La superioridad moral de la derecha

Las fotos de un bar en Sarajevo:

che1

Las paredes del local están cubiertas con las fotos del Che, mejor dicho con sus poses:

che4

[Se derrite como un cubito de hielo cuando está con Tito, no perdiendo de vista al cámara ni por un momento.]

che5

[Con Castro e hija Aleida, la misma que hoy va continuando sembrando la revolución por el mundo, explotando el atractivo de su padre en sectores “progresistas”. En el Festival del Cine Subversivo en Zagreb incitará a la lucha contra el neoliberalismo. Yo también lucho contra el neoliberalismo, paro pasen de mí, hagan el favor. Castro y Che se exponen como ejemplo de virtudes… delante de todos, para ser honrados y seguidos.]

Che es un icono progre. Prototipo de una persona “dueña de su propio destino”. Comunismo es bueno para la humanidad. Así lo dicen ellos, y así ha de ser. Quién se opone a ello, tiene que ser eliminado

che6

[Personalmente – él mismo lo reconoció – asesinó a los colaboradores más próximos cuando no quisieron seguir sus pasos enloquecidos. Condenar a muerte y fusilar era para él como beber un baso de agua. “Hemos fusilado, estamos fusilando y continuaremos fusilando a todos aquellos que no estén de acuerdo con nuestra gran revolución.” (El discurso de Che Guevara ante la ONU en 1964). “La máquina de matar” justificaba de esa forma el de su nombre como responsable de las ejecuciones de “contrarrevolucionarios” en la prisión La Cabaña (en La Habana, 1959). Había unos 800 presos, y sitio para 300. Después de ello, recibió el encargo de ministro de industria. Es verdad, quitó tierras y propiedades de los ricos, pero no las entregó a los campesinos, sino las dejó para la administración a los burócratas que destrozaron la producción y trajeron el hambre. Estableció primeros campos de concentración en Cuba. Todo ello no impide que en Belgrado tenga otro bar dedicado a su nombre, y similares a él Así como en los Balcanes se le presenta como una especia de un “luchador santo”, así su absurda y criminal fama recorre el mundo.]

che2

El comunismo es la última realización de la idea de la Historia. Por ello, toda víctima encaminada a su realización es bienvenida. Especialmente si se trata de la vida de los demás por medios de los cuales se va subiendo como si fueran peldaños hechos para ese fin.

La esencia del comunismo es el ateismo, no la justicia social de lo que se presentan protectores y promovedores, y con lo que engañan a los ingenuos. “Lo que importa es ser justo, repartir bienes entre la gente” etc., todo lo cual es un absurdo. Porque no hay conjunto si no hay elementos. No puede haber “humanismo”, donde se trastorna la naturaleza del hombre. Porque si Dios existe – y todos saben que existe, lo admitan o no – entonces hacer una tal “justicia” entre los hombres, sin tener en cuenta que la “humanidad” no tiene sentido si el “hombre” no está bien definido, es decir si es tratado como un cuerpo que está pensando y no sabemos cómo; cuerpo que sabe amar, pero excluyendo la causa divina… es un contrasentido inevitable.

Siendo el hecho de que cualquier sinsentido es una contradicción en sí mismo, y aplicada al hombre lleva incondicionalmente a su destrucción.

Como Dios está expulsado, ellos tienen ellos tiene que poner a sí mismos como ejemplo.

mao1.jpg

[Se calcula que unos setenta millones de chinos han sido pisoteados (hasta la muerte) durante la revolución cultural de Mao. Ese mismo dijo: “Los hombres como yo no deben nada a nadie, excepto a sí mismos.”]

Se consideran la encarnación del “super hombre” de Nietzche, del hombre hecho a su propia imagen y semejanza. Aunque no se trata de un filósofo marxista, la izquierda lo ha aceptado con toda su alma porque compartía la base común del marxismo y de su nihilismo: el ateísmo en su forma más arrogante. Es un autor preferido en las facultades de filosofía dominadas por las ideas “progresistas”. Es decir, en casi todas las universidades.

