar en Viena; en cambio en Belgrado, me parecía que estoy en Estambul.” ¡Qué opinión tan pobre y superflua. Se daba por hecho que la independencia de ciertas regiones es inevitable.

El estado de Vaticano fue el primero en reconocer la independencia de Eslovenia y Croacia. Se creía que eso va a contribuir a terminar con el conflicto, ya guerra abierta que asolaba a Croacia a finales de 91, pero no fue así. Luego le esperaba el turno a Bosnia-Herzegovina con sus casi dos millones de desplazados forzados, decenas de miles de muertos (hablan de hasta 200.000 en toda antigua Yugoslavia, la gran mayoría en BH). ¿Y los católicos de Bosnia-Herzegovina? De los 850.000 han reducido su presencia a la mitad, siendo el grupo poblacional más sufrido y desplazado proporcionalmente. Ahora mismo, como una muestra, he oído (y fácilmente podría ser verdad) que hay más chinos en Sarajevo que croatas. Mira como nos comprenden:

[Una pelota hecha en China, con un escudo croata y nombre: Serbia. Un insulto a la inteligencia y a nuestras tradiciones. De allí la respuesta debajo de la foto: ¡Chinos, largo a Japón!

Aquí reproducida en cirílico en una pared:

Una respuesta sarcástica y de pena negra, tan común en los Balcanes, los dos países están en un peligro de guerra inminente.]

Si, el Vaticano fue el primero, junto con Alemania (Nota: Debo aclarar que sí en el 90 estuve en contra de la independencia, en el otoño-invierno del 91 sí la apoyaba, al ver machacadas ciudades croatas.
El hecho es que desde esta perspectiva se ve más fácilmente que la concesión de la independencia a Croacia y Eslovenia no contribuyó para nada al desarrollo posterior de la situación. Eso es lo que hizo preguntarse al mismo Juan Pablo II si el reconocimiento fue prematuro o acertado, por lo que por todas las fuerzas intentó promover la reconciliación y convivencia entre las naciones de la ex Yugoslavia.
). Si fuera el último, cuando ya lo ha hecho todo el mundo y no hay otra, bueno, pero así… Creo que debe servir de lección para que en estas cosas la Iglesia se mantenga al margen, sirviendo solamente como la levadura de salvación y consuelo para las gentes. No entrar en juegos independentistas.

Recordadlo bien.

El concepto cristiano es de la universalidad, no de la globalización. Una familia humana unida en la diversidad, no una aldea global, superflua e inculta. Os recordaré una observación de Messori respecto a que, por orden del Rey, ningún seminarista se pudo ordenar en Lima en 1595 sin hablar quechua. La opresión administrativa y un estado no tolerante con la diversidad es una idea napoleónica, no tradición cristiana.

Bien, ahora os toca jugar a vosotros.

Y a mis hijos.