Ucrania, la guerra invisible que sigue y en aumento

Los acontecimientos en Ucrania han desaparecido de las pantallas de TV. Con razón, esto es lo que hay:

En el este de Ucrania se suceden crímenes de guerra uno tras otro.

En Odessa incendiaron un edificio matando a cincuenta civiles.

No hay reacción

El ejército bombardea el centro de las ciudades, con artillería pesada y aviones de combate.

Los que no luchan de los civiles, en los sótanos, sin agua ni luz, cortados por el gobierno. Mandan a los más débiles a un lugar seguro en Crimea.

Lo que está ocurriendo no tiene nombre.

Nosotros, representados en los gobiernos serviles del que quiere ser y actúa como amo del mundo, estamos en el bando de los malos.

Este invierno, el bando de los malos manda a sus representantes a incitar la rebelión contra el gobierno de Yanukovich.

Este cometió el pecado mortal de no firmar el acuerdo de asociación con la UE. Los manifestantes, desafiando el poder legítimo a un año de las elecciones previstas, salieron a la calle, especialmente a la plaza Maidán de Kiev, al cual convirtieron en una especie del ”bastión de la democracia.”

Los manifestantes “espontáneos” contrataron a sicarios para disparar y matar a algunos de los suyos y echar la culpa al gobierno. Teníamos toda una muestra de ternura hacia los manifestantes, así como rechazo  a la política criminal del gobierno “carga contra su propio pueblo” (pues nada, a aplicarse el cuento si Podemos toma la calle), como decía un representante de la UE en visita a Kiev,

consternado por su brutalidad y negándose rotundamente a dialogar con un presidente criminal.

Ahora EE. UU. y UE tienen nuevos aliados hechos a su imagen y semejanza.

Hasta la Iglesia “comprendió” el deseo del pueblo. Estaban con ellos en las manifestaciones,

Invitando a la paz y rezando. Conmovedor. No los veo ahora delante de Donetsk, Slaviansk, Lugansk,… pidiendo a los aviones no tirar bombas a las ciudades.

Hace unos meses obispos ucranianos pedían al “mundo” que les ayude a liberarse de Putin. ¿Estarán contentos ahora? Había deserciones de muchachos  buenos y valientes del ejército ucraniano que no quisieron usar armas contra civiles y conciudadanos suyos del este, ni participar en cruel y despiadada guerra. Para zanjar la discusión, los “extremistas” del ejercito ucraniano ejecutaron a una decena de desertores y se acabó.

Hace semanas ganaron chiitas en unas tales elecciones en Irak. De allí la ofensiva de los suníes en el norte, ganando terreno por días con el dinero que no puede proceder de otra forma sino de alianza suní liderada por nuestros aliados de Arabia Saudí y de la órbita de Qatar Fundation, Dubai, Qatar, y todos los demás amigos nuestros que quieren borrar los herejes chiitas de Siria, Irán e Irak de la faz de la tierra.

Este es nuestro bando y nuestro mundo, que hará que caiga el castigo divino sobre todos nosotros, digan algunos lo que digan. Cuanto antes caigan estos malos colaboradores de los malos, mejor. Parece que vamos hacia la sinarquía.

Anuncios

¿Por quién doblan las campanas en Ucrania?

… por quién doblan las campanas: doblan por ti. (John Donne)

Dulce et decorum est pro patria mori.

El futuro de Ucrania, y el nuestro, totalmente incierto:

Con resultados que no puede controlar nadie:

Porque la historia puede tener una obsesión en repetirse que no veas; eso sí, con caras nuevas, circunstancias nuevas que sin embargo no eximen de un aprendizaje obligatorio, que no den lugar a los mismos y trágicos errores:

A la Iglesia le afecta de lleno este conflicto. La Iglesia Católica en Ucrania, en sus altas instancias, apoya claramente la opción prooccidental. Es más, desde las mismas se ha pedido a la UE (y en general al “mundo”), es decir, a los EE. UU., es decir a Obama, es decir a la OTAN, “a defender a Ucrania de Putin”, textualmente.

La Iglesia Ortodoxa a su vez, está inclinada hacia Rusia.