Dios ha sido destronado, el hombre puesto en el pedestal. De allí siguen de forma necesaria sus poses autosuficientes en las que no dejan perder el más pequeño detalle. Ellos se proponen para la divinidad a seguir. Tiene que ser así. Dónde Dios no se reconoce, los ídolos son honrados.

castro1

[Castro con su primera esposa, y con el hijo Fidelito. No le merecía la pena, para el chulo eso sabía a poco. Después de Mirta han seguido otras; en total nueve hijos (a veces leo diez) que él reconoce.

 Es interesante. Las esclavas del ISIS revelan después de su liberación que las pasiones dominantes de los “guerrilleros santos” son la sangre y la lujuria. En el caso de estos otros totalitaristas, hoy aliados de los islámicos – unidos a ellos en el odio hacia todo que recuerde al cristianismo -, esos trastornos son la revolución y el desmadre carnal.]

***

La “derecha” es completamente diferente. Antes que nada debemos discernir, mejor dicho subrayo que bajo la “derecha” no entiendo la oposición burguesa de la izquierda. Porque tal concepto de vida es el extremo opuesto de la misma realidad negativa, de la visión materialista del mundo. Burgueses e izquierdistas (comunistas, socialistas, progresistas,…) se diferencian según quién toman por dueño de los medios de producción. La posición de la izquierda es que se trata de la cúspide ideológica, el partido y entes como esos; los burgueses, liberales, condensan la visión masónica de la realidad. Para ellos el punto de partida es la libertad humana. Esta concepción tiene algo de atractivo, y es capaz de seducir a muchos. Porque no se dan cuenta de que el que es capaz de ordinario realizar su libertad en ese mundo, es solamente aquel que tiene medios materiales.

Unos y otros colocan en el centro al mercado, el intercambio de bienes, es decir, algo material. La diferencia es que en el caso de la izquierda la economía es planificada por el partido; la economía de la “derecha” burguesa es bajo el efecto de un puñado de pudientes. Menos de 1% de la población dispone de más de 99% de los medios. Esa izquierda y derecha son la cara y la cruz de la misma moneda… cuyos propietarios son los financieros sionistas.

herzel1

[Theodor Herzel, el ideólogo sionista: “Las logias masónicas están establecidas en todo el mundo con el fin de ayudarnos alcanzar la independencia. Esos puercos, los masones no judíos, nunca entenderán el último fin de la masonería.”]

Esas concepciones de la economía necesariamente producen conflictos irresolubles y revoluciones. Así hasta la esclavitud. Sea que se trate de la opresión burguesa, sea de la del partido. Porque si el hombre trabaja 18 horas está convertido en el ganado, y solamente un santo en condiciones similares puede levantar el pensamiento a Dios.

americki san

La “derecha tradicional” es la derecha de la que hablo. La derecha de la gente sufrida y honesta, de los trabajadores y empresarios de toda clase no subyugados unos y otros por el gusano de la envidia. No están subyugados porque colocan a Dios en el primer lugar, y consecuentemente basan su señorío disponiendo los medios según la finalidad última del hombre: alcanzar con más facilidad el Reino de los Cielos. En el primer lugar no está el mercado, sino el hombre visto como criatura de Dios. León XIII dirá en la primera encíclica sobre los temas sociales, Rerum novarum, que la medida para el salario de un obrero es “tanto como sea necesario para cubrir las necesidades, personales y de su familia, de un hombre de buenas costumbres”.  Es decir, coloca al hombre en el primer lugar, no el mercado. Al hombre que tiene que dar a Dios debido honor con su existencia. Ese es el pensamiento guía de la visión tradicional de la economía.

Correspondientes visiones del mundo necesariamente producen hombres santos. Pondré como ejemplo de lo que digo a dos militantes de facciones políticas antiliberales y antisocialistas de la primera mitad del siglo XX. Uno es un ustasha-legionario croata, fallecido en el frente de Stalingrado, otro un falangista español fusilado en una cárcel republicana al comienzo de la guerra civil. No es que todo en sus respectivas formaciones políticas sea un modelo de lo que un católico de entonces tenía que pensar políticamente; digo de paso que la FE tenía más identidad cristiana que los ustashe, los cuales tenían una componente dominante más nacional, además de ser su líder comprometido hasta cierto punto con Alemania nazi, cosa que no ocurría con la FE.  Lo que subrayo es la forma de pensar de las gentes que formaban sus filas. Esta gente no perdía de visión el trípode de Dios, familia, patria. Era común en ellos no poder estar ni con los liberales ni con los comunistas. Tal vez estos antagonismos eran lo que más les caracterizaba.

Los dos escriben en el último día de sus vidas. El primero manda una carta de despedida a su esposa, otro a su novia. El primero sabe que se iniciará la batalla de la que no saldrá con vida, el otro que está condenado a muerte por ser falangista y haber ofrecido resistencia a la imposición republicana anticristiana y a la anarquía consecuente.

Las cartas dicen muchísimo. La izquierda no es capaz de escribir algo así. Estos renglones reflejan profundidad, firme calor humano; elegancia, cultura, buenos modales, atención, sacrificio. El que escribe quiere más a la persona a la que envía la carta que a sí mismo, eso es evidente. Está ante la muerte, y piensa en el otro. La primera carta es de Pero Kojakovic, del “municipio de Dubrovnik”. De todo se sigue que se trata de un campesino noble y bravo, un verdadero hidalgo. Se encuentra en el archivo histórico de fra Andrija Nikic sobre las persecuciones de los croatas de Herzegovina entre 1942 y 44. Pensamientos profundos y corazón amplio están presentes en las frases bien expresadas. Es un campesino, pero se expresa mejor que tantos profesores universitarios actuales o periodistas. Su vida, sacrificio y nobleza son los que redactan la carta. Por supuesto, una fe notable por encima de todo. ¡Qué hombre era este, qué marido, qué fiel y luchador! Realmente, digno para que se enamore de él la mejor de las doncellas, y que sea honrada con un marido ejemplar. Sigue la carta de ustasha-legionario Pero Kojakovic, en el día de su muerte en el frente de Stalingrado:

¡Amada! Todo tiene su final. Todo de esta tierra. Nuestro cuerpo ha de desaparecer para que el espíritu viva eternamente. ¡No estés triste! Nos veremos en el otro mundo. Has sufrido mucho, lo sé, ¿Pero quién ha disfrutado y quién ha querido su derrota?… No me critiques, porque Te he dejado antes del tiempo. Quiero que estemos juntos en la eternidad. Mi último pensamiento eres Tú y la patria. El último deseo: feliz patria y Tú tranquila. Mi cuerpo lo dejo a las tierras lejanas, junto a los innumerables hermanos. Mi alma la entrego a Dios con la oración que me perdone a mi pecador. Mi corazón al Caudillo y Croacia.

             A ti, mi mujer amada, a Ti dejo aquello que tanto estimas: un recuerdo honesto, que tuviste al marido a quien supiste sacrificar para el Caudillo y Croacia… Todo lo que como el hijo poseo en la casa de mis padres, toda los bienes mobiliarios e inmobiliarios lo dejo a Ti para siempre. Únicamente sabes mi consejo respecto a la “Isla” (comentario: no se sabe bien a qué se refiere; posiblemente a un acuerdo particular conocido por los dos). Te ruego, cuida de mis padres, porque ellos también estaban muy contentos contigo. También todas mis ganancias las dejo a Ti, únicamente te pido un par de santas Misas por mí y por mis padres. Mujer, que sea maldito, para siempre, el que incumpla mi último deseo.

             ¡No llores! No lleves luto, porque mi espíritu estará eternamente contigo y él Te cuidará. Has sido la mujer ideal para mí. Te imploro, sigue siendo mi ideal. Que la gente sepa como se dan sacrificios para el bien. ¡No recibas compasión de nadie! Di a todos que se alegren contigo, porque Dios ha escuchado nuestra oración común. ¡No estés triste! A mí me pesará.

             Los padres que lloren un poco, porque así les será más fácil.

             ¡Quédate con Dios, amada! ¡Adiós Caudillo!

             ¡En el día de su muerte! Ustasha-legionario Pero Kojakovic (del municipio de Dubrovnik).

 Creedme, he leído esta carta decenas de veces, y siempre me hace temblar. Soy amante de poesía, y un tanto romántico – algo contra lo que estoy luchando, porque el romantismo tiene un trasfondo algo negativo; es capaz de colocar la impresión y el gusto por delante de la conciencia del deber; el deber del que un héroe no debe faltar o relegar; porque cualquiera que ame a Cristo es llamado al heroísmo, nada menos de eso puede interesar – y esta carta hace que tenga que sentar, parar, admirar. Señor, ni una palabra sobra aquí; no falta ninguna por la cual lo esencial comprendido en el alma de este hombre quedaría sin expresar. ¡Qué armonía, qué fuerza, que grandeza, qué nobleza! ¿Dónde están los poetas del salón, por muy renombrados que sean! Todos caen ante la fuerza de la poesía-testamento de un gran hombre ante la muerte. Solamente entre los poetas que veían cercana su muerte puedes ver halo de algo parecido. “…la muerte no es el final. El final en realidad no existe; con la muerte solamente está sembrada la senda desde el nido hasta las estrellas”.

Pero, he aquí a un hidalgo y cristiano que se despide de su amada. Releyendo una vez más la carta, queda patente también lo siguiente: generalmente hablando los hombres hoy en día son menos hombres que entonces. La promoción programada de feminismo, precisamente con el fin de la destrucción de la familia y de la figura del padre y marido, y de ese modo dar la vuelta a lo dispuesto por Dios respecto al hombre y la mujer como criaturas, de alguna manera ha feminizado a los hombres.

Las mujeres, por otra parte, incitadas con el marxismo cultural que desplazó el centro de la gravedad desde la lucha de las clases entre “ricos” y “pobres” hacia la lucha entre los sexos, son infelices porque su anhelo hacia quién sabe qué no puede ser entendido. Les fuerzas a buscar la justicia, pero no les enseñan amar, algo que podríamos llamar un instinto natural en el mujer, creada de tal modo que bajo su corazón espere el nacimiento del nuevo ser.

Pero, he aquí el testimonio de lo que es capaz un hombre que coloca a Dios en el primer lugar. Y cuando de nuevo cualquier hombre o mujer establezcan el orden en su vida, irán cambiando como por milagro su mentalidad y entusiasmo.  Será como si se encontrasen rejuvenecidos y con alas.  Nunca sabrán de cansancio. Eso siempre será consecuencia de colocar las cosas en su sitio y actuación consecuente.

Una cosa más. La segunda guerra mundial ha sido un holocausto de los pueblos europeos. Por supuesto que muchos judíos eran víctimas de la rabia que se desató por Europa. Es posible que porcentualmente los judíos sean la mayor víctima, pero la muerte cosechaba por todas las regiones. De la misma forma el pueblo alemán, engañando por el visionarismo de Hitler, ha sido un gran perdedor como nación. Por supuesto, detrás de arrasada Polonia. Pero masas y masas de nuestros bisabuelos dejaron sus huesos quién sabe dónde, succionados por el remolino de los acontecimientos que les superaban.

plakat

[Propaganda nazi en Croacia al comienzo de 1941. El cartel decía:

¿POR QUÉ EUROPA ESTÁ EN GUERRA?

Los Aliados, Inglaterra, América y Rusia Soviética, no tienen un verdadero fin en esta guerra.

¿Por qué?

Porque en un lado están América e Inglaterra capitalista, y por otro Rusia Soviética y comunista. ¡Dos ideas antagónicas y por lo tanto dos fines bélicos distintos!

¿Qué es lo que quiere Inglaterra?

¡Conservar su enorme imperio mundial, el cual sin embargo se está descomponiendo!

¿Qué quiere América?

Conquistar el imperio mundial de su aliado Inglaterra, y de esa forma heredarlo.

¿Qué quiere Rusia Soviética?

¡Quiere que toda Europa sea bolchevique, transformarla según el patrón comunista, es decir quiere destruir el concepto de familia, Iglesia, quiere arrebatar tierra a los campesinos, y a los trabajadores llevarlos en masas al proletariado!

¿Por qué, sin embargo, América, Inglaterra y Rusia Soviética son Aliados?

¡Solamente porque esos tres estados son llevados por agitadores judíos, los cuales sí tienen un fin único, el de convertir a todo el mundo en su colonia!

¿Y quién está en el otro lado?

¡Están los pueblos europeos liderados por Alemania, la cual fue la primera en darse cuenta del peligro que supone el capitalismo y el socialismo para Europa!

¿Por qué el capitalismo supone un peligro?

¡Porque trae consigo hambre, desempleo, huelgas y pobreza, y la riqueza la lleva a las manos de judíos y capitalistas!

¿Por qué el comunismo (bolchevismo) es un peligro?

¡Porque priva al campesino de su tierra, porque obliga al trabajador trabajar supuestamente para el estado, y en realidad trabaja para dirigentes y comisarios judíos, y porque al ciudadano le quita su propiedad privada y la iniciativa!

¿Y qué es lo que quiere Gran Alemania y sus aliados?

¡Quieren una Europa joven, fuerte e independiente, en la que regirá el orden y el trabajo! ¡En la que cada pueblo va a ser autónomo e independiente! ¡En la que al campesino va a ser asegurada tierra, al obrero un trabajo decente, y al ciudadano propiedad privada y entusiasmo para trabajar!

¿Y quién es el que garantiza esto?

Lo garantiza el gran ejército alemán y los ejércitos de sus aliados, que luchan por esos fines de sus pueblos. ¡Esa lucha y esas víctimas no serán en balde! ¡La sangre europea va a ser garantía para un orden europeo mejor, más bello y más justo en la Nueva Europa!

            Mientras los ejércitos de Inglaterra y América luchan por los intereses de capitalistas judíos, y las tropas soviéticas, obligadas por fuerza, a favor de los intereses de sus líderes comunistas judíos, los ejércitos jóvenes europeos luchan por los fines santos de sus pueblos, para…

LIBERTAD Y PAN.]

La idea del artículo no es el enaltecimiento del movimiento de los ustashe, sino el acento en los ideales nobles de los que no quisieron bajar su cerviz ante el terror comunista. Un campesino y ciudadano croata era obligado en elegir entre dos ejércitos. ¿A dónde se irá, con los que “llevan la gorra con tres cuernos, porque luchan contra Dios”, como cantaban los partisanos? Un católico croata no pudo ir con ellos. ¿Estar con las fuerzas occidentales dirigidas por las logias masónicas? Tampoco. Todos los estados europeos gemían bajo la opresión de la usura concedida de determinadas fuentes. El hecho condenado por Pío XI en su encíclica Quadragesimo Anno (1931).

stepinac1

[Un católico croata pudo ver a su Cardenal con el Nuncio y con los ustashe. Ni uno ni otro (el nuncio transmite la palabra y el mensaje del Papa) no podían estar con los comunistas, ni con liberales tampoco. Tienen la obligación moral y religiosa de exhortar al bien. Esta foto ha sido presentada como supuesta  prueba de la actuación criminal de la jerarquía católica. ¿Realmente? ¿Tenían que vociferar eslóganes entre las filas de los partisanos? Seguro que Croacia no tuvo que estar con Hitler, eso por supuesto. Un error catastrófico por el que pagó un precio inmenso.]

Para lo que no tenía permiso ni orden de Dios era hacer el mal a cualquier criatura inocente, al contrario. Pero no pudo luchar a favor de la Internacional. La que llega sin embargo solamente cuando Hitler decide atacar a la URSS. Hasta entonces a la Internacional no le molestaba el arrasar Polonia, Checoslovaquia o Francia. Es decir, llegan a ser “morales” por la orden dada por el interés calculado de mantener el mayor número posible de las divisiones alemanas en Yugoslavia. Eso ha sido su necesidad, y todo ha sido subordinado a ese fin. Y para ellos el fin justifica los medios.

Porque ellos – es lo que enseñan – son la ley moral de la historia.

Ahora prestaremos la atención a otro ejemplo similar. Somos testigos, decenios ya, con qué asco se presentan los temas relacionados con la “historia fascista” de España. De lo que se cuidan muy mucho es narrar con detalle y honestidad histórica de lo que pasaba años antes del inicio de la guerra civil. En la misma noche de la proclamación de la constitución de Moyano en 1931 ardieron 110 conventos e iglesias en España. Madrid era uno de los epicentros de la histeria anticristiana.

republicano

[Un miliciano republicano fuma ante el cadáver profanado de una monja en Toledo. El odio irracional hacia la Iglesia, que no puede proceder de esta tierra. Stalin tenía un emisario particular en la guerra española, Alexander Orlov. Un católico de aquella época veía en la URSS real y verdadera amenaza para la destrucción total de la Iglesia y de los cristianos en el suelo europeo. Lo que vemos como realidad en Corea del Norte, pudo perfectamente haber sido en Europa con tal de que se los dejara.]

La guerra de los cristeros, llevada a cabo solamente unos años antes de la contienda en España, tampoco se conoce por las generaciones actuales. Un silencio sepulcral en Europa cubre esa historia de México. Esa historia real, la Vandé mejicana del siglo XX es silenciada en los manuales de historia, igual que su precursora 130 años antes. El gobierno masónico de México quería prohibir la misma existencia pública de la Iglesia en su suelo. Los católicos no podían ni oír la misa. Luego, del dicho al hecho:

cristero sacerdote fusiladocristeros colgados

cristeros_misa_amp

Como digo, esta historia, larga y real de México es inexistente en los libros de texto europeos. Algo así como el gobierno egipcio ningunea la historia cristiana multisecular de Egipto. Pasan de Cleoparta a Mahoma, así de bruto. Mientras que el “copto” significa “egipcio”. ¿Quién estuvo allí antes de que vinieran los secuaces de Mahoma, y quién permaneció después? No existe eso en los manuales egipcios.

Cinco años antes del inicio de la guerra en España, recrudece el terror contra los cristianos. Solamente entonces se levanta la rebelión dirigida por general Franco el 18 de julio. ¿Qué lugar tenían que elegir entonces los cristianos? ¿En el frente popular que quemaba las iglesias, mataba a los curas, monjas y frailes, y hasta los fieles corrientes con tal de encontrar en su casa alguna imagen del Corazón de Jesús?

Hechos ocultados por la “Memoria Histórica”. Pero nuestros abuelos todo ello lo sabían.

Por ello la gente grande estaba al frente. Al comienzo de la rebelión, el gobierno de facto pro comunista (¿por qué murieron nada menos que 1.600 jóvenes comunistas del Partido Comunista de Yugoslavia, tan solamente desde allí, si no fuera por apoyar a sus correligionarios?) apresaba a cualquiera que se atrevía ofrecerles una resistencia organizada. Un ejemplo de esta grandeza es un joven falangista José Vicente Muñoz que se despide de su novia en vísperas de su ejecución. El relato es del libro “El último José Antonio” de Francisco Torres García:

Mientras se celebraba el juicio y José Antonio vive sus últimas horas, no muy lejos, en la prisión del Reformatorio, donde están sus familiares, se reza el Rosario clandestinamente, en grupos, tal y como recordaba el sacerdote Baltasar Carrasco. Entre ellos Luis López, Luis Segura, Ezequiel Mira y José Vicente Muñoz, los jóvenes de Novelda que serán fusilados con José Antonio. Al igual que José Antonio escriben a sus familiares despidiéndose. Dos de ellos tienen novia.

Queridísima e inolvidable Luisa: creo que es hoy el último de los días de mi vida. Mañana, a estas horas, probablemente habré dejado de pertenecer al mundo de los vivos; pero en cambio, por la misericordia de Dios, que no por mis méritos, tendré la dicha de encontrarme en el cielo, que espero para ti. No me arrepiento de quererte tanto como te quiero; más que hasta ahora, en este mismo instante y más a cada minuto, que me quede de vida… Si quieres mi felicidad, debes alegrarte, porque la he encontrado en el seno de Dios… EL mismo ha querido esto, para bien de los dos, y en su piedad inmensa es porque juzga que éste es el mejor desenlace para la felicidad de nuestras almas… Ojalá encuentres otro hombre en esta vida que te haga más feliz de lo que yo te hubiera hecho… ¡Qué sabemos nosotros, miserables criaturas, de la grandeza inescrutable de Dios! Tus oraciones me harán más bien que tus lágrimas, y haz que me recen todas aquellas almas piadosas que me recuerden. Esta será mi última carta y te emplazo para el cielo que más tarde o más temprano ha de llegar para ti… Con el corazón oprimido por la angustia de no verte más, te envía la sinceridad de su amor tu VICENTE.

 

Anuncios