No sé si han pedido a Putin defenderlos, sí que han pedido al nuevo y autoproclamado gobierno de Ucrania, surgido de las revueltas un año antes de las elecciones, provocadas por la negativa del presidente Yanukovich a firmar el pacto de adhesión con la UC, a proteger templos ortodoxos de las profanaciones. Anteriormente, antes de la caída del gobierno de Yanukovich, estas eran algunas de sus objeciones principales:

“El bando progubernamental, por el contrario, se nutre de cristianos ortodoxos pertenecientes al Patriarcado de Moscú, aproximadamente un 11% de la población. En julio, el Patriarca Cirilo viajó junto al Presidente Putin para celebrar los 1.025 años del Bautismo de Rusia en Kiev, cuna de la nación rusa. El 8 de diciembre, el Patriarca hizo un llamamiento a la salvaguarda de la unidad espiritual de la llamada Santa Rusia, de la que Ucrania es canónicamente parte.

Gobierno ucraniano y Patriarcado de Moscú coinciden en el argumento de que, si Ucrania se incorpora un día a la Unión Europea, estará obligada a aprobar el llamadomatrimonio homosexual. A finales de noviembre, el responsable de Relaciones Exteriores del Patriarcado, el Metropolita Hilarión, comparó la ideología que propaga la Unión Europea con la de la URSS, ambas «incompatibles con los valores cristianos». Hilarión denunció «la promoción del aborto, la eutanasia, las relaciones del mismo sexo» y los intentos de expulsar los símbolos cristianos de la vida pública.”

¿Y qué dice este malvado oso ruso Putin, del cual los obispos y cardenales ucranianos piden protección al occidente?

He aquí un interesante extracto de un discurso pronunciado por el presidente ruso,Vladimir Putin, pronunciado el 19 de septiembre 2013 en el foro Valdai en Rusia.

“Otro reto importante para la identidad de Rusia está vinculado a los acontecimientos que tienen lugar en el mundo. Esto se aplica a la política exterior y de los valores morales.

Podemos ver cómo muchas naciones euro-atlánticas están rechazando sus raíces, cuyas valores cristianos forman la base de la civilización occidental . Ellos están dando espalda a los principios morales y su identidad tradicional: nacional, cultural, religiosa e incluso sexual. Pusieron en práctica políticas que ponen igual a muchas familias con las familias LGBT, la fe en Dios es igual a la fe en Satanás.

Este exceso de la corrección política ha llevado a que la gente hablando en serio intente registrar partidos políticos, cuyo objetivo es promover la pedofilia.

En muchos países europeos las personas sienten vergüenza de hablar acerca de su religión. Los días festivos se suprimen o se llaman de otra forma: su esencia está oculta, así como su fundamento moral. Y esta gente está tratando de forma agresiva exportar este modelo a nivel mundial.

Estoy convencido de que esto abre un camino directo a la degradación y el primitivismo, lo que resulta en una profunda crisis demográfica y moral. La pérdida de la capacidad de reproducción puede ser la mejor prueba de esta crisis moral más que cualquier otra cosa. Hoy en día casi todas las naciones desarrolladas ya no son capaces de reproducirse por sí mismos, incluso con la ayuda de los flujos migratorios.

Sin los valores cristianos y de las otras religiones del mundo, sin normas morales que se han formado a través de miles de años, la gente inevitablemente pierde su dignidad humana.

Consideramos que es natural y de derecho defender estos valores. Debemos respetar el derecho de cada minoría a ser diferente, pero los derechos de la mayoría no deben ser cuestionados.

Para mí, bastante bien, excepto lo de los “valores de otras religiones”; quedaría redondo invocar la ley eterna inscrita en el corazón de cada ser humano.

No es que sea lamentable, es que es catastrófico que los obispos reclamen ayuda de los países del Informe Lunacek. ¡¿Pero es que esto es acaso el Reino de los Cielos?! ¿Qué esperáis de esto? ¿Libertad? ¿Dignidad? ¿Fraternidad? Ya sabemos que una universidad católica puede conceder el premio a Obama, y que no pase nada, ya lo sabemos, ¡pero no juguéis con fuego aquí, por favor!

¿Pero qué estás diciendo, no sabrán ellos, que son ucranianos, lo que está pasando allí? Recuerdo cuando empezó la guerra en Croacia y Bosnia-Herzegovina, me trajeron un mensual juvenil católico con la foto en la portada de un jovenzuelo sonriente portando un fusil en la revista de fila, listo para partir al frente. El titular rezaba: Dulce et decoratur est per patri mori (Es dulce y decoroso morir por la patria). Vale. ¿Y por qué no van ustedes a la guerra, ustedes primero? Eso tampoco, por supuesto. Pero hay que mirar las consecuencias de los consejos. ¿A dónde te lleva lo que estás diciendo y proponiendo? ¿Con eso, vas a estar más cerca o más lejos de la salvación eterna? ¿Qué lugar ocupa en la jerarquía de valores para un cristiano?

Ahora Croacia es anulada, ¡a callar se ha dicho!, el país vendido a la casta con un paro casi como en España, etc. Pero bueno, por lo menos Croacia en algo ocupa el tercer puesto en Europa.

Ahora veo noticias y vídeos de jóvenes, hijos de aquellos padres jóvenes muertos en la guerra o de las heridas poco tiempo después. Ya les han quitado o menguado drásticamente la pensión de los familiares de defensores muertos y les cuesta horrores estudiar o tener trabajo. Papá, ¿has luchado y has muerto para esto?, hablan defraudados en la tumba de sus padres con la voz llena de amargura, enfado y decepción.

¿Para qué hablar de esto? Si tienes que hablar a los adultos que dos más dos son cuatro, es porque no sirve hablar. Pero que quede claro, me entiendan o no, que de estas recomendaciones y peticiones de los pastores: paso, no juego, no me entretengo, no me implico, no me dicen nada; todo lo contrario.

¿A qué se debe esta aceptación de la UE? Yo parezco de otro mundo, será, o al menos, a modo de ejemplo, de esos irlandeses “ultracatólicos” que defendían votar no al Tratado de Lisboa, porque “votar a favor es una forma de colaboración con el diablo”. Pues seré de esos. Y no entiendo que el Cardenal Dolan diga ahora ¡bravo! a un jugador de fútbol universitario que se declaró gay. No entiendo que un arzobispo italiano de comunión a un travesti, que desde un helicóptero se ve que es un travesti. No admito que la mitad casi de la jerarquía germánica esté proclamando abiertamente cosas que no dijo ni Cristo ni la Iglesia jamás con respecto a asuntos relacionados con el matrimonio y la sexualidad.

Bárcenas y Álvarez están en la cárcel o serán juzgados por el tema del uso del dinero que es de todos, y que estos podían disponer del mismo en función de sus cargos. Es decir, por el tema del abuso de su poder o autoridad. ¿Pues no sería un alivio ver con cierta frecuencia en la Iglesia un juicio y un castigo para los que no proceden según lo debido en la administración de sacramentos, de la gracia que es de Dios y de ningún hombre? Es muchíiiiiisimo más grave hacer uso, administración indebida de los sacramentos que de mil millones de euros. Se sanciona un obispo que de forma inexplicable gasta treinta millones de euros en su residencia, y no se sanciona la administración arbitraria de los sacramentos por parte de otro. Me importa, pero en la realidad me importa un pito los millones de euros en comparación con la administración de la gracia que no es mi gracia ni de nadie más que de Dios.

En Francia, hace cuatro años en una diócesis, a un buen párroco se le ocurre celebrar la misa tradicional. El párroco removido por su obispo. Para el colmo, la misa en la que comunica a los fieles tal decisión la celebra el sr. obispo con una casulla con colores de arcoiris.

El párroco es despedido entre ovaciones, y el obispo abucheado por los fieles.

Pero el párroco se va, y el obispo se queda.

En otra iglesia (Inglaterra esta vez), las banderas del NOM ondeando sobre el altar.

Esto sí que es para protestar y manifestarse propiamente para los católicos. ¿A quién me puedo quejar? No puede ser que en la vida civil haya alguna justicia de vez en cuando – al menos alguien de la casta, aunque sea por decoro, termina por aquí y por acá en la cárcel o es juzgado – y que en la Iglesia la estemos deseando. ¿Terminan castigados los malhechores que abusan de su posición? No me refiero a los pecados de carne u otros, que por supuesto deben ser castigados en su justa medida, sino al hecho de que con la fe se haga lo que le plazca a uno. ¡No hay derecho a eso! Ya sé que hay una justicia, veraz y tremenda, para cuando se muera cada uno, pero aquí abajo en la Iglesia también debe haber juicio y vigilancia espiritual.

Y un día tras otro no pasa nada, es la “libertad”, y el “perdón”, y la “misericordia”, y todos los demás términos prostituidos y rebajados a más no poder, y en los que – abusados y tergiversados – no creo porque no hay nada en qué creer en ellos.

Así es si en la Iglesia se apaga la luz profética, y si los que la dirigen se ocupan de lo suyo y de sus pensamientos en vez de las cosas del Señor. Sí, los fieles deben obedecer y rezar por los pastores, su responsabilidad no es pequeña, pero sus errores y desvaríos son de cabras sueltas que corroen el cuerpo místico, pero no tienen el impacto y trascendencia de los que tienen el encargo de gobernar. Sus errores en la Iglesia se pagan muy caro porque es como si se multiplicasen en todo el cuerpo. Por eso Dios muchas veces manda profetas para que hablen en su nombre, y se les atienda una vez discernida su voz para el bien de la Iglesia, construida sobre los apóstoles y los profetas. Esa es la “manifestación”, la “protesta” propiamente cristiana. Esa es la protesta por la dignidad que nos interesa. Así fue profetizado con palabras y hechos en la historia de Israel. Cuando el rey se desviaba de lo mandado por el Señor, la desgracia recaía sobre todo el pueblo. David pide el censo, el Señor le responde: elige el mal con el que te voy a castigar. Salomón de dejó llevar por intereses políticos casándose con esposas de pueblos paganos que le hicieron dar culto a dioses paganos, como consecuencia acaece la división de Israel. Los reyes posteriores de Judá abandonan el culto verdadero, en el exilio te acordarás de mí.

Así también fue y será hasta el último día en nuevo Israel, que es la Iglesia. Todos somos responsables de todos, y en la Iglesia esto se eleva a nivel sobrenatural. Es mucha responsabilidad ejercer de pastor, los fieles tenemos la obligación de rezar por ellos con entrega ¿De dónde viene el protestantismo? Es el castigo de Dios por nuestra infidelidad, olvídate de otras razones. Se negoció con indulgencias y Dios no puede bendecirlo. Donde no hay bendición, hay maldición. En todo Israel no hubo un profeta para decirle al papa “al infierno el vicio que te lleva a tu concubina, o lo dejas o te vas”, y si lo hubo y no le hicieron caso, ni el papa ni su corte, sobrevino la maldición sobre todo el pueblo. De nosotros se puede reír todo lo que quieran, pero de Dios no se ríe nadie.

Con Gregorio XI hubo más suerte y Dios levantó la voz de las más potentes de la Iglesia de todos los tiempos, la de la Doctora de la Iglesia Santa Catalina de Siena, que le dijo, yeste escuchó la voz del profeta: sea varón santo, digno sucesor del glorioso San Pedro y no me sea tímido, sino haga lo tenga que hacer. Y si no, dimita por el bien de su alma y de toda la Iglesia. Y el pastor escuchó la voz de Dios. Esa es la protestaconstructiva, la que obedece y la que pide.

stá teniendo lugar un acontecimiento histórico, y el mundo debe tomar nota del gran pueblo ucraniano», que lucha por «su dignidad y por su derecho a la autodeterminación». Son palabras nada menos que del Nuncio en Ucrania, monseñor Thomas Edward Gullickson. Los católicos y el Patriarcado de Kiev se han puesto decididamente del lado de los manifestantes que han tomado la Plaza de la Independencia de la capital ucraniana, ante el temor a que el Presidente Yanukóvich someta al país a un nuevo vasallaje hacia Moscú, como en la época soviética.

Lo siento. No veo yo aquí las protestas polacas de los años ochenta, aunque también en esas Soros soltó cuartos, no tienen punto de comparación.

¿Y al lado de quién lucha el clero y los católicos apacentados por estos en Ucrania? Pero por favor, las elecciones eran previstas para dentro de un año. Yanukovich, fuera como fuera, era elegido por los ucranianos, les guste o no. Dentro de un año que elijan y que hagan las cosas con respeto a la autoridad, no con este caos. ¡Esta oposición con la que se unieron los católicos y que luchaba por la dignidad del pueblo ucraniano, contrató a los francotiradores para disparar a los mismos suyos, ¡y todo esto es reconocido por los diplomáticos europeos y americanos! ¡Despertemos ya de una vez!

Pues nada, hale, cuando hagan la próxima convocatoria del 25-S, dejadles pasar y ocupar el Congreso. En esta marcha de dignidad de 22-M, hacia Madrid de todos lados portando banderas republicanas, comunistas y de los etarras (perdón, y de los vascos), pero sin banderas españolas,

dejadles pasar y acampar, y calentarse por la noche en la Puerta del Sol, y poner barricadas, y luchar con palos de hierro contra policías porque, en efecto, y eso es verdad, nos falta y el trabajo, y la vivienda, y el futuro. Todo eso es verdad y es nuestra realidad:

Participad con los fascistas en Cataluña a reventar España, prohibiendo hablar en español y haciendo su Euro-Maidán en Barcelona, según lo tienen programado ya, con pasos bien estructurados. Tampoco aquí faltarán banderas catalanas en los campanarios y los discursos de religiosos y del clero a favor de la dignidad y autodeterminación del pueblo catalán. Si no ejercéis la autoridad como erróneamente omitió Yanukovich, esta gentuza os comerá. Espero que hagáis así y que los anarquistas fracasen como fracasaron el año pasado, ¡pero si hacéis eso en vuestra casa, no apoyéis la anarquía fuera de ella!

¡Anda que no se cuidan bien los americanos! Allí sí que no puede haber Maidán ninguno, no sea que le hagan una guerra abierta.

Una pena de 30 años de prisión por atacar con armas peligrosas a agentes de seguridad o a civiles:

10 años de encarcelamiento por llamar a presionar al Gobierno desde un escenario público:

Hasta 35 años de cárcel por causar heridas a agentes de seguridad:

25 años de reclusión por destruir o dañar instalaciones o vehículos:

10 años de cárcel por apoyar o financiar una manifestación no autorizada:

Detenciones por un máximo de 6 meses para aquellos extranjeros que participan en protestas:

¿Y qué hace nuestro aliado Erdogán en Turquía, de quien a Rajoy le faltaba besar sus píes en el mitin de su partido? Prohibiendo redes sociales y persiguiendo con saña a los manifestantes. Allí no puede haber Maidán alguno, y nadie lo reclama desde fuera. Y si lo hay, va a ser ahogado a sangre y fuego si hace falta.

¡Nazis, puros nazis entre otros no muy trigo limpio están ahora en el poder en Ucrania! Es increíble, no eran nadie hace cuatro años en las elecciones en las que el actualmente proclamado presidente Yatsenyuk por el 15-M ucraniano no llegaba al 1% de los votos en casi todas las regiones de Ucrania (su mayor éxito lo cosechó en la capital, Kiev, con un modesto 9,51% de los votos. En el resto de las distintas demarcaciones electorales sus resultados fueron intrascendentes, apenas testimoniales: desde el 0,10% en Crimea – 0,02% en Sebastopol, capital de la península – hasta el 0,66% en la provincia de Lviv.):

Pero ahora son el gobierno internacionalmente reconocido, dedicado a proclamar leyes de tipo “el ruso ya no es el idioma oficial” (en Crimea actual lo son el ruso, el ucraniano y el tártaro), como les espera a los catalanes con respecto al español cuando algún día despierten, sin saber cómo, en un nuevo estado. Así es cómo amenazan a la gente, entran en los órganos de poder con armas, sustituyen periodistas que no piensan como ellos, todo eso es la dignidad y todo eso es la pura realidad de Ucrania de ahora:

Líder actual del movimiento de ultraderecha Sector Derecho, fue arrestado en ausencia por la Justicia rusa por hacer llamamientos públicos a favor del terrorismo y de las actividades extremistas a través de medios de comunicación. “Las ideas de los socialistas nacionales gozan de gran popularidad aquí… Queremos limpiar la nación, no exactamente como lo hizo Hitler, pero algo parecido a esto”, dijo Yarosh.

¿De quién es Kosovo ahora? De Soros, cuyas empresas explotan los más ricos yacimientos mineros de toda Europa. Con el dinero de los contribuyentes americanos se machacó con misiles Serbia durante casi ochenta días. Pero el que saca la tajada de las minas de metales raros, son las empresas de Soros. La base de la OTAN en el antiguo territorio socialista, y la independencia de Kosovo, ¿qué más da? Aunque se de un poder títere a los añejo denominados terroristas por el mismo mando americano, a los líderes del ejército de liberación de Kosovo, ELK. La dignidad apoya a los rebeldes sirios, hermanos musulmanes, oposición de Gadafi, todo quisque, sin importar, pero en absoluto, de qué signo son. Ahora les sirven, mañana iremos a otra cosa. Los máximos promotores de la ideología de género en el mundo, entregan a un príncipe saudí a su país de origen, a pesar de que este les pidiera el asilo. Como es homosexual, tal vez por ser príncipe no lo decapitarán, pero se tragará la cadena perpetua. Hay intereses superiores, y no se habla más. Algunos dicen que la Iglesia Católica es la máxima resistencia contra del NOM. Pues en Ucrania el NOM se sirvió de la Iglesia Católica.

¿Por qué no nos vamos a las catacumbas? ¿Para qué estar en el mundo como sea y a precio de lo que sea, no sea que nos digan esto o lo otro? Esta UE, y no otra, estaEuropa es la que reclaman los obispos ucranianos. No puedo salir de mi asombro. Todo eso con el agravante de que la situación es extremadamente crítica y puede provocar una confrontación general, con la responsabilidad que eso supone. No creo, humanamente, que eso ocurra porque Rusia no es Irak, ni Siria, ni Serbia; es un rival que puede hacer daño, y EE. UU. lo sabe. Prefiere desgastarlo acorralándolo por todos lados, incluido el desprestigio mediático. Pero yo sé que Lunacek está aquí. Y que los jóvenes no tienen perspectiva, ni las familias, ni la educación cristiana de los hijos. La sexual sí, toda la que quieras, y por muchas cartas que escribas, seguirán así al menos que los parlamentos cambien drásticamente.

Curiosamente, precisamente esto es contra lo que advierte el clero ortodoxo:

Gobierno ucraniano y Patriarcado de Moscú coinciden en el argumento de que, si Ucrania se incorpora un día a la Unión Europea, estará obligada a aprobar el llamado matrimonio homosexual.

A finales de noviembre, el responsable de Relaciones Exteriores del Patriarcado, el Metropolita Hilarión, comparó la ideología que propaga la Unión Europea con la de la URSS, ambas «incompatibles con los valores cristianos». Hilarión denunció «la promoción del aborto, la eutanasia, las relaciones del mismo sexo» y los intentos de expulsar los símbolos cristianos de la vida pública.

Y de estos, he dicho de estos, pide ayuda la jerarquía católica.

Rusia ya se lo había dicho hace varios años: no quieren misiles en sus fronteras. Porque tienen todo el derecho del mundo a no tenerlos apuntando hacia ellos. Si pueden evitarlo, claramente. Y pueden. En Rusia ya no gobierna la caricatura del presidente

y que el occidente quisiera verlo eternamente encarnado en sus gobernantes sucesivos:

Hace tres años Medvedev les dice públicamente, no queremos misiles en nuestras fronteras, porque si los ponéis es porque podéis o dispararlos contra nosotros, o utilizarlos para amenazarnos y condicionarnos. Y si los ponéis es porque queréis la guerra, porque nadie coloca armas altamente ofensivas si no es para un posible ataque. Y antes de que me ataques tú, te atacaré yo si hace falta, ¿lo pillas? Los rusos serán como serán, pero si te dicen algo, es porque lo piensan hacer.

Luego, hace dos años, comentando a sus altos cargos, pero publicando la alocución: nos toman por idiotas y se creen que lo pueden hacer. Y por eso nos estamos armando cada vez más, para poder contrarrestar eficazmente su amenaza y, si llega el conflicto, ganar. ¿Lo pillas? Si les colocas misiles allí donde ellos no quieren, es porque les has declarado la guerra. Y el divertido ya no está gobernando allí.

No es Putin mi salvador. Es un presidente que resiste al poder hostil a su país, desde la perspectiva política, cultural y militar, sin hipocresía y eso es todo:

Desde un país que bastante tiene por sobrevivir la época comunista y atea, cuyas maldades todavía está muy lejos de combatir, lo hacen como pueden,


hacia las cuales en cambio nos encaminamos nosotros en marcha forzada, y veremos a ver si terminan bien de la cabeza las generaciones a las que enseñen masturbarse a los tres años. De los que queden, porque a este paso, sin trabajo ni capacidad de compra de ingente masa de población, solamente nos esperan revoluciones y una pérdida abismal de población, en orden al 50% para mediados de este siglo. Esto es la mañanaque nos preparan.

Por eso, cuando empezaron a sonar las campanas en las iglesias de Ucrania por temor a una catástrofe nacional,… que sea para nuestra conversión.

Y no folclore